02 noviembre 2016

20 alimentos para combatir el Cáncer.

En la actualidad, la dieta es considerada como una de las armas principales para combatir el cáncer. Lo que comemos puede dañarnos pero también ayudarnos. Según el Instituto Nacional de Cáncer de los Estatos Unidos, cerca de una tercera parte de todas las formas de cáncer tiene relación con la dieta. Para prevenir la presencia de esta enfermedad, no solo es recomendable mantener una dieta saludable, sino también realizar regularmente ejercicio, reducir el consumo de alcohol, cuidar el peso, entre otros.

La proliferación descontrolada de células anormales en el cuerpo da como resultado enfermedades como el cáncer. El crecimiento torrencial de estas células malignas, puede afectar a cualquier órgano o tejido del cuerpo, como el pulmón, el colon, los senos, la piel, los huesos o el tejido nervioso, etcétera.



En la actualidad se desconocen las causas específicas de esta enfermedad: la exposición constante de benceno u otros químicos, así como a la luz solar o a la radiación; el consumo excesivo de alcohol o de toxinas ambientales (hongos venenosos); problemas genéticos; obesidad; virus; entre otros.

Por ello compartimos estos alimentos que, en caso de integrarlos a su vida diaria, pueden ayudar a prevenir la aparición de cualquier cáncer:

Guanábana

Es el anticancerigeno natural por excelencia. Contiene una larga y espinosa fruta verde que mata el cáncer y es hasta 10.000 veces más efectiva que los fuertes medicamentos quimioterapéuticos, todo ello sin los desagradables efectos secundarios y sin dañar las células sanas. Ataca y mata las células malignas en 12 tipos de cáncer, incluyendo el de colon, mama, próstata, pulmón y cáncer de páncreas.
guanabana

Las bayas

En este grupo se encuentran las cerezas, arándanos, zarzamoras, moras, fresas, etcétera. Gracias a sus componentes naturales, estas frutas cuentan con altos niveles de antioxidantes, vitaminas C y E, zinc, beta-caroteno, selenio, entre otros. Considera a estas frutas como un delicioso snack para una mejor protección contra el cáncer.

Cúrcuma

Ideal para condimentar cualquier tipo de alimento, es un protector contra el cáncer. Gracias a la presencia de un fitonutriente, la cúrcuma es una especia que inhibe la inflamación relacionada con la enzima COX-2, cuyos niveles son siempre altos en el caso del cáncer de colon e intestino.
curcuma

Verduras crucíferas

En este grupo se encuentran la coliflor, el brócoli, la col, las coles de Bruselas, las coles rizadas, los berros, los rábanos, mostazas y nabos. Estos tienen un compuesto químico que se llama indol-3-cardinol que puede combatir el cáncer de mama. Además, las coles poseen sulforafano fitoquímico que ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer como el de colon y recto. Entre más amargo el brócoli más glucorafanina, de donde proviene el sulforafano fotoquímico.

Ajo

Estudios preliminares indican que el consumo de ajo puede reducir el riesgo de presentar varios tipos de cáncer, especialmente cánceres del tubo gastrointestinal. La mayoría de los estudios evaluaron diferentes tipos de preparaciones con ajo y su uso en diferentes cantidades.
Si el consumo de ajo reduce en realidad el riesgo de presentar cáncer, la cantidad necesaria para reducir el riesgo todavía se desconoce ya que aún se encuentra en estudio.

El ajo es uno de los mejores bactericidas y uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio.El ajo es uno de los mejores bactericidas y uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio.
Los efectos protectores del ajo pueden derivar de sus propiedades antibacterianas o de su capacidad para bloquear la formación de sustancias que causan cáncer, detener la activación de sustancias causantes de cáncer, mejorar la reparación del ADN, reducir la proliferación celular, o provocar la muerte célular.

Espinacas

La espinaca contiene más de una docena de compuestos flavonoides individuales, que trabajan juntos como antioxidantes que combaten el cáncer. Estos elementos neutralizan los radicales libres en el cuerpo y por lo tanto ayudan a prevenir el cáncer.

De hecho, un estudio de mujeres de Nueva Inglaterra mostró menos casos de cáncer de mama entre los que comieron espinaca. Extractos de espinaca han reducido de cáncer de piel y el cáncer de estómago en animales.

Alimentos ricos en fibra

Los cuales facilitan el funcionamiento del sistema digestivo, y así evitar la absorción de productos cancerígenos. Lentejas, frijoles, semillas, granos completos, arroz, son sólo alguno de los ejemplos.

