02 marzo 2015

Un extraño ruido detectado por el GEO 600 podría probar que vivimos en un holograma.

El detector de Hanóver quizá se haya topado con el límite fundamental del espacio-tiempo

El detector de ondas gravitacionales GEO 600, de Hanóver, en Alemania, registró un extraño ruido de fondo que ha traído de cabeza a los investigadores que en él trabajan. El actual director del Fermilab de Estados Unidos, el físico Carl Hogan, ha propuesto una sorprendente explicación para dicho ruido: proviene de los confines del universo, del rincón en que éste pasa de ser un suave continuo espacio-temporal, a ser un borde granulado. De ser cierta esta teoría, dicho ruido sería la primera prueba empírica de que vivimos en un universo holográfico, asegura Hogan. Nuevas pruebas han de ser aún realizadas con el GEO 600 para confirmar que el misterioso ruido no procede de fuentes más obvias. Por Yaiza Martínez.

Gran espejo. Los componentes ópticos del haz de láser del GEO600 están hechos de cuarzo fundido. Fuente: Instituto Albert Einstein de Hanóver

Tendencias21 publicaba un artículo en el que se aunciaba la puesta en marcha del GEO 600 de Hanóver, en Alemania, un detector de ondas gravitacionales que se creía podía revolucionar la astronomía. La misión del GEO 600 consistía en detectar de manera directa lo que nunca antes había sido detectado: las elusivas ondas gravitacionales, que son ondulaciones del espacio-tiempo producidas por un cuerpo masivo acelerado –como un agujero negro o una estrella de neutrones- y que se transmiten a la velocidad de la luz. Estas ondas gravitacionales fueron predichas por la Teoría de la Relatividad de Einstein, pero en realidad sólo se han podido recoger evidencias indirectas de ellas.

Tampoco el GEO600, en sus años de funcionamiento, ha conseguido detectar de forma directa las ondas gravitacionales pero, según publicó recientemente la revista Newscientist quizá, casualmente, se haya topado con el más importante descubrimiento de la física en los últimos 50 años.

Gigantesco holograma cósmico

Un extraño ruido detectado por el GEO600 trajo de cabeza a los investigadores que trabajan en él, hasta que un físico llamado Craig Hogan, director del Fermi National Accelerator Laboratory (Fermilab), de Estados Unidos, afirmó que el GEO600 se había tropezado con el límite fundamental del espacio-tiempo, es decir, el punto en el que el espacio-tiempo deja de comportarse como el suave continuo descrito por Einstein para disolverse en “granos” (más o menos de la misma forma que una imagen fotográfica puede verse granulada cuanto más de cerca la observamos).

Según Hogan, “parece como si el GEO600 hubiese sido golpeado por las microscópicas convulsiones cuánticas del espacio-tiempo”. El físico afirma que si esto es cierto, entonces se habría encontrado la evidencia necesaria para afirmar que vivimos en un gigantesco holograma cósmico.

La teoría de que vivimos en un holograma se deriva de la comprensión de la naturaleza de los agujeros negros y, aunque pueda parecer una teoría absurda, tiene una base teórica bastante firme.

Los hologramas de las tarjetas de crédito y billetes están impresos en películas de plástico bidimensionales. Cuando la luz rebota en ellos, recrea la apariencia de una imagen tridimensional. En la década de 1990, el físico Leonard Susskind y el premio Nobel Gerard ‘t Hooft sugirieron que el mismo principio podría aplicarse a todo el universo.

Unidades de información

Según esta teoría, nuestra experiencia cotidiana podría ser una proyección holográfica de procesos físicos que tienen lugar en una lejana superficie bidimensional. Desde hace algún tiempo, los físicos han mantenido que los efectos cuánticos podrían provocar que el continuo espacio-tiempo convulsionara descontroladamente a escalas muy pequeñas. A estas escalas, la red espacio-temporal podría granularse, y estar compuesta de diminutas unidades (similares a los píxeles) de un tamaño de aproximadamente cien trillones de veces el tamaño del protón.

Si el ruido captado por el GEO600 ha registrado estas hipotéticas convulsiones, según Hogan, la descripción del espacio-tiempo cambiaría radicalmente. Eso supondría considerar el espacio-tiempo como un holograma granulado, y describirlo como una esfera cuya superficie exterior estaría cubierta por unidades del tamaño de la longitud de Planck (distancia o escala de longitud por debajo de la cual se espera que el espacio deje de tener una geometría clásica).

