31 octubre 2016

¿Ser quedaría sol@ en una habitación con SOPHIA?. ¿Escuchen que dice...?

La Máquina Súper-Inteligente.

inar_md

El Dios Máquina (Deux ex Machina) quizás acaba de llegar, en un plazo de tan solo 16 años podrá pensar como cualquiera de nosotros y dentro de 50 años, superará al ser humano en todos los campos posibles, ¿Qué consecuencias y beneficios puede traer una máquina así?, ¿Qué dicen sus creadores? ¿Quién controla esa máquina? ¿Seremos esclavos de estos súper ordenadores?, quizás la ciencia ficción comienza nuevamente a cobrar un peligroso realismo en el campo de las computadoras de que tanto dependemos hoy en día.

El audio corresponde al programa Sabines, dirigido y presentado por Ferran Prat, en el que intervienen Jose Luis Camacho, de Mundo Desconocido y Artur Homs.



fuente/mundodesconocido.es

Desentierran la tumba de Cristo por primera vez en siglos.

Los restauradores que trabajan en la Iglesia del Santo Sepulcro de Israel dejarán al descubierto una losa de piedra venerada como el lugar donde Jesucristo fue enterrado definitivamente.

church_holy_sepulchre
Trabajadores remueven el desgastado mármol que ha recubierto la plataforma original del sepulcro por siglos, exponiendo una capa de material de relleno.
Los investigadores han encontrado una gran cantidad de material de relleno bajo un revestimiento de mármol instalado en 1555 en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, según informa la revista National Geographic.

«Se llevará a cabo un prolongado análisis científico, pero finalmente podremos ver una superficie de la roca original donde, según la tradición, fue puesto el cuerpo de Cristo», ha explicado el arqueólogo de la Sociedad Nacional Geográfica Fredrik Hiebert.

santo-sepulcro
  El santuario que alberga el tradicional sepulcro de Jesucristo está siendo restaurado.

La alegada plataforma funeraria se localiza actualmente en el Edículo, una pequeña capilla de mármol. El Edículo actual fue reconstruido entre 1809 y 1810 según el proyecto de un arquitecto griego. Los trabajos de restauración los realiza un equipo encabezado por Antonia Moropoulou, una experta de la Universidad Técnica Nacional de Atenas.

Según creen los científicos, el acceso a la tumba permitirá explicar por qué Helena, la madre del emperador romano Constantino, decidió que esta tumba era la última morada de Jesucristo tras identificarla durante unas excavaciones en el año 326.

fuente/MysteryPlanet.com.ar

Científicos descubren cómo funciona el efecto placebo.

La tecnología de resonancia magnética desarrollada especialmente para el estudio puede marcar el comienzo de una era de la terapia del dolor individualizada.

Científicos han identificado por primera vez la zona del cerebro en la circunvolución frontal responsable por el 'efecto placebo' en el alivio del dolor, de acuerdo con el reciente estudio del Instituto de Rehabilitación de Chicago publicado en la revista 'PLOS', según informa 'Science Daily'. En la ciencia, por 'efecto placebo', se entiende la reducción de dolor que se produce en enfermos que reciben tratamientos con sustancias inocuas, mientras los pacientes creen que son fármacos verdaderos con un efecto terapéutico.

La localización de la zona de activación del efecto placebo, que se encarga de la eliminación del dolor, puede desarrollar un tratamiento más personalizado para millones de pacientes con dolor crónico. La tecnología de resonancia magnética diseñada especialmente para el estudio puede marcar el comienzo de una era de terapia del dolor individualizada, gracias a la posibilidad de identificar cómo el cerebro de una persona responde a un fármaco.

"La nueva tecnología permitirá a los médicos ver qué parte del cerebro se activa durante el dolor y elegir el medicamento específico para esta zona", dijo Vania Apkarian, uno de los autores del estudio.

Los científicos afirman que el descubrimiento "proporcionará más datos basados en la evidencia sobre el dolor. Los médicos podrán saber en qué medida la zona del dolor se encuentra afectada por los medicamentos".

fuente/RT

29 octubre 2016

En os próximos meses y años el tema planetario será noticia. ¿Tienes idea de los que hay ahí afuera?

Comparativas de tamaño de planetas y estrellas gigantes que dejan helado...Comparación de planetas y que pueden llegar a tener un diámetro de 4 horas luz. 


Documental

El infierno de Dante y el secreto del hombre.

Imágenes de la “Divina Comedia” de Dante Alighieri de finales del s. XIV, con una reflexión de Emmanuel d’Hooghvorst en la que interpreta el viaje al Infierno. Edición de R. Arola