Propóleo

En el Centro Médico de la Universidad de Chicago se ha estado investigando el poder anti-cancerígeno del fenetil éster del ácido cafeico (CAPE) un componente bioactivo del propóleo. Se ha comprobado su efectividad al menos sobre las células del cáncer de próstata. En los experimentos las dosis pequeñas retardaron el crecimiento, más en dosis completas de CAPE suministradas diariamente se detuvo la proliferación de las células tumorales. Ademas de ser un excelente antiviral y antibacterial.

Las paltas

Conocida también como aguacate en algunos países, la palta posee un tipo de grasa buena que ayuda al cuerpo, especialmente al corazón. Asimismo, posee luteína, una proteína que según los expertos minimiza el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer como el de mama, próstata y boca.
paltas

Las zanahorias

Poseen una gran cantidad de betacaroteno, que puede ayudar a reducir los cánceres de pulmón, boca, garganta, estómago, intestino, vejiga prostática y mama. Aunque hay algunas investigaciones que indican que comer zanahorias puede producir cáncer, esto se da si se consume en cantidades excesivas de entre 2 a 3 kilos diarios. También es importante comerlas crudas ya que sus propiedades se pierden al ser cocinadas.

Los higos

Contienen un derivado del benzaldehído que es altamente eficaz en la reducción de tumores, según investigaciones del Instituto de Investigación Física y Química de Tokio.

La linaza o semilla de lino

Es un antioxidante natural y además es rica en ácidos grasos como omega 3, que protegen contra el cáncer de colon y enfermedades cardíacas.
linaza

Las uvas rojas

Contienen bioflavonoides, poderoso antioxidante que actúa en forma preventiva. Las uva, además, son ricas en “resveratrol” que inhibe las enzimas que pueden estimular el crecimiento de las células cancerosas y suprimir la respuesta inmune. También contiene ácido “elágico” compuesto que bloquea las enzimas necesarias para el crecimiento de las células cancerosas, ayudando a retardar el crecimiento de tumores.

La papaya y los cítricos

La vitamina C de la papaya funciona como un antioxidante y puede reducir la absorción de nitrosamina, la cual es cancerígena. También contiene folacina o ácido fólico, que reduce la displasia cervical en el cáncer de útero. A su vez los cítricos como las naranjas, los limones, estos contienen monoterpenos, compuesto que ayuda al cuerpo a expulsar los agentes cancerígenos de su interior.

La raíz de regaliz

Tiene una sustancia química natural llamada “glicirricina” que bloquea un componente de la testosterona y reduce el crecimiento de cáncer de próstata. Pero en exceso produce presión arterial elevada.
raizderegaliz

Alimentos marinos

Los alimentos marinos tienen betacaroteno, proteínas, vitamina B12, fibra, clorofila y chlorophylones. Éstos últimos son ácidos grasos que ayudan en la prevención y mejoría del cáncer de mama.

El kiwi

El kiwi ayuda a prevenir las mutaciones de los genes que pueden iniciar un proceso de cáncer. Estudios recientes han demostrado que el kiwi sirve también para inhibir el melanoma (cáncer de piel). El kiwi tiene luteína, un fitoquímico importante que se ha relacionado con la prevención del cáncer de próstata y el cáncer de pulmón.

Los kiwis son una excelente fuente de fibra dietética, que proporcionan una acción laxante, el beneficio de ésta acción es que disminuye la acumulación de metabolitos que promueven el cáncer.

Las infusiones de té verde y té negro

A diferencia de los de hierbas, estos dos tés, y sobre todo el té verde, contienen polifenoles (antioxidantes) que impiden la multiplicación de las células cancerosas. Según los estudios, los polifenoles protegen contra cánceres como el de estómago, pulmón, colon, recto, hígado y páncreas.
teverde

Los Tomates

Contienen licopeno, este antioxidante actúa contra los radicales libres causantes del cáncer. Está comprobado que el licopeno reduce los riesgos de sufrir cáncer de mamá, próstata, páncreas y colorrectal. Además los tomates son ricos en vitamina C, poderoso antioxidante que previene el daño celular.

La Nuez

Estudio realizado por científicos de la Universidad de California-Davis (EE UU), han demostrado que las nueces reducen el tamaño y la tasa de crecimiento del cáncer de próstata, además se demostró que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama. Estos frutos secos contienen muchos ingredientes que, individualmente, han demostrado desacelerar el crecimiento del cáncer, Tienen dos antioxidantes (quercetina y campferol) que inhibe el crecimiento de las células cancerígenas.

Para prevenir la presencia de esta enfermedad, es recomendable mantener una dieta saludable, realizar regularmente ejercicio, reducir el consumo de alcohol, cuidar el peso, minimizar la exposición a la radiación, a químicos tóxicos y al sol, evitar fumar o masticar tabaco, asistir a apoyo terapéutico para preservar una higiene psicoemocional (psicosomática).


fuente/consejosdelconejo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.