27 enero 2017

China: cultura extraterrestre.

Sun Shili, ex Oficial de Asuntos Exteriores de China, presentó reveladores conocimientos de que existen extraterrestres en la tierra. Afirma que pueden encontrarse en todas partes, desde los estratos más bajos de la sociedad hasta los niveles más altos de la industria y el gobierno.
La nueva China es mucho más abierta a las pruebas de los extraterrestres en su cultura y su historia, incluso un equipo financiado por el Gobierno estuvo explorando la misteriosa pirámide que algunos investigadores afirman que es una antigua y gigantesca base extraterrestre.
Pero algunas de las estructuras del poder que controlan China todavía tienen vestigios del antiguo régimen autoritario, elementos que luchan contra la libertad de información, Internet y incluso la libertad de mensajería de texto privado. Décadas de restricciones diseñadas para amordazar a la gente tal como hicieron a Sun Shili, y a medida que se facilita el control en China, comienza a brillar una luz a través de las nubes de tormentas turbulentas. En las últimas dos décadas, organizaciones de investigación OVNI y Paranormales han surgido en China.
En China hay una revista bi-mensual, con una circulación de 400.000 ejemplares dedicada a la investigación de Ovnis. Los medios de comunicación conservadores que pertenecen al estado, también informan de los avistamientos de Ovnis regularmente, lo que contrasta con la organización del gobierno Occidental que, como regla, niega cualquier contacto humano verificable con un extraterrestre. Los aficionados de los Ovnis en China alegan tener el apoyo de eminentes científicos y contactos con el hermético ejército, dando plena respetabilidad científica a su trabajo.
El pueblo chino acepta lo misterioso con los brazos abiertos. Siempre han estado interesados en lo raro, lo extraño, lo inexplicable. Su literatura antigua y textos, algunos de los más antiguos del mundo sin contar los antiguos escritos de Sumeria y el Tíbet, está abarrotado con descripciones de visitantes místicos, sorprendentes encuentros con extraterrestres y extraños visitantes que aparecen de repente en aldeas remotas de China.
En la actualidad, China tiene más organizaciones OVNI apoyadas por organizaciones científicas reales, universidades y la comunidad en general, que cualquier otra nación en la tierra. Muchas de las organizaciones ahora son financiadas por el Gobierno que una vez les suprimió. Casi todos caen bajo la bandera o están asociadas con la Sociedad Nacional de Estudios Extraterrestres (NASETS). El crecimiento de estas organizaciones es casi exponencial, tal vez no es demasiado sorprendente en un país con una población superior a los 1.300 millones de personas.
La organización del dominio exclusivo de ingenieros y científicos acreditados y un tercio de los miembros de NASETS también son empleados del gobierno. El resto proceden de universidades o centros de investigación industrial. Los miembros también deben tener doctorados en sus campos científicos o de ingeniería y tener al menos varios estudios publicados y revisados por colegas sobre Objetos Voladores No Identificados o extraterrestres. Entre los cientos de científicos acreditados con NASETS, Sun Shili es uno que promueve la idea de que los extraterrestres viven y trabajan entre los seres humanos en la actualidad.
Actualmente dirige la respetada Sociedad de Investigación OVNI de Beijing, un brazo debidamente relacionados a la NASETS que abarca todo. En 1971, Sun fue testigo de un notable objeto flotando sobre los campos de arroz en una remota región de China. Trabajando en el área para cumplir una misión del Gobierno durante la “Revolución Cultural” de Mao tse-Tung, Sun avistó un objeto brillante de luz que zumbaba hacia arriba y hacia abajo en el cielo.
Dice que en el momento asumió que era algún tipo de dispositivo de control del Gobierno, aunque la tecnología que impulsaba el objeto estaba en realidad mucho más allá que de cualquier país de la tierra, y no fue hasta años después cuando  leyó los encuentros con OVNIs y comprendió que el objeto que vio no fue fabricado por el hombre. El punto de vista de Sun no es único, es compartida por muchos otros.
Entre quienes están de acuerdo con Sun, se encuentra el científico de cohetes Shen Shituan. Shen es el Presidente fidedigno de la Universidad aeroespacial de Beijing, una posición prestigiosa y poderosa. Shen es también un honorario director de los 50.000 miembros gubernamentales de la China OVNI Research Association.
Shen subraya que todos los informes de contacto extraterrestre son importantes para la asociación. Sun y las organizaciones de investigación OVNI – ET en China creen que resolviendo el enigma de los OVNI podrían conducir a formas de muy avanzadas tecnologías, incluida la energía no contaminante y casi ilimitada.
Sum afirmó que localizó a los extraterrestres que se hacen pasar por seres humanos y están arraigados en la sociedad.
Mientras que la civilización humana está siendo destruida bajo la hipocresía que guía el sistema tradicional científico y pseudo-religioso Occidental, el conocimiento que precisan en estos momentos la población humana sobre la presencia extraterrestre que han sido informados, podría muy bien estar encabezada por China. El gobierno de China, a pesar de sus casos de abusos de los derechos humanos, parece haber preparado a los miembros de su sociedad de forma constructiva, sobre el tipo de conciencia potencialmente vital, que los gobiernos Occidentales continúan negando a los miembros de sus propias sociedades.
fuente/veritasboss.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.