blancLa Divina Comedia de Dante con ilustraciones realizadas en Génova, a finales del s. XIV. (Bodleian Library, University of Oxford, MS. Holkham misc. 48)
1. Dante quiere ascender hacia la cima de la montaña pero tres animales se lo impiden
2. Dante encuentra a Virgilio
3. Dante y Virgilio ante las puertas del Infierno
4. Virgilio impide que Dante dirija su mirada a las tres Furias
5. Dante y Virgilio ante el lugar de los condenados
6. Dante y Virgilio en el fondo del infierno
7. Dante y Virgilio salen hacia la luz por la senda misteriosa
Reflexión de Emmanuel d’Hooghvorst: “Esoterismo y dédalo iniciático”
Actualmente existen pocos términos más imprecisos que los de “iniciación” y “esoterismo”, a pesar de la abundante literatura dedicada a estos temas. El buscador que trata de abordar esta cues­tión, se encuentra confrontado a una acumulación de nociones con­fusas y a veces contradictorias de las que se desprenden las ideas de conocimientos transmitidospoderes adquiridos, sobre cuya naturaleza se interroga, pero que en cualquier caso le sugieren un secreto guardado.
Ante la profusión de libros, sectas, sociedades se­cretas, que solicitan su adhesión con los términos más seductores, el buscador se ve obligado, cual viajero extraviado desprovisto de brújula, a fiarse de su instinto, muchas veces falaz, a ceder a una seducción del espíritu y del corazón. Y así, uno puede perderse du­rante años en experiencias vanas o poco provechosas. Recorrer estos dédalos ya constituye una primera prueba, según dicen. Indudable­mente, pero, ¡hay muchos dédalos muertos, de los que ningún Ícaro ha conseguido salir nunca!
“No hay ningún secreto”, “la iniciación es una mentira”, inclu­so habrá quienes digan: “¡es una fábula diabólica!”; así es como a menudo nos han contestado, pero las más de las veces, nos han dado a entender la respuesta por medio de un silencio elocuente. Se trata en realidad de un instinto de conservación puramente animal. Muchos creyentes regimentados, por ejemplo, prefieren negar el problema y reposar en la promesa de la salvación, otros, en cambio, en los descubrimientos de la ciencia. Sin embargo, todos llevamos dentro nuestro propio secreto ¿quién de nosotros no lo ha presentido nun­ca? Aquí es donde interviene una aptitud natural, una calificación dada al principio, sin la cual un tal presentimiento no engendra nada más que aquel instinto de conservación animal del que acabamos de hablar.
Quizá hallemos aquí una de las explicaciones de la palabra evangélica: “Se dará al que ya tiene”. Presentir este secreto es pre­sentir el infierno, pues el infierno es el secreto del hombre. ¿Quién osará y quién conseguirá sin perjuicios, como Dante, penetrar en este “secreto del mundo”?
Dante era un verdadero poeta, queremos decir un poeta con sen­tido, como los de la Antigüedad, guiados por una musa. La Divina Comedia suele considerarse como la expresión más completa del esoterismo cristiano. Si deseamos saber algo de ello, leamos a Dante no por su belleza sino por su verdad.
En el primer canto, el poeta se extravía queriendo alcanzar di­rectamente la cima por la “pendiente árida” que había emprendido. El paso le fue cerrado por una bestia “que nunca ha dejado pasar a nadie, sino que acosa al hombre hasta devorarlo” y que “se acopla a numerosos machos” (Infierno, I, 95-96 y 100). Así pues, para reencontrar la vía tiene que hallar a un guía, Virgilio, maestro del bello lenguaje: “Eres mi maes­tro” –exclamó Dante– “y mi autor, eres el único de quien he podido adoptar el noble estilo a quien debo el honor” (I, 85-87). Notemos este após­trofe, pues nada ha sido escrito inútilmente. Este guía era un maestro del noble estilo, llamado también en aquella época lenguaje cerra­do. Pero Dante no hubiera podido realizar este encuentro sin la intervención de tres damas: la virgen María, Beatriz y Lucía.
“Deberás seguir otra vía”, dice Virgilio, “si quieres salvarte. […] creo y pienso, pues, que para ti lo mejor consiste en seguirme. Y seré tu guía para sacarte de aquí hacia un lugar eterno, donde podrás oír los gritos desesperados, donde verás el duelo de las almas anti­guas que gimen por la segunda muerte. Más allá, verás a aquellos que están contentos incluso en pleno fuego y que esperan alcanzar un día el coro de los bienaventurados” (I, 91 y 112-120).
Dante replicó: “Condúceme allí donde acabas de decirme, a fin de que pueda ver la puerta de san Pedro y a aquellos tan afligidos de los que me has hablado” (I, 132-135). Siguiendo a su guía paso a paso Dante penetra en el secreto: “En­tonces partió y seguí sus pasos” (I, 136). Así termina el primer canto. Así comienza el camino: initium, ‘comienzo’, Dante emprendió de esta forma la vía iniciática.
A modo de conclusión de este primer canto de la Divina Come­dia, observemos, ante todo, que la vía iniciática indicada aquí aparece muy distinta de la mística habitual. Empleamos este término en su acepción actual, de realización espiritual obtenida mediante una ascesis. Además, parece que la confusión entre iniciación y mística es casi universal hoy en día. La mística se esfuerza por al­canzar directamente la cima, y es aquí donde Dante confiesa haberse extraviado en la pendiente árida. Los poderes de los ascetas, los hechos maravillosos que a menudo acompañan una gran santidad, atestiguan sin duda alguna una realización que no está al alcance de los hombres vulgares. No obstante, está muy alejada del verdadero saber y de las operaciones del Arte. A veces, la han comparado con el carácter ilusorio que incita a las moscas a estrellarse y a morir contra el cristal, sin alcanzar jamás el aire libre. Hay aquí una trampa para el buscador y esta trampa es sutil.
Una sentencia musulmana atribuida al Profeta reza: “Un sólo gnóstico es más cruel para Sata­nás que veinte mil místicos”. La mística separa el cielo de la tierra, en lugar de unirlos; no se trata, pues, de una realización humana propiamente dicha, puesto que el hombre está compuesto de espíritu y cuerpo. Incluso cuando el místico utiliza ciertas técnicas, como el yoga hindú, técnicas de purificación y de dominio, el cuerpo sólo es considerado como un soporte pasajero cuyo espíritu debe tender a desprenderse.
Ciertas sociedades “iniciáticas” se esfuerzan por conseguir la “iluminación” espiritual, o bien inculcando a sus miembros la práctica de una ascesis generalmente de inspiración hindú, o bien mediante la práctica de ciertos ritos minuciosos que supuestamente hacen “bajar” una fuerza o una “potencia” que provoca la ilumi­nación de los participantes, o bien les hacen subir los escalones de una escalera de Jacob puramente imaginaria. Cuando el fenómeno anunciado no se produce, es muy fácil explicar que no se ha llevado a cabo el rito adecuadamente, que los participantes estaban mal pre­parados y que es cuestión de entrenamiento… Cuando por otra parte algo se produce, se trata siempre de un fenómeno impermanente, que se disuelve rápidamente y que deja al operador en el mismo estado en que se encontraba antes.
De todas formas, el carácter transitorio de este tipo de ex­periencias les sustrae toda su eficacia verdadera y permite pensar que se trata de una superstición o de una reminiscencia de la verdadera regeneración cuyas llaves habrían sido perdidas. En este campo, la pureza de la intención no es una garantía para los que emprenden una vía que tiene el mismo parecido con el hermetismo tradicional que el sueño con la realidad.
El tema del descenso a los infiernos es célebre en la literatura clásica. Era el tema dominante en las iniciaciones de Eleusis. Pero no hay que malinterpretar el significado de esta katabasis. No sólo tiene un valor de enseñanza. En hebreo la palabra cheol, ‘infierno’, procede de una raíz que significa ‘pedir’. El cheol está representa­do por unas fauces siempre abiertas de una avidez insaciable y no devuelve lo que ha cogido. Cuando el viviente baja al cheol, es para quitarle algo muy preciado, es para liberar su secreto, el secreto del hombre. Dicho secreto no se encuentra en el cielo de los místicos, incluso cuando se unen aunque sea por un instante, según dicen, con el gran Todo. Este secreto se encuentra en el infierno con los conde­nados, es el de la Palabra perdida. El ignorante busca en sueños.
Dante no podía explorar estos misterios sin la ayuda de un maestro del Noble Estilo. Este descenso a los infiernos es cier­tamente una realidad, aunque figurada por los poetas cabalistas.
(Traducción: J. Lohest-Hooghvorst)
fuente/arsgravis.com

28 octubre 2016

El misterio de la última puerta del templo Padmanabhaswamy.



Filman un OVNI-UFO sobre París (Francia) y fíjense que sucede con la estela residuo del paso de una avión...

Filma un OVNI-UFO

Los primeros Faraones Extraterrestres.



Manetón Nació en Sebennito (actual Samannud, en el Delta del Nilo) y fue sumo sacerdote de Ra en Heliópolis. Vivió durante el reinado de los dos primeros faraones de la Dinastía Lágida, que son Ptolomeo I Sóter (305-283 a.C.) y Ptolomeo II Filadelfo (283-246 a.C.). Compuso la Aigyptiaká (Historia de Egipto), en la que organizó la cronología de su larga historia en forma de dinastías desde los tiempos míticos hasta la conquista de Alejandro Magno.

Manetón escribió “La Historia de Egipto” en tres volúmenes o tomos, que en realidad ya no existen, pero nos han llegado fragmentos recogidos por distintos autores. Por un lado, las citas de Flabio Josefo (siglo I d. C.) y por otro, los escritos de los llamados “padres” (autores relacionados con la Iglesia), como Julio Africano (siglo III d. C.), Eusebio de Cesárea (siglo IV d. C.) y Sincelo, conocido como Jorge el Monje (siglo IX d. C.).

Como sumo sacerdote que era, Manetón tenía acceso a los archivos reales depositados en templos y palacios, así que es de suponer que las fuentes que utilizó fueron documentos de la misma tipología que el Canon Real de Turín, la Piedra de Palermo y las listas reales de los muros de los templos. Dinastía a dinastía, Manetón nos da una versión del nombre de cada rey, los años de duración de su reinado, y a menudo también aporta datos sobre el reinado o la personalidad del monarca.

Como hemos mencionado anteriormente, no nos ha llegado nada de la historia de Egipto directamente de Manetón, sino de numerosos autores que utilizaron su obra con diversos fines. Las cronologías que detalló Manetón encajan perfectamente con el Papiro de Turín y la Piedra de Palermo. Se recoge en la Crónica de Malalas, en torno al 500 d. C., en el que se explica que “el primer Rey de Egipto pertenecía a la tribu de Cam, el hijo de Noé, llamado también Naracó, pero anteriormente a este existieron otros antiguos reinos de Egipto, ya señalados por el sapientísimo Manetón”.

Detalle del papiro que contiene la lista de regentes egipcios
              Detalle del papiro que contiene la lista de regentes egipcios


Según recoge Eusebio de Cesárea , una dinastía de dioses reinó en Egipto durante 13.900 años: el primer dios fue Vulcano, el dios descubridor del fuego, después el Sol, Sosis, Saturno, Isis y Osiris, Tifón hermano de Osiris y Horus hijo de Isis y Osiris. A estos siguieron dinastías de Semidioses, héroes que reinaron durante 11.025 años, lo que hace un total de 24.925 años.

A partir de ese tiempo, aproximadamente sobre el 3.000 a. C., reinaría el primer faraón humano. Parece que oficialmente es Menes el primer Faraón hombre, también identificado como Narmer, pero seguramente hubo algunos otros anteriores. De hecho se sabe que anteriormente a Menes reinaron otros monarcas como el Faraón Escorpión y el Faraón Ka.Según transmite Sincelo (Jorge el Monje), seis dinastías de dioses reinaron durante 11.985 años. De nuevo, Hefesto, dios del fuego, Helios o Sol, Agatodemon, Cronos o Saturno, Isis y Osiris y Tifón hermano de Osiris.

Los primeros nueve semidioses que cita Sincelo son Horus (hijo de Isis y Osiris), Ares, Anubis, Heracles, Apolo, Amón, Titoes, Sosus y Zeus, abarcando entre estos nueve semidioses un periodo de unos 2.645 años aproximadamente de reinado en Egipto.

A continuación, siguen sucediéndose dinastías de semidioses, espíritus o héroes, abarcando entre todos ellos miles de años de reinados en Egipto, en unas cifras similares a las que establece Eusebio. Y todo esto, antes de que empezara a reinar en Egipto el primer faraón según la Historia oficial.

En cuanto al aspecto físico de los seres referidos en las antiguas cronologías, según refieren los escritos, se sabe que eran descendientes de los dioses; eran físicamente mucho más altos, voluminosos y fuertes que los seres humanos, por eso se les llamaba también a menudo como “Gigantes”. A este respecto se han encontrado multitud de momias y esqueletos de individuos, repartidos por toda la Tierra, que vivieron en la antigüedad, que superaban los dos metros e incluso llegando a los tres metros de altura. Generalmente solían tener el pelo rubio y ojos claros. Por ejemplo, a través de las distintas fuentes de Manetón se habla del monarca Sesocris, de quien se dice que su estatura era de 5 codos y 3 palmos (unos tres metros).

Seres transformados como híbridos, mitad animales mitad humanos, imágenes representadas constantemente en la antigüedad, consideradas hoy en día como mitología,, pero que sin embargo para los antiguos era una religión muy real. Los dioses, seres reales que posiblemente eran ángeles caídos o demonios, aquellos que se rebelaron en el Cielo y que según la Biblia, descendieron a habitar en la Tierra, podían materializarse y desmaterializarse a voluntad y adoptar cualquier aspecto físico, por ejemplo, un híbrido de animal con humano…

Diodoro de Sicilia, un famoso historiador griego del siglo I a. C., que empleó 30 años en escribir una Historia Universal, para lo cual visitó todos los lugares y monumentos que mencionó, no dudó en escribir que los primeros monarcas del país del Nilo reinaban desde hacía 23.000 años. Otra vez asomaban dioses y semidioses en la cronología de Egipto, en un tiempo en el que todavía no reinaban los seres humanos…

fuente/veritasboss.com

IA. INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

La Inteligencia Artificial de Google ya no nos necesita para crear su propio cifrado.



El Deep Learning representa un acercamiento íntimo al modo de funcionamiento del sistema nervioso humano, y lo aplica a los sistemas de Inteligencia Artificial para que sean capaces de aprender a hacer cosas por sí mismos. Esta se está convirtiendo en una tecnología clave para procesar las ingentes cantidades de datos servidas por el Big Data, pero su evolución está empezando a alcanzar cuotas sorprendente, e incluso un poco inquietantes.

Un equipo de Google Brain, el proyecto de deep learning de la empresa del buscador, ha sido capaz de enseñarle a sus máquinas a crear su propio cifrado sin necesidad de intervención humana. Vamos, que están aprendiendo a guardar secretos bajo un cifrado que no necesariamente tenemos por qué entender... o saber descifrar.

El avance ha sido publicado en un artículo científico por los investigadores Martín Abadi y David Andersen. En él han explicado qué método han seguido para que sus redes neuronales hayan sido capaces de encontrar la manera de utilizar técnicas simples de cifrado sin que se les hayan enseñado algoritmos criptográficos específicos.

¿Cómo lo han conseguido?

Para conseguir que las inteligencias artificiales hayan sido capaces de lograr esto, el equipo de Google Brain ha realizado varias veces un experimento utilizando tres redes neuronales. Las han llamado Alice, Bob y Eve, y a cada una de ellas se le ha asignado un rol específico para simular una conversación a través de la red.

Alice era la encargada de enviarle mensajes a Bob, mientras que Eve intentaba espiarles y averiguar qué se decían entre ellos. Estos mensajes partían de un texto plano, y la misión de Alice era la de cifrarlos para que agentes externos como Eve no fueran capaces de saber lo que decían aun teniendo acceso a ellos.

Todo esto lo tenía que hacer de manera que Bob pudiera reconstruir el mensaje que le llegaba. Para que pudieran hacerlo, a Alice y Bob se les asignó una serie de números predefinidos para que los utilizasen a la hora de cifrar y descifrar sus mensajes. Eve no tenía estos números, por lo que los dos primeros tenían que aprender a combinarlos con el mensaje original para que no pudiera entenderlo.