Cada una de estas “piezas” del mosaico universal sería, asimismo, una unidad de información. Y, según el principio holográfico, la cantidad total de información que cubre el exterior de dicha esfera habría de coincidir con el número de unidades de información contenidas en el volumen del universo.

Detección posible o error de fondo

Teniendo en cuenta que el volumen del universo esférico sería mucho mayor que el volumen de la superficie exterior, este galimatías se complica aún más. Pero Hogan también señala una solución para este punto: si ha de haber el mismo número de unidades de información o bits dentro del universo que en sus bordes, los bits interiores han de ser mayores que la longitud de Planck. “Dicho de otra forma, el universo holográfico sería borroso”, explica el físico.

El rayo láser del detector de ondas gravitacionales sólo puede verse con un dispositivo especial. Fuente: Wolfgang Filser/Max Planck Society.

El rayo láser del detector de ondas gravitacionales sólo puede verse con un dispositivo especial. Fuente: Wolfgang Filser/Max Planck Society.

La longitud de Planck ha resultado demasiado pequeña para ser detectada hasta la fecha, pero Hogan afirma que el GEO600 ha podido registrarla porque la “proyección” holográfica de la granulosidad podría ser mucho mayor, de alrededor de entre 10 y 16 metros.

Lo que ha detectado el GEO600, en definitiva, podría ser la borrosidad holográfica del espacio-tiempo, desde el interior de este universo holográfico. Cierto es que aún está por demostrar que el extraño ruido captado, de frecuencias entre los 300 y 1.500 hertzios, no proceda de cualquier otra fuente, reconoce Hogan.

Esta posibilidad también ha de considerarse, dada la sensibilidad del detector para captar desde el ruido del paso de las nubes hasta el de los movimientos sísmicos terrestres. De hecho, los investigadores del detector se afanan continuamente en “borrar” ruidos de fondo detectados por el GEO600, para poder definir lo importante.

Nuevas pruebas

De cualquier manera, si el GEO600 hubiera descubierto el ruido holográfico procedente de las convulsiones cuánticas del espacio-tiempo, entonces ese ruido obstaculizaría la detección de las ondas gravitacionales. Sin embargo, por otro lado, el hallazgo podría suponer un descubrimiento incluso más fundamental, sin precedentes en la historia de la física.

Según publicó recientemente la web del GEO600, para probar la teoría del ruido holográfico, la sensibilidad máxima del detector ha sido modificada hacia frecuencias incluso más altas.

Los científicos consideran que el GEO600 es el único experimento del mundo capaz de probar esta controvertida teoría, al menos en la actualidad.

fuente/ tendencias21

¿Los Aienígenas se contactan con los Humanos?. Tema vida Extraterreste.

¿Seres Interdimensionales en un parque de atracciones?

Os muestro un extraño video grabado en el año 2009 y nuevamente ha saltado la controversia, fue grabado en un parque de atracciones de WD, las imágenes muestran un ser aparentemente translúcido que consigue incluso atravesar las rejas del parque sin esfuerzo, caminando por el recorrido del parque e incluso sobre la hierba y el agua.





Algunos, especulan sobre que el ser que aparece es una forma de psicoimagen, algo similar a las psicofonías pero en vídeo, otros afirman que es un fantasma, yo personalmente soy cauto pero… tiene poca pinta de haber sido montado o tratarse de un CGI (imagen generada por ordenador)

Eso me recuerda la asombrosa intervención de un radio oyente del programa Coast To Coat que nerviosamente mantuvo la siguiente conversaciónque os pongo en el video inferior con el locutor de radio Art Bell




fuente/Mundo Desconocido

Satelite Soho de control de actividad solar capta el 1 de marzo del 2015 OVNI-UFO

Impresionantes imágenes históricas. Olas Congeladas. Escuchar el sonido del agua de mar congelándose.

La ola de frío en EEUU ha dejado estas insólitas e históricas imágenes de olas del mar congeladas.Estas fotos fueron capturadas por el fotógrafo Jonathan Nimerfroh en las costas de la isla de Nantucket, Massachusetts.


2

En este otro vídeo de You Tube, vemos un fenómeno similar filmado el 15 de febrero de este año, en Canadá, que unido al mágico y terapéutico sonido del mar y las olas congelándose nos transporta a un estado de bienestar.


La ciencia confirma que la cúrcuma es tan efectiva como 14 medicamentos.

La cúrcuma es una de las plantas que más ha sido investigada. Sus propiedades medicinales y componentes (principalmente curcumina) han sido objeto de más de 5.600 revisiones y estudios biomédicos publicados.

curcuma


De hecho, nuestro proyecto de investigación de cinco años en esta planta sagrada ha revelado más de 600 aplicaciones preventivas y terapéuticas, así como 175 efectos fisiológicos beneficiosos distintos.

Dada la gran densidad de investigación realizada en esta notable especia, no es de extrañar que un número creciente de estudios han llegado a la conclusión de que se compara favorablemente con una variedad de medicamentos convencionales, que incluyen:

Lipitor/atorvastatina (medicamentos para el colesterol): Un estudio del año 2008 publicado en la revista Drugs in R & D encontró que una preparación estandarizada de curcuminoides de la cúrcuma se compara favorablemente con la atorvastatina (nombre comercial Lipitor) en la disfunción endotelial, la patología subyacente de los vasos sanguíneos que lleva a la aterosclerosis, en asociación con la reducción en la inflamación y el estrés oxidativo en pacientes diabéticos tipo 2.

Corticosteroides (medicamentos esteroides): Un estudio de 1999 publicado en la revista Phytotherapy Research encontró que los polifenoles en la cúrcuma, el pigmento de color azafrán conocido como curcumina, se compara favorablemente a los esteroides en el tratamiento de la uveítis anterior crónica, una enfermedad inflamatoria del ojo. Un estudio del 2008 publicado en Critical Care Medicine encontró que la curcumina se compara favorablemente con el medicamento dexametasona (corticosteroide) en un modelo animal como una terapia alternativa para la protección de la lesión pulmonar asociada al trasplante regulando los genes inflamatorios. Un estudio anterior, publicado el 2003 en Cancer Letters encontró que el mismo fármaco se compara favorablemente con la dexametasona en un modelo de lesión pulmonar por isquemia-reperfusión.

Prozac/Fluoxetina y imipramina (antidepresivos): Un estudio del 2011 publicado en la revista Acta Poloniae Pharmaceutica encontró que la curcumina se compara favorablemente con ambos fármacos para reducir el comportamiento depresivo en un modelo animal.

curcuma
Aspirina (disolvente sanguíneo): Un estudio in vitro y ex vivo en 1986 publicado en la revista Arzneimittelforschung encontró que la curcumina tiene efectos moduladores antiplaquetarios y de prostaciclina comparado con la aspirina, lo que indica que puede tener valor en pacientes propensos a la trombosis vascular y que requieren terapia anti-artritis.

Drogas anti-inflamatorias: Un estudio del 2004 publicado en la revista Oncogene encontró que la curcumina (así como el resveratrol) eran alternativas eficaces a los medicamentos aspirina, ibuprofeno, sulindaco, fenilbutazona, naproxeno, indometacina, diclofenaco, dexametasona, celecoxib, y el tamoxifeno en ejercer actividad anti-inflamatoria y anti-proliferativa contra células tumorales.

Oxaliplatino (medicamento de quimioterapia): Un estudio del 2007 publicado en el International Journal of Cancer encontró que la curcumina se compara favorablemente con oxaliplatino como un agente antiproliferativo en líneas celulares colorrectales.

Metformina (medicamento para la diabetes): Un estudio de 2009 publicado en la revista Biochemitry and Biophysical Research Community exploraron cómo la curcumina podría ser útil en el tratamiento de la diabetes, encontrando que activa la AMPK (que aumenta la captación de glucosa) y suprime la expresión del gen de la gluconeogénesis (que suprime la producción de glucosa en el hígado) en células de hepatoma. Curiosamente, encontraron que la curcumina es 500 veces a 100.000 veces (en la forma conocida como tetrahidrocurcuminoides (THC)) más potente que la metformina en la activación de AMPK y acetil-CoA carboxilasa (ACC).

Otra forma en la que la cúrcuma y sus componentes revelan sus notables propiedades terapéuticas es en la investigación de los cánceres resistentes a los medicamentos y a múltiples fármacos.

Teniendo en cuenta el gran historial que la cúrcuma (curcumina) tiene, siendo utilizada como alimento y como medicina en una amplia gama de culturas, desde hace miles de años, un fuerte argumento puede ser hecho para el uso de la cúrcuma como una alternativa a medicamentos o adyuvante en el tratamiento del cáncer .

O, mejor aún, usa cúrcuma orgánica certificada (no irradiada) en dosis culinarias más bajas en una base diaria para que las dosis heroicas no sean necesarias más adelante en la vida después de que una grave enfermedad se establezca. Nutrirte a ti mismo, en lugar de automedicarte con “nutracéuticos”, debería ser el objetivo de una dieta saludable.

Fuente (traducido al Español por EmpoderaSalud): http://www.greenmedinfo.com/blog/science-confirms-turmeric-effective-14-drugs#_edn1

Un destino, dos líneas temporales–Actualización del proceso de cambio evolutivo.

parallel-dimension


Las dos Tierras habían seguido cursos paralelos, pero cada vez más alejadas una de otra. De hecho, más que dos, tres líneas temporales permanecían más o menos estables, aunque solo dos de ellas habían cobrado relevancia y fuerza suficiente. La más negativa y destructiva, se había convertido en una posibilidad muy pequeña, y aunque estaba coexistiendo como una realidad paralela de las otras dos, pocas personas se encontraban 100% enganchadas a la misma…

Así podría definir el estado actual del proceso evolutivo en el que nos encontramos en estos momentos. Y es que, hace un par de días, hicimos otra sesión de conexión con aquellos que nos asisten, desde esos otros planos y niveles desde los cuales se tiene una visión completamente global del proceso de cambio evolutivo que estamos viviendo, y del cual, desde dentro del mismo, somos incapaces de comprender como están yendo los acontecimientos.

Así, de aquella historia de los dos barcos que os conté hace ya meses, intentando poner en una analogía lo que estaba sucediendo, tenemos pues una pequeña actualización.

Hecho esto, espero, retomemos de nuevo el curso de la narración para ver, a vista de pájaro, el rumbo que ha tomado la humanidad actualmente.

Dos líneas temporales, dos velocidades, un mismo destino

Como creo que todos ya sabéis, no hay forma de parar el cambio evolutivo en el que estamos involucrados. La posibilidad que existía en el pasado de que se consiguiera evitar esto, fuera pequeña o grande, es inexistente en estos momentos, así que estamos abocados sin freno a un cambio de realidad, un cambio de nivel evolutivo, frecuencial, de vida, etc. Sin embargo, hay dos ritmos muy diferentes para ello.

El primero de esos ritmos y velocidades pertenece a la línea temporal que habíamos llamado la “nueva Tierra”, pertenece al barco que se separaba de la “Tierra actual” y que ponía rumbo directo hacia ese paso de nivel. Parece que pocas personas consiguieron subirse a ese barco y mantenerse fuertemente anclados a él durante el tiempo que ha durado la cercanía entre líneas temporales, y los vaivenes, idas y venidas, conexiones vibracionales y saltos de una línea a otra, han terminado por hacer que los pasajeros del viejo barco, la mayoría, hayan “decidido” quedarse casi todos en el mismo para encauzar el rumbo de la “Tierra vieja” hacia el mismo destino que el de la “Tierra nueva”, pero a un ritmo más lento (la verdad es que me pregunto si estas analogías tienen sentido y explican el concepto que quiero transmitir, pero es que no se me ocurre otra forma de ponerlo sencilla y llanamente).

Así, tenemos los dos barcos, la dos “Tierras”, camino del mismo puerto final, dejando atrás la línea temporal de “no paso de nivel” que existió durante una temporada para todos y cada uno de nosotros. Ahora mismo, creo que no hay nadie que no esté abocado en este proceso evolutivo al cambio, pues la línea temporal que nos incluye a la mayoría de seres humanos, estemos en el momento personal en el que estemos, va en la misma dirección que la línea temporal “ideal”, que se ha separado por completo, o prácticamente, en los últimos meses.

La línea “ideal”
Aquellos que nos asisten y nos responden con su visión de como están yendo las cosas, han denominado siempre “línea ideal” a aquella que llegaba y completaba el proceso de cambio de nivel evolutivo lo más rápidamente posible, en cuestión de pocos, muy pocos años (luego os pondré algunas fechas, pero me arriesgo a que las toméis como puntos fijos y no como orientación, pues eso es lo que se queda siempre grabado en la psique del ser humano, no me hago responsable de vuestras asociaciones y expectativas al respecto ;—)).

En esa línea ideal, en estos momentos, año 2015, explicado de forma lineal, está habiendo una revolución de la conciencia a nivel planetario, millones de millones de personas han “despertado” (en el sentido más amplio) y ha habido una revolución del estilo de vida en todo el planeta. La consecuencia de esta revolución masiva, fue lo sucedido el año pasado, 2014 y quizás antes, en la línea temporal “ideal”, donde cambios drásticos en el planeta, naturales y no naturales, terminaron por desmontar el sistema de control, y la raza humana dijo “basta” a muchas cosas. La raza humana decidió que no quería seguir viviendo como hasta ahora y decidió ponerse manos a la obra para ejecutar el cambio a nivel planetario. Estoy hablando de una realidad paralela, tu y yo, que estamos en esta, no hemos vivido eso, pero otras partes de nosotros si que lo están viviendo, pues existimos en diferentes líneas y realidad temporales simultáneamente, aunque nuestra conciencia solo esté enfocada en una de ellas, en este caso, en la línea donde esto no ha sucedido.

Así, ¿que detona que, en este año 2015, en otra línea temporal esté sucediendo una revolución planetaria de conciencia que no sucede en la línea en la que estamos ahora? Algo que pasó en los años anteriores, culminando en el 2014, donde enormes cambios físicos, geopolíticos, económicos, y demás, buenos y malos, pues incluyen conflictos muy importantes que ahora mismo no existen en nuestra realidad, llevaron en la línea ideal a catalizar el ansia de cambio de las personas, pues la raza humana de esa línea llegó al límite de lo que se podía o se quería soportar, y la revolución que está sucediendo, en este 2015, en esa línea paralela, la línea ideal del cambio evolutivo, ha sido el detonante de que se aceleren las cosas en ese barco que va camino, rápido, pero muy rápido, de la “nueva Tierra”.

Cuando pregunté por el recorrido lineal de sucesos, en estos momentos, en el año 2016, me respondieron que, en la línea temporal ideal, la gente está llevando a cabo transformaciones a un ritmo acelerado de limpieza planetaria y de cambios estructurales, dónde masivamente las personas han cambiado su forma de vivir, existen en unión más con el planeta, con la naturaleza, y las ciudades, en ese 2016 de la línea directa, se abandonan por completo, o, las que se mantienen, han cambiado su estilo de vida drásticamente a una forma muy sostenible. La manera en la que nos transportamos y movemos de un sitio a otro y usamos la energía es limpia y natural, algo que llevamos tiempo pidiendo a gritos una buena parte de la humanidad.

Recordad que el tiempo es simultáneo, y recordad que, desde fuera de la realidad 3D en la que existimos, el tiempo es simplemente una dimensión que puede percibirse como eventos estáticos, algo así como lo que se ve al final de la película Interestelar, donde el protagonista podía percibir todos sus momentos del pasado a la vez como fotogramas. De igual forma, los que nos explican estas cosas, están en esa posición, pudiendo percibir todos los momentos como imágenes estáticas de todas las líneas temporales en las que la Tierra co-existe y la raza humana con ella.

Siguiendo con mis preguntas sobre los eventos de la línea ideal, pregunté si, en el año 2017, la raza humana ha logrado un cambio radical. Y si. El cambio masivo de nivel evolutivo, de realidad, de matrix, se produce en este año 2017 en esa otra línea de tiempo, de ahí que nos la denominen la “ideal”. Han cambiado, nos decían, las estructuras geopolíticas y el concepto de “país”, la libertad de moverse por donde uno quiera en el planeta está implementada sin ningún tipo de restricciones, tanto a nivel físico como “energético” (es otro tipo de realidad, menos física). La raza humana coexiste como “raza unida”, pero bajo un precepto que aun ni siquiera llegamos a imaginar ahora. La configuración física del vehículo orgánico que usamos ha cambiado.

En estos momentos, un porcentaje muy pequeño de la población está enganchado (tiene su esfera de conciencia orientada y anclada) a los eventos de esa línea. Como dije antes, si tu estás leyendo este artículo conmigo, todo esto no ha sucedido en la línea temporal en la que existimos, y que os comento ahora.

La línea de salto “lento”

¿Porque no hemos experimentado nosotros lo que nos explican se ve que ha sucedido en la línea “ideal”, en el barco que navega raudo hacia la “nueva Tierra”? Porque se detuvo. Se detuvieron todos los conflictos e intentos que nos llevaban a un enfrentamiento mundial enorme, fuerte y catastrófico, precursor de un cambio, pero a un alto precio de caos y dolor. Todo eso estaba listo para que sucediera, cuando a principios del 2014, las líneas temporales estaban más unidas y esto era solo una posibilidad.

Lo primero que nos recordaban aquellos que nos ayudan, es que la humanidad co-crea su futuro. Y fue el deseo de la gente de que nada sucediera, de que se pidiera ayuda a los de “fuera”, y que hubiera un gran deseo de paz, consciente o inconsciente, que hizo que todo eso se detuviera en una de las líneas temporales, en la que estamos ahora. Pensamos siempre que estos cambios dependen de alguien o algo de fuera, pero, aunque en gran parte dependen de la evolución del planeta, como ser vivo y autoconsciente que es, el ritmo y tiempo del cambio depende casi exclusivamente de la humanidad, como creadora de su propio destino, en su conjunto más amplio. Las fuerzas que nos asisten desde fuera, extraplanetariamente, están para contrarrestar a las otras fuerzas, de polaridad contraria, que extraplanetariamente buscan parar ese mismo cambio. Puesto que en ese nivel ya estamos cubiertos, ahora, el resto, depende de nosotros. En una de las líneas se dejó que el choque fuera frontal y drástico, en esta se bloqueó por completo.

Y es que hemos de pensar que el 90% de la población, si no más, no está interesada en un cambio de nivel frecuencial, o evolutivo, de hecho, ni siquiera se lo plantean, o conocen su existencia o se dan cuenta de donde estamos metidos como raza. Ese 90% o más de la humanidad, solo quiere un mundo de paz, quiere vivir tranquila, y quiere olvidarse de tanto conflicto, crisis, guerras y demás.

Pues bien, debido a que ese es el deseo consciente o inconsciente de la raza humana, eso es lo que estamos manifestando. Un mundo camino a una estabilidad de paz, de tranquilidad, de vivir en calma. Esto no es lo mismo que un cambio frecuencial de la realidad, no es lo mismo que un cambio de nivel evolutivo, es la manifestación de un planeta donde se vive como hasta ahora, pero sin el sistema de manipulación, de guerras, de conflictos, de estructuras que nos oprimen, etc. Puesto que esto es que lo que estamos co-creando, eso es lo que vemos reflejado en el mundo.

La situación en el mundo en la línea de cambio “lenta”

Cuando digo que estamos la mayoría de seres humanos en la línea de cambio lenta, me refiero a que este cambio evolutivo, aunque se va a dar si o si, es a largo plazo. A muy largo plazo al menos comparado con la línea ideal. Aquí no tengo fechas, puede que pasen 10 años, o 500, no lo sé, porque no se me ocurrió preguntarlo como lo hice para la otra línea y sobre todo, porque aquí hay mucho avance o retroceso según las fuerzas que lo promueven o las fuerzas que se oponen a él.

¿Que quiere decir esto? Si observamos la situación del mundo en estos momentos, en esta línea temporal, dos grandes fuerzas chocan entre si, y de ese choque van a saltar chispas y cambios a muchos niveles, lo que traerá las consecuencias adecuadas para detonar ciertos ajustes que nos lleven hacia ese mundo de paz y tranquilidad que ansia la mayoría de personas en pocos meses. Esas fuerzas son, a nivel geopolítico, los dos grandes bloques que se enfrentan por imponer su control en el mundo, por un lado, los BRICS y los países que les apoyan, por otro lado, USA, Europa e Israel, como los que se oponen al cambio y desean mantener el rígido sistema actual y sus estructuras de poder, control y manipulación.

De los movimientos que haga el bloque de los BRICS principalmente, y de la “derrota” del otro bloque, saldrán nuevas estructuras mundiales, en el mismo nivel evolutivo, frecuencial y vibratorio en el que estamos, pero con una forma de vida que paulatinamente será más positiva, calmada, serena y en paz. A este respecto, recordad lo que nos decían en la ultima sesión de hace ya varios meses hablando de la situación en esta línea temporal “lenta”:
David: Volviendo a los procesos de cambio paulatino y demás… de los acontecimientos que vemos en el planeta, parece que todo se mantiene “contenido”, en calma relativa…que parecía que iban a intentar ponernos el planeta patas arriba y sin embargo hasta ahora los acontecimientos se están dando sin causar tremendos estragos…

Guía: Hay un esfuerzo enorme para que así sea. Ha entrado mucha ayuda, especialmente, como ya habíamos comentado, hacia Rusia, sobretodo … estamos hablando físicamente, en vuestra realidad, ahora… aunque China también está creciendo, pero tiene varios frentes interiores, dentro del mismo país, así que en general siguen más bien la estela rusa, quieren estar presentes, a ver que es lo que hay, como se posicionan, pero más como estrategia, que como liderazgo… ahora, de momento, quien lleva todo el peso de restablecer o cambiar las cosas es Rusia…

D: y son los que van a hacer que los cambios por venir sean lo más suaves posibles

G: Eso se intenta… espera… [pausa]… …bueno…ocurren tantas cosas que no sabéis, bueno, pero que también dan igual… lo que si que es importante es que tenéis que pensar que tenéis, el ser humano tiene, escondida, pero tenéis al fin y al cabo, una tecnología tan avanzada… que proviene de intercambios con otras razas, si, pero que ya existe en vuestro planeta una tecnología tan avanzada que puede hacer cosas tanto para hacer “mal” como para hacer el “bien”, si me dejas que hable de este modo dual… pues esa misma tecnología, bien usada, puede contrarrestar muchas de las cosas que suceden ahora en vuestra esfera planetaria… bueno, tampoco te estoy hablando de nada nuevo, esto ya lo hemos hablado otras veces.

D: Bueno, es muy positivo ver que, en los últimos meses, los intentos de generar mayores problemas y conflictos no se manifiestan y las transiciones parece que se van a dar mucho mas suaves de lo que hasta hace algunos meses se preveían como futuros alternativos o probables para la humanidad…

G: Si, ahora es gracias a la ayuda que recibe Rusia, y China, que le sigue, que todo se mantiene más o menos estable… ya ves que siguen habiendo intentos de seguir prendiendo la llama que genere conflictos, pero de momento no les está dando resultado. Ya veremos que sucede.

D: Bueno, me alegro al menos de que todo vaya a mantenerse más o menos en calma. Lo interesante, es que las conexiones o percepciones que hemos tenido, varios de nosotros, con la nueva realidad, es un entorno tremendamente limpio, natural, maravilloso…

G: Lo es, y lo veréis en su momento… cuando los cambios lleguen realmente a la esfera política, social, económica, etc., empezareis a tener las herramientas para empezar a vivir mejor, ya que vuestro planeta tiene todos los recursos y más que necesitáis, para todos los que estáis viviendo ahora en un cuerpo humano. ¿Que pasa?, que ahora está todo manipulado por la forma en la que se usan estos recursos y la forma en la que se os hace vivir, sobretodo en la mal llamada sociedad civilizada, que precisamente es la que más contamina, mal-usa y crea todos los problemas que tenéis en el planeta… porque se pueden hacer las cosas de otra forma, mucho más limpia y natural, y no quieren que se hagan así las cosas, porque a algunos no les interesa… en el momento en el que, por ejemplo, Rusia y los países que le apoyen, puedan tener realmente el poder sobre estas estructuras actuales bajos las que vivís, os será mas fácil empezar a aplicar estas tecnologías para ir recuperando un modo de vivir más acorde a la nueva realidad a la que luego, poco a poco, os iréis conectando.

D: Entiendo…

G: Todos los seres humanos, todos queréis vivir en paz, es lo único que deseáis, que podáis hacer vuestras cosas, desarrollar el trabajo que queráis desarrollar, etc., y todo eso se puede hacer de una forma limpia, porque ya existe la tecnología para ello, ya está en vuestro planeta, solo tiene que salir a la luz, tiene que dejar de estar disponible solo para unos cuantos… pero eso va a suceder… hay muchas personas que ya están teniendo acceso a eso, entendiendo como trabajar con el planeta, con las leyes naturales, de forma limpia… no se ha querido que sea así por lo que ya sabéis, por la matrix y por querer tener controlada a toda la masa de la población, ya que la contaminación, la alimentación, etc., forman parte de las vías de manipulación y control a las que estáis sometidos… para tener a la gente esclavizada en un trabajo, enganchada a temas emocionales, de miedos, etc., etc.

D: como una antesala del cambio…

G: Claro, porque la comida será más sana, el aire será mas limpio, porque todo lo que entre por la parte mental y emocional será limpio, y eso será un gran paso… y luego, lo que vosotros veis cuando estáis conectados en meditación a esa nueva realidad, a ese nuevo nivel evolutivo, esas imágenes, impresiones o vivencias que veis, eso, que ya existe desde hace tiempo, como te había dicho, caerá como la nueva realidad para todos vosotros. Todo empieza por la transformación de las personas en este nivel, y la transformación de vuestra realidad actual, y cuando las personas estéis mas limpias, y estéis desconectados de esa matrix, estaréis mucho más conectados con vuestro ser, y cuando tienes línea directa con tu ser, puedes hacer cosas que ahora no puedes hacer, y crear realidades que ahora no puedes crear, y podréis crear lo que queráis, en esa realidad que llamáis nueva Tierra, o nueva densidad, o nueva matrix. ¿entendéis?

En estos momentos, ya no es posible mover la “línea lenta” hacia la línea “ideal” de forma masiva, entonces, ¿hacia donde vamos en esta línea temporal? Hacia un mundo “3D” de paz y estabilidad, en el cual, una vez se haya conseguido todo esto, podremos empezar a notar los cambios reales hacia un cambio de nivel evolutivo superior. ¿Porqué? Porque casi la totalidad de las personas, solo se empezarán a interesar por un desarrollo personal y espiritual, que les lleve a esa nueva “Tierra”, cuando su mundo material se haya estabilizado, calmado y se viva en paz. Solo a partir de aquí posiblemente muchos se pongan a trabajar en ellos mismos, algo que ahora mismo no se hace, porque la realidad “de ahí fuera” te mantiene ocupado en otras cosas, precisamente para que no hagas eso, trabajar en ti mismo.

¿Nos interesa ir más rápido? Entonces si que hay que cambiar de línea temporal, y saltar a la ideal, algo que ahora mismo, por la diferencia frecuencial, solo se puede hacer de forma individual y exige un trabajo personal muchísimo más grande que todo el necesitado hasta ahora. No hay manual para ello, en todo caso, solo tu ser o esencia puede dictarte como hacerlo, algo que seguiremos viendo en los próximos artículos.

Por/ David Topí

01 marzo 2015

LA FASE. ¿Quién ha limitado el desarrollo humano?

"Los humanos podemos ver, oír, movernos y experimentar sensaciones que nos son familiares. ¿Pero terminan ahí nuestras facultades? ¿Es posible que alguien nos haya arrebatado, para sus propios fines, nuestra facultad más importante prohibiendo incluso que se mencione? Como resultado, hay algo por ahí que ha transformado para siempre la historia y la cultura del hombre - algo de lo que no sabemos nada.

¿Qué nos están ocultando?

¿Quién ha construido un imperio privándonos de lo mejor que puede ofrecernos la vida?

¿Quién ha limitado el desarrollo humano y quién tiene algo que ganar con ello? 

¿Qué se esconde dentro cada uno de nosotros y qué nos reserva para el futuro?"




Si queires leer el libro LA FASE de forma gratuita, Clica la imágen:


http://obe4u.com/files/la_fase.pdf




Los 13 consejos del Dr. Hamer para sanarse.

Dr. Hamer
1- No dejarse ganar por el pánico
 
El entrar en pánico hará que la central de comandos ejecute un programa, y establecerá el programa donde deba. En ese momento, la persona pierde la conexión funcional coherente del cerebro. Muy a menudo, la gente muere en pánico. La persona no debiera entrar nunca en pánico ni hacer entrar en pánico a los demás. Hay que tener un enorme cuidado con el entorno y especialmente con quien recibe de nosotros. ¡AMENSE! Ámense ustedes mismos y también ámense entre ustedes. AMARSE tiene un doble sentido de gran valor terapéutico. Si uno se ama a sí mismo, primero, no hará ningún conflicto consigo mismo, ni de desvalorización, ni de culpabilidad. Si se ama a los demás entonces no hará ningún conflicto con los demás.
NO ENTRAR EN PANICO significa que el enfermo nunca debe asustarse y QUE LOS TERAPEUTAS JAMAS deben asustar al enfermo. De lo contrario, hasta un resfriado se vuelve incurable, ya que provocará una generalización. Entrar en pánico es comprarse un boleto de ida.
Por ejemplo: decirle a una madre en tono lo-siento-mucho-señora-mi-más-sentido-pésame-lamentablemente-tengo-malas-noticias, que su hijito tiene leucemia es un asesinato. ¡Porque la leucemia no es una enfermedad! ¡Es el primero de cinco pasos biológicos naturales de regeneración de la sangre después de un conflicto cuya respuesta biológica fue una anemia!

2- Soportar la vagotonía
Alrededor de las 22 hs se desencadena normalmente el impulso máximo de la vagotonía. El nervio vago es el más poderoso nervio del organismo: no hay manera de vencer al sueño. Ese es nuestro ritmo ancestral: el hombre es un animal diurno, en su código biológico de comportamiento antiguo de cuatro millones de años, está grabado que debe cazar, recoger frutos, actuar de día y reposar de noche. Es durante la noche que todo está automatizado para que el organismo concentre su trabajo en el tubo digestivo.
 
Tenemos menos actividad cerebral, cardíaca, respiratoria. Es normalmente por la noche que toda enfermedad se hará más insoportable porque es durante esa vagotonía el cerebro repara mejor y puede haber más edemas. Se puede hacer algo para reducir esos edemas para que sea mas soportable pero sólo reducirlos porque si se impide que actúen, nunca se logrará la reparación, puesto que los elementos re-constitutivos no llegarán a reparar.

Si la vagotonía es muy fuerte, la cabeza puede sentirse caliente al punto tal que uno puede ducharse la cