03 febrero 2017

¿El cabello de Donal Trump esconde un enigma?. Buscamos respuestas.


Imagen relacionada

Descubren el secreto del 'pelazo' que luce Donald Trump.

No hay ningún personaje en el mundo que, en estos momentos, acapare más titulares de prensa que Donald Trump. De él, estamos empezando a saberlo casi todo. Incluido cual es el secreto para tener ese pelazo que luce.
Y el encargado de revelarlo ha sido Harold Bornstein, un doctor del Lenox Hill Hospital que presume de ser, desde 1980, médico personal del actual presidente de los Estados Unidos.
En una entrevista concedida al diario The New York Times, Bornstein ha revelado que Donald Trump lleva décadas tomando una droga llamada finasteride. Se trata de un fármaco derivado de los esteroides que se utiliza clínicamente (y en dosis muy bajas) para tratar la alopecia.
Según su testimonio, Trump también toma habitualmente rosuvastatina, un medicamento para el colesterol, tetracycline, para tratar ese enrojecimiento tan característico de su rostro, y una aspirina diaria para prevenir posibles infartos.
Más allá del parte médico, hay que destacar que el doctor Harold Bornstein (especialista en gastroenterología y medicina interna) es un personaje peculiar, que se ha convertido en una auténtica sensación en las redes sociales. Su peculiar imagen física seguramente ayuda a ello. Pero, ¿quién es realmente este hombre?
Bornstein comenzó a hacerse popular en 2016, cuando redactó un informe en el que que aseguraba que Trump era el candidato a la Casa Blanca que mejor salud había tenido en los últimos cien años. Dicho informe fue bastante cuestionado en los medios, básicamente porque el doctor no aportaba datos sobre ninguna prueba médica realizada, que confirmasen sus conclusiones.
El propio Trump publicó en Twitter un comentario agradeciendo el informe y elogiando al doctor. Pero, curiosamente, al mencionar su nombre de pila se equivocó y, en vez, de escribir Harold, puso en su lugar Jacob Bornstein. Ese error despertó algunas dudas. ¿Era realmente este hombre el médico personal del magnate y ahora presidente? De ser así, ¿cómo puede alguien olvidarse del nombre de su médico?
La realidad es que el tal Jacob Bornstein al que mencionaba Trump, era el padre de Harold, quien si fue su médico personal hasta 1980, fecha en la que supuestamente el hijo heredó esa misión. Lo que parece demostrar que el actual presidente de Estados Unidos tiene más presente en su cabeza al padre que al hijo.
Sea como sea, sí parece cierto que Harold Bornstein ha revisado el estado de salud de Donald Trump en alguna ocasión. Aunque algunos dudan de que la relación profesional entre ellos sea tan estrecha como para considerarle su médico personal, tal y como él se autoproclama.
fuente del texto/libertaddigital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.