Grafico
Evolución de los errores de reconstrucción de Bob y Eve durante el entrenamiento.

Grafico
Evolución de los errores de reconstrucción de Bob y Eve durante el entrenamiento

En los primeros intentos en los que se realizó la prueba, el cifrado de los mensajes de Alice era bastante pobre, y Eve no tenía problemas en resolverlo. Pero después de varios intentos, Alice desarrolló su propia técnica autónoma para cifrar los datos, y Bob consiguió desarrollar otra para descifrar lo que le decía.

A partir de las 15.000 repeticiones de esta experiencia, Alice fue capaz de enviarle a Bob mensajes que pudiera reconstruir sin que Eve adivinase más de 8 de los 16 bits que contenían. Esa tasa de éxito, teniendo en cuenta que cada bit era un 1 o un 0, es similar a la que se puede obtener por pura casualidad.

No sabemos cómo han desarrollado ese método


Machine Learning



La magia (o lo inquietante) de este avance en las redes neuronales es que los investigadores no saben exactamente cómo funciona el método de cifrado de Alice. Además, aunque con Bob han podido ver cómo pueden solucionarlo, no lo han podido hacer de manera que sea fácil de entender cómo lo consigue.

Y esto es una mala noticia, porque quiere decir que no siempre seríamos capaces de entender cómo funcionan los cifrados creados por estas máquinas, lo que es un peligro a la hora de garantizar la seguridad de los mensajes. Esto, de momento, hace que esta técnica de creación de cifrados tenga muy pocas aplicaciones prácticas de cara al futuro.

Aún así, los científicos de Google se muestran entusiasmados con los resultados, y ya hablan en su artículo de intentar diferentes configuraciones de red y distintos procedimientos de entrenamiento para entender mejor el proceso.

Los más catastrofistas podrían decir que es peligroso enseñarle a las máquinas a guardar secretos. Personalidades como Bill Gates, Mark Zuckerberg, Stephen Hawking o Elon Musk llevan tiempo posicionándose a favor y en contra de desarrollar inteligencias artificiales debatiendo sobre los posibles peligros que pueda suponer. Pero tranquilos, porque Google por si acaso está creando un mecanismo que nos asegure que podremos desactivarlas en el caso de que algo salga mal.

Vía | New Scientist

fuente/xataka.com

Metafísica y pirámides: No son lo que nos han contado por Gabriel Silva

27 octubre 2016

Cuentos Alquímicos.

Casi todos los cuentos que aquí se presentan no fueron concebidos como tales sino que son fragmentos de distintos tratados alquímicos, sin embargo, su modo de contar las metamorfosis de la materia filosófica recuerda la narración de los cuentos tradicionales.


Los cuentos que vienen a continuación no se  concibieron como unas historias completas en sí mismas, sino que todos ellos, menos uno que es actual, forman parte de distintos tratados de alquimia tradicionales. Sus autores eran filósofos por el fuego que se preocupaban poco por el estilo de sus escritos, pues lo que les importaba era aludir con palabras veladas al misterioso drama que le ocurría a la materia contenida en su matraz. Sus temas se refieren de una forma más velada a las operaciones que se suceden en el transcurso de su Gran Obra y por eso hablan de muerte y resurrección, de sacrificios y desmembramientos y de purificación. De los colores que aparecen tras el cristal de su atanor.

De las metamorfosis de la materia, que ellos enmascaran en forma de extraños animales. Todo ello crea un sentimiento de extrañeza en el lector que al poco, si tiene la paciencia de continuar leyendo, se transmuta en una certeza, la de estar ante unas palabras que siendo aparentemente incomprensibles le han puesto en contacto  con un misterio, un mysterium tremendum, que  tiene que ver con su esencia más profunda.
contes.L.alquimia
SELECCIÓN DE CUENTOS
“La visión de Ripley”. Atribuida a Ireneo Filaleteo.
Cierta noche, estando ocupado con mis libros, apareció ante mi confusa mirada la visión que describo aquí.
Vi un sapo rojo que bebía el zumo de unos racimos de uva con gran avidez hasta llegar a sobrecargarse con este licor y reventar. De su cuerpo emponzoñado brotó un veneno mortal; el dolor que sentía hizo que empezara a hincharse todo su cuerpo. Se aproximó a su caverna secreta, repugnante a causa de un sudor infecto, y con los vapores apestosos y humeantes de su aliento infectó toda su guarida. De dichos vapores se formó un humor dorado que, en aquel espacio y después de algún tiempo, empezó a gotear desde lo alto de la bóveda y manchó la tierra con un rocío de color rojizo. Cuando su cuerpo empezó a recobrar las fuerzas, el aliento vital le faltó. Y aquel sapo moribundo se volvió primero parecido al carbón, a causa de su color negro, y sumergido en el diluvio emponzoñado de sus propias venas se estuvo asando durante ochenta días. Intenté eliminar aquel veneno y a tal efecto puse su esqueleto sobre un fuego suave, lo que produjo una cosa sorprendente de ver pero aún más de contar. Aquél sapo fue penetrado por toda clase de colores raros y, cuando aquella diversidad de colores pasó, apareció el blanco. Seguidamente se tiñó de color rojo y permaneció para siempre en este estado. A continuación hice una medicina con el veneno así preparado; con el mismo veneno que mata y que cura a quien se aventura a tomarlo.
Gloria a quien otorga estos secretos, honor y alabanzas eternas con acción de gracias. Así sea.
(Citado por J.J. Mangetus, Bibliotheca Chemica Curiosa)

La serpiente Uroboros. Anónimo
He aquí el misterio: la serpiente Uroboros; es la composición que en su conjunto se devora, se funde, se disuelve y se transforma por la putrefacción. Se vuelve de un verde oscuro y del color del oro a la deriva. De ella proviene el rojo, llamado color del cinabrio. Es el cinabrio de los filósofos. Su vientre y su espalda son de color azafrán, su cabeza, verde oscuro, sus cuatro pies constituyen la tetrasomia, sus tres orejas representan los vapores sublimados.
El Uno proporciona al Otro su sangre; el Uno engendra al Otro. La naturaleza alegra a la naturaleza; la naturaleza encanta a la naturaleza, y no nos referimos a una cierta naturaleza enfrentada a tal otra, sino a una sola y única naturaleza, que procede de sí misma por el procedimiento (alquímico), con grandes penas y esfuerzos. ¡Oh, tu, querido amigo! Aplica tu inteligencia respecto a estas materias y no te equivocarás; al revés, trabaja seriamente y sin negligencia hasta que veas el final (de tu búsqueda)
Una serpiente extendida guarda este templo, quien la doma comienza por sacrificarla después le quita la piel y, tras haber tomado su carne hasta los huesos, construye una grada a la entrada del templo; sitúate encima y encontrarás el objeto buscado. Pues el sacerdote, al principio un hombre de cobre, ha cambiado de color y de naturaleza y se ha convertido en un hombre de plata y, si quieres, pocos días después lo encontrarás cambiado en un hombre de oro.
(Citado por M Berthelot, Collection des anciens alchimistes grecs)

“La visión de Demócrito”. Pseudo Demócrito
Después de recoger las nociones de nuestro maestro y conociendo la diversidad de la materia, nos esforzamos en hacer que concordasen las naturalezas. Pero, al morir nuestro maestro antes de que fuéramos iniciados, mientras aún nos ocupábamos del conocimiento de la materia, se nos dijo que sería necesario intentar evocarlo desde el Hades.
Y yo me esforcé en lograrlo invocándolo directamente mediante estas palabras: ¿Por medio de qué dones, recompensas lo que he hecho por ti? Tras decir estas palabras, guardé silencio. Como lo invoqué repetidas veces y le pregunté cómo podría hacer concordar las naturalezas, me dijo que le era difícil hablar sin el permiso del daimon, por lo que sólo pronunció las siguientes palabras: Los libros están en el Templo.
Al volver al Templo me puse a buscar, por si podía hacerme con la posesión de dichos libros, puesto que no me había hablado de ellos mientras estaba vivo y murió sin haber hecho ninguna disposición testamentaria, pues, según se decía, había tomado un veneno para separar su alma de su cuerpo; o bien, según su hijo, había tomado el veneno por descuido.
Su voluntad antes de morir era la de mostrar sus libros solamente a su hijo cuando éste hubiera llegado a la edad adulta. Ninguno de nosotros sabía nada de dichos libros. Como, tras muchas pesquisas, no encontramos nada, nos esforzamos mucho (por saber) cómo se unían y se confundían las substancias y las naturalezas. Cuando hubimos operado las composiciones de la materia, se celebró una ceremonia en el Templo e hicimos un festín en común.
Entonces, cuando estábamos en la nave, cierta columna se abrió de pronto, pero no vimos nada en su interior, pues ni su hijo, ni nadie, nos había dicho que los libros de su padre estuvieran depositados allí. Pero, él avanzó y nos condujo hasta la columna; nos inclinamos y vimos con sorpresa que nada se nos había escapado excepto esta fórmula preciosa que encontramos dentro: «La naturaleza se alegra en la naturaleza, la naturaleza triunfa sobre la naturaleza, la naturaleza domina a la naturaleza». Fue una gran sorpresa para todos nosotros que en tan pocas palabras hubiera recogido el conjunto de sus escritos.
(Citado por M Berthelot, Collection des anciens alchimistes grecs)

La estatua viva”. Anónimo
Después de tomar la palabra, Ostanés y sus compañeros le dijeron a Cleopatra: En ti se oculta la totalidad del misterio terrible y extraordinario. Dinos como las aguas benditas descienden de lo alto para visitar a los muertos caídos, encadenados, oprimidos en las tinieblas y la obscuridad del Hades.
Entonces, dijo Cleopatra: el espíritu y el alma se alegran de que las tinieblas se hayan alejado del cuerpo, y el alma llama al cuerpo que se ha vuelto luminoso y le dice: “¡Despierta desde el fondo del Hades, resucita fuera de tu tumba, levántate y sal de tus tinieblas! Pues has recibido la espiritualización (pneumatosis), la divinización (theiosis), puesto que la vía de la resurrección ha venido hacia ti y que el filtro de la resurrección ha penetrado en ti.”
Y  los tres se han unido en el amor, el cuerpo, el alma y el espíritu,  y se han vuelto uno, y en este uno está oculto el misterio. Mediante el hecho de su reunión, el misterio se ha cumplido: el templo ha sido marcado con un sello, una estatua se ha levantado llena de luz y de deidad.
(Del “Diálogo de la reina Cleopatra con los filósofos y sus discípulos”. Citado por H. Corbin, Libro de las siete estatuas)

“La parábola del dragón envenenado”. Thomas Vaughan
Soy un dragón envenenado, que está presente en todas partes pero que es tenido por nada; mi agua y mi fuego disuelven y coagulan. De mi cuerpo, extraerás el león verde y el rojo, pero si no me conoces con exactitud, destruirás tus cinco sentidos con mi fuego. Un veneno muy peligroso y muy rápido sale de mis narices, que ha causado la destrucción de muchos. Separa, pues, artificialmente lo espeso de lo sutil, a menos que te complazcas es una extrema pobreza. Te doy las facultades del macho y la hembra y los poderes celestes y terrestres. Los misterios de mi arte deben realizarse con magnanimidad y con un gran coraje, si es que quieres dejar que sobrepase la violencia del fuego en la prueba en la que muchos han perdido sus trabajos y su sustancia. Soy el huevo de la naturaleza, que sólo conocen los sabios, los que son piadosos y modestos, que de mí hacen un pequeño mundo. Fui ordenado, por Dios todopoderoso para los hombres, pero si bien muchos me desean, sólo me doy a muy pocos, a fin de que puedan ayudar a los pobres con mis tesoros, y que no apliquen su espíritu al oro que perece. Los filósofos me llaman “Mercurio”, mi esposo es el oro filosófico. Soy el viejo dragón presente en todas partes sobre la superficie de la tierra. Soy padre y madre, joven y viejo, débil y no obstante muy fuerte, vida y muerte, visible e invisible, duro y blando, que desciende a la tierra y se eleva a los cielos, altísimo y bajísimo, ligero y pesado. En mí, el orden de la naturaleza a menudo se invierte en color, número, peso y medida. Tengo en mí la luz de la Naturaleza. Soy oscuro y brillante, surjo de la tierra, vengo del cielo, soy muy conocido, y no obstante soy una simple nada. Todos los colores, todos los metales brillan en mí por los rayos del sol. Soy el carbunclo del sol, una tierra noble y clarificada mediante la cual podrás cambiar el cobre, el hierro, el estaño y el plomo en oro muy puro.
(Oeuvres complètes)

“La extraña historia de un león verde” R. Arola y L Vert
En primer lugar quisiera disculparme por presentarme yo mismo pero las circunstancias me obligan a ello: soy el león verde y lo que más me gusta es devorar al ardiente Sol. Si me he decidido a dar este paso es porque desde hace mucho tiempo no tengo amigos y, lo que es más terrible, en la actualidad apenas me quedan conocidos. La indiferencia de los filósofos, la ignorancia de los artistas, la arrogancia de los científicos, la mediocridad de los difusores de las ciencias ocultas y el fanatismo de los religiosos me han encerrado en una jaula apartada del devenir del mundo. Angustiado y solo, he decidido aprovechar estas páginas para dar fe de mi existencia. Aquí concluye mi pretensión, no quiero reivindicar mi utilidad, ni siquiera reanimar la búsqueda de que la era objeto en la antigüedad, pues aunque mi naturaleza sea profundamente orgullosa e iracunda, el olvido en el que he caído me obliga a ser humilde. Pero no puedo dejar pasar la ocasión que me brinda este cuento mágico para presentarme a quien tenga a bien leerlo.
Procedo de un antiguo linaje pues la primera constancia de mi existencia la dio un eremita cristiano conocido como Morieno, que vivió en Siria a finales del siglo séptimo. En la soledad de su retiro alcanzó a conocer la raíz del cielo y la tierra y logró realizar la Piedra filosofal. A nadie explicó su saber salvo a un rey omeya, Jâlid ibn Mu’awiyya era su nombre, aunque en Occidente lo llamaron Calid. Precisamente nací durante el diálogo entre el eremita y el rey. El sabio solitario enseñaba al rey la manera de hacer la Piedra filosofal por medio de extrañas imágenes que, a modo de alegorías, describían las operaciones del arte. Fue en una de ellas cuando apareció mi nombre: “Toma el humo blanco y el león verde, la almagra roja y la inmundicia. Disuelve todas estas cosas y sublímalas, y después únelas de tal manera que en cada parte del león verde haya tres partes de la inmundicia del muerto…”. Ante la extraña explicación que dio lugar a mi nacimiento, la mayoría de los humanos han creído que no existo, que sólo soy un símbolo, pero, ¿cómo no voy a existir, si formo parte del hombre?
Debo decir que hubo un tiempo en el que las mentes más privilegiadas creían en mi existencia y emprendían mi búsqueda con el deseo de conocerme. Los que lo lograron, hablaron de mí, e incluso me hicieron retratos, el primero fue en blanco y negro y se grabó en el siglo dieciséis para ilustrar un célebre libro de alquimia atribuido a Arnau de Vilanova. Se llamaba El Rosario de los filósofos. Junto al dibujo se podía leer el lema siguiente: “Soy aquel que fue el león verde y dorado: en mí está encerrado todo el secreto del arte”. Al darse a conocer mi imagen empezó mi fama. Filósofos, médicos, matemáticos, pastores, místicos, poetas, políticos me reconocieron y solicitaron… Durante casi un siglo se habló de mí, y aunque pudiera parecer extraño, todos me alababan y buscaban mi compañía. Pero con el tiempo, los hombres cultos comenzaron a no ponerse de acuerdo sobre mi identidad. Algunos me defendieron, otros me atacaron maliciosamente, y al final me olvidaron, o como mucho utilizaron mi nombre para designar un ideal, una metáfora de algo imposible.
Cuando conocí el éxito, me deje querer. Mi vanidad se sentía recompensada. Pero cuando pasó, rugí desaforadamente y procuré demostrar mi existencia, pero ¿cómo se puede mostrar lo que es evidente? Lo que está más cerca de la mirada es lo que menos se ve. Mis intentos se contaron por fracasos y mi nombre se utilizó fraudulentamente para designar no sé qué tipo de sal química. Desesperado, intenté hacerme notar a los místicos y más de uno llegó a contemplarme, pero me negaron, quizá porque les di miedo. Todos ellos siguieron buscando a su Dios en el cielo sin considerar el Sol terrestre que brillaba en mis entrañas.
Más tarde, fueron los artistas quienes intuyeron mi presencia, a alguno me manifesté abiertamente, pero, como ya nadie sabía cómo debía ser tratado ni recordaban mis modos de mostrarme al mundo, no me reconocieron, confundiéndome con un trance creativo.
Lo he dicho al comienzo, no pretendo reivindicar mi fama, ni que nadie conozca mi naturaleza, pero… ¡admitir que no existo y que soy un mero símbolo, me parece excesivo! Soy el león verde, el metal de Hermes Trismegisto, el mercurio filosófico, la sangre de la Piedra filosofal, el viento que sopla en el corazón de los elegidos.
(Pequeñas alegrías)

“Wei Po-Yang”. De un antiguo tratado alquímico chino titulado “Tsan Tung Chi”
Wei Po-Yang fue hacia la montaña para preparar unas medicinas eficaces. Se llevó a tres discípulos, pero creía que dos de ellos no tenían una fe completa en él. Una vez hecha la medicina, les puso a prueba. Les dijo: “La medicina del oro ya está hecha, pero hay que probarla en un perro. Si el perro la soporta sin ningún daño, entonces podremos tomarla; pero si muere, entonces tendremos que renunciar a ella”. Po-Yang había traído con él un perro blanco. Sólo con que la medicina no hubiera estado tratada el número de veces requeridas o que la mezcla harmoniosa de sus elementos no hubiera alcanzado el nivel necesario, contendría un poco de veneno y provocaría una muerte temporal. Po-Yang dio la medicina al perro, que murió allí mismo. Entonces dijo: “La medicina no está lista aún. El perro ha muerto. ¿Nos muestra esto que la luz divina no ha sido alcanzada? Si la tomamos, me temo que nos ocurrirá lo mismo que al perro. ¿Qué hacemos?” Sus discípulos le preguntaron: “¿La tomareis vos mismo, señor?” Po-Yang replicó: “He abandonado las vías de este mundo y he abandonado mi casa para venir hasta aquí. Me avergonzaría el volver sin haber alcanzado el hsien (la inmortalidad). Vivir sin tomar la medicina sería exactamente como morir al tomarla. Tengo que tomarla” Después de estas palabras, puso la medicina en su boca y murió allí mismo.
Al ver esto, uno de sus discípulos dijo: “Nuestro maestro no era una persona ordinaria. Ha tomado la medicina y ha muerto. Tiene que haber obrado así con una intención secreta”. Este discípulo tomó también la medicina y murió. Entonces los dos otros discípulos se dijeron: “Si se hace la medicina es para tratar de obtener la longevidad. He aquí que la medicina provoca la muerte. Vale más no tomarla y vivir algunas décadas más”. Los dos juntos se alejaron de la montaña sin tomar la medicina, con la intención de procurarse lo necesario para enterrar a su maestro y a su condiscípulo. Cuando los dos discípulos se hubieron marchado, Po-Yang resucitó. Puso en la boca de su discípulo y en la del perro un poco de medicina bien preparada. Y en pocos instantes los dos volvieron a la vida. Después, con su discípulo, llamado Yu, y el perro, siguió el camino de los inmortales. Por medio de un carnicero que encontraron, enviaron una carta de agradecimiento a los dos discípulos, que se llenaron de remordimientos al leerla.
(Citado por J. Rebotier- J.M. Agasse, Alchimie, contes et legendes)

“La montaña mágica”. Thomas Vaughan
Existe una montaña situada en medio de la tierra, o centro del mundo, que, al mismo tiempo, es pequeña y grande. Es blanda y dura y pétrea más allá de toda medida. Está alejada y, sin embargo, está al alcance de la mano, pero, debido a la Providencia de Dios, es invisible. En ella se hallan escondidos los mayores tesoros que el mundo es capaz de valorar. Esta montaña, a causa de la envidia del diablo, siempre opuesto a la gloria de Dios y a la felicidad del hombre, se encuentra rodeada de bestias muy crueles y otras aves rapaces que hacen el camino difícil y peligroso. Y por esta razón, hasta el día de hoy, porque los tiempos no han llegado aún, el camino que allí conduce no ha podido ser imaginado ni encontrado. Pero ahora, al fin, el camino será hallado por aquellos que sean dignos de él, además de por el trabajo y el propio esfuerzo de cada hombre.
Iréis hacia esta montaña, cuando aquello viene, en el curso de cierta noche muy larga y muy oscura. Cuidad de haberos preparado por la oración. Insistid para conocer el camino que conduce a la montaña, pero no preguntéis a nadie dónde se encuentra. Seguid únicamente a vuestro Guía, que se presentará a vosotros y vendrá a encontraros en el curso del camino. Pero vosotros no le conoceréis. Este Guía os conducirá a la montaña a medianoche, cuando todo está en silencio y oscuridad. Es necesario que os arméis de un valor decidido y heroico, sin lo cual tendréis miedo de las cosas que ocurrirán y caeréis hacia atrás. No necesitaréis ni espada ni otra arma corporal. Tan sólo pedidle a Dios su ayuda, sinceramente y de corazón. Cuando hayáis descubierto la montaña, he aquí el primer milagro que aparecerá. Un viento muy impetuoso y muy grande sacudirá la montaña y hará estallar las rocas a pedazos. También estaréis rodeados de leones, de dragones y de otras bestias terribles. Pero no tengáis miedo de todas estas cosas. Sed resueltos y cuidad de no volveros atrás, porque vuestro Guía, que os ha conducido hasta allí, no permitirá que ningún mal os alcance. En cuanto al tesoro, no está aún descubierto, aunque esté muy cerca. Después de este viento, vendrá un temblor de tierra que derribará todo lo que el viento había dejado y lo allanará todo. Pero estad seguros de que no seréis derribados. Después del temblor de tierra, seguirá un fuego que consumirá toda la mugre de la tierra y descubrirá el tesoro. Pero no podréis verlo aún. Después de todas estas cosas y cerca del alba, habrá una gran calma, veréis como se levanta la estrella de la mañana, la aurora se os aparecerá y percibiréis un gran tesoro. Lo más importante y perfecto que contiene es cierta tintura exaltada, por medio de la cual, si se ha servido a Dios y si se es digno de tal don, el mundo puede ser teñido y transformado en el oro más puro.
Esta tintura, empleada según la instrucción de vuestro Guía, os hará jóvenes si sois viejos y no tendréis ya mal alguno en ninguna parte de vuestros cuerpos. Con la ayuda de esta tintura también encontraréis perlas de una excelencia inimaginable. Pero no os atribuyáis nada de vuestros poderes presentes, contentaos solamente con lo que vuestro Guía os comunicará. Alabad a Dios perpetuamente por éste, su don, y cuidad de no usarlo para gozos mundanos; empleadlo en trabajos que sean contrarios al mundo. Usadlo rectamente y gozad de él como si no lo tuvierais. Llevad una vida templada, sin pecado, de otro modo vuestro Guía os abandonará y seréis privados de esta felicidad. Sabed esto en verdad: aquél que haya abusado de la tintura y no viva de un modo ejemplar, con pureza y devoción ante los hombres, perderá este beneficio y no le quedará ninguna esperanza de encontrarlo de nuevo. He aquí la descripción que nos han hecho de la montaña de Dios, el Horeb místico y filosófico que no es nada más que la parte más elevada y más pura de la tierra.
(Oeuvres complètes)
fuente/arsgravis.com

Los secretos de la PIEDRA DE INGÁ y sus impactantes símbolos ocultos.

La piedra de Ingá, situada en Brasil es una maravilla arqueológica mundial. Tiene más de 6000 años y centenares de símbolos extraños. 

Científicos de todo el mundo han intentado descifrarla sin éxito, lo único que se conoce es que posee caracteres egipcios, fenicios, sumerios también similares al rongorongo de la isla de pascua y sobretodo símbolos del lenguaje nostrático, el más antiguo y raro de la humanidad. 

En la piedra aparece la constelación de orión, la vía láctea, mensajes de un desastre mundial que vendrá en el futuro, métodos para abrir puertas mentales y viajar a mundos dimensionales, fórmulas matemáticas, ecuaciones y muchas otras cosas impactantes. 

¿Quién demonios dejó escrito hace 6000 años semejante conocimiento en esta piedra? 

¿Cómo es posible que supieran todo esto en el pasado?





fuente/Gran Misterio VM

Mecánica cuántica, experimento de la doble rendija.



Tu mente puede controlar la materia.

La conciencia podría ser el factor oculto en la ecuación cuántica,

El famoso experimento de física cuántica conocido como el experimento de doble rendija, desde hace décadas proveyó evidencias impactantes de habilidad mental para controlar la materia, (vea el video para una simple ilustración de este experimento).

Partículas atómicas también se demostró que son ondas. Ya sea que se manifiesten como ondas o como partículas, dependió de quien las miraba. La observación influyó en la realidad física de las partículas, en lenguaje más técnico, la observación colapsó en función de la onda.

El físico austriaco Erwin Schrödinger ideó una ecuación para mostrar las propiedades ondulatorias de la materia. Sin embargo, la observación no está considerada en esta ecuación, o en cualquier otra ecuación cuántica, porque es subjetiva y no objetiva, explicó el ingeniero y físico Alan Ross Hugenot, de la Asociación Internacional de Estudios Cercanos a la Muerte (IANDS), en la conferencia en Newport Beach, Calif., el 29 de agosto de 2014.

Hugenot tiene un doctorado en ciencias de ingeniería mecánica, y ha tenido una exitosa carrera en ingeniería marina, sirviendo en comités que escriben normas de construcción naval de Estados Unidos. Estudió física e ingeniería mecánica en el Instituto de Tecnología de Oregón. Hugenot habló de una teoría que expone el asunto de la observación.

El Dr. Evan Harris Walker, un físico que trabajó para el Laboratorio de Investigación Balística-Aberdeen Proving Grounds del Ejército, trató de incluir la observación de la ecuación de Schrödinger. En 2000, Walker describió dos variables ocultas. Una de ellas es el canal de la voluntad, la otra es el canal de la conciencia, explicó Hugenot.

El canal de voluntad, lo que desea una persona, es positivo. El canal de la conciencia, que está en la mente de la persona, es negativo, dijo Hugenot. Un positivo y un negativo se anulan entre sí, por eso, estas dos funciones no aparecen en las ecuaciones. Pero cuando se juntan, la función de la onda colapsa.

La mayoría de la gente tiene mucho en su mente, lo que necesitan tomar en camino a casa, desde el trabajo, qué citas se les ha presentado, etcétera. Estos pensamientos, en el canal de la conciencia a menudo bloquean al canal de la voluntad, dijo Hugenot. La conciencia y la voluntad no están sincronizadas. Pero, si lo estuvieran, la gente podría materializar lo que ellas deseen. Ellos podrían hacer que las cosas se vuelvan realidad.

“Su mente controla la materia”, definitivamente, dijo Hugenot a la multitud de una conferencia.

“Sé que usted no sabe cómo hacerlo. ¿Cuántas personas aquí son pianistas de concierto? ¿Aquí nadie es un pianista de concierto? ¿Por qué no? Porque no practicaron... Pero hay personas que son pianistas de concierto, ¿no es así? Y ¿qué han hecho? Muchos fracasos, gran cantidad de estudio, mucho aprendizaje para saber cómo hacerlo”.

“Estoy trabajando en ser un medio, para que yo pueda aprender a hacer algunas de estas cosas”, dijo y agregó “No me limito a nada”. (fuente/lagranepoca.com/Por Tara MacIsaac)

Mejora tu visión

Esta confirmado usted puede regenerar la vista sin necesidad de anteojos y cirugía: Solo necesita hacer esto cada día y el cambio se nota...




Cuando no se utiliza algunos de los músculos durante mucho tiempo se sabe que se van a debilitar.
Un ejemplo perfecto es una lesión en la pierna como un hueso roto (peroné) en la cual se supone que debes estar relajado y usar una silla de ruedas por un tiempo con el fin de permitir que sane el hueso.
Mientras tanto los músculos no estarán activos y por lo tanto se vuelven más débiles. Esto es lo mismo con los músculos que rodean los lentes de los ojos.
Sucede cuando se usa lentes como muchos lo hacen y no realizan ejercicios para los ojos, la visión poco a poco se va debilitando. Los músculos de los ojos necesitan ejercitarse como cualquier otro músculo en el cuerpo.
Durante el tiempo que se va re-construyendo la visión se debe tomar algunas pautas:

1. Evitar la presionar duro los ojos y se recomienda cerrar los ojos por varios minutos en cada 2-3 horas.
2. Implementar gimnasia para los ojos, que contienen 16 ejercicios (seguir estas líneas con los ojos (IMAGEN)
practica-ojos

3. Deshacete de tus lentes
4. Implementar masajes todos los días en los puntos específicos: (IMAGEN)
5. Aplicar una ligera presión en el globo ocular con la punta del dedo índice y medio.
6. Presionar el globo ocular ligeramente para que no se sienta ningún dolor. A continuación, presionar estos puntos con el dedo índice dos veces.
7. Es recomendado mirar en la distancia cuando se camina hacia afuera.
8. Consumir jugo de zanahoria con unas gotas de aceite de oliva de forma continua.
9. Lavar los ojos con agua tibia.
10. Evitar la PC o portátil por lo menos 2 horas antes de acostarse.
11. Poner en práctica el ejercicio de la India “Trataka” a fin de establecer la visión:
En el primer período del Trataka, se debe concentrar en una imagen o algún elemento y mirarlo durante un tiempo, teniendo en cuenta el objetivo final de tener el cerebro centrado en la imagen con pensamientos claros.
Cuando los ojos comienzen a lagrimear, cerrarlos y dales un descanso. El objetivo de este ejercicio es que aguantes lo más que pueda antes de que las lágrimas comiencen a fluir de tus ojos.

ASTRONOMÍA. Desconcierto científico: el 'rebelde' Niku parece alineado con cinco objetos anómalos.

Los científicos suponen que los objetos transneptunianos se pueden haber esparcido descentrados del resto del sistema solar por la atracción gravitatoria del misterioso 'Planeta Nueve'.

Los astrónomos han encontrado que el objeto transneptuniano (TNO, por sus siglas en inglés) 2011 KT19, descubierto por los científicos el pasado agosto y apodado 'Niku' (rebelde en chino), parece alineado con cinco objetos anómalos, informa el portal Space.com. Lo deducen por la manera anormal en la que gira alrededor del Sol.

Entre sus rarezas, los autores del descubrimiento destacan que se desplaza de manera ascendente, a unos 110 grados respecto del plano del sistema solar. Además, el objeto se balancea hacia atrás alrededor del Sol, a diferencia de lo que hace la mayoría de cuerpos del sistema solar.

La naturaleza retrógrada y extremadamente inclinada de las órbitas de 'Niku' y otro TNO apodado 'Drac' ha llevado a los científicos a tratar de determinar si hay más objetos con características orbitales similares. Los astrónomos han descubierto otros cuatro objetos con órbitas retrógradas o casi retrógradas y también muy inclinadas. Dos de estos objetos son centauros, cuerpos que orbitan entre Júpiter y Neptuno.

Las simulaciones por ordenador han demostrado que 'Niku' y 'Drac' pueden haber permanecido en sus órbitas durante cientos de millones de años. Los investigadores también suponen que en este grupo puede haber más objetos inclinados.

Entretanto, todavía no está claro por qué estos seis objetos están aparentemente agrupados. Los astrofísicos Konstantin Batygin y Michael Brown, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, han descubierto que se pueden haber esparcido descentrados del resto del sistema solar por la atracción gravitatoria de 'Planeta Nueve', un mundo unas 10 veces mayor que la Tierra situado unas 500 veces más lejos del sol que la Tierra.

Otro posible origen de este grupo, de acuerdo con los investigadores, es la "marea galáctica". Según explican los astrónomos, los objetos se mueven hacia arriba y hacia abajo dentro del disco de la galaxia a medida que el Sol gira alrededor del centro de la Vía Láctea. Mientras tanto, "fuerzas de marea se ejercen sobre el sistema solar, que se cree, en general, que tienen diversos efectos, tales como perturbar la nube de Oort y lanzar cometas al interior del sistema solar", explica Mateo Payne, científico del Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica en Cambridge, Massachusetts (EE.UU.).

fuente/RT

Queda muy poco para acabar el 2016 y...

La Segunda Venida de Jesucristo se ‘producirá’ en 2016, según un rabino experto en textos sagrados.

codigo-biblia

Dicen que la Biblia tiene un misterio código oculto en el que se puede leer el futuro de la Humanidad y en el que se pueden descifrar lo que le depara a nuestra Humanidad, es el llamado “Código Secreto de la Biblia” que popularizara Michael Drosnin a finales de los 90 del pasado siglo XX.

Ahora ha sido un experto en textos bíblicos, la Torá judía y la Biblia, el rabino Matitiahu Glazerson, quien ha vaticinado la llegada del Mesías para 2016, sería la Segunda Venida.
El rabino decía que el texto sagrado tiene una serie de pasajes que esconden códigos ocultos y que serían importantes de poder analizar, se encuentran en el Génesis 49:1, en el que se habla de Jacob y los últimos momentos de su vida: “Como ya se encuentra en su lecho de muerte, Jacob reúne a sus hijos en torno a su cama con el fin de compartir con ellos lo que sabe sobre el fin de los días: ‘Venid aquí, juntaos, y os diré lo que os ha de acontecer en los días venideros'”.
Según el rabino todo tendría un significado, Jacob no podía hablar del futuro por lo que dejó esas claves ocultas. Según sus cálculos el Génesis 49:1 en el año 5776 del calendario judío -2016 en el normal- sucedería la Segunda Venida: “La venida del Mesías se producirá en el año 5776. Si todas las fechas que se han descifrado son correctas, Jesús volvería a la Tierra el día 23 de diciembre del año 2016”.
fuente/cadizdirecto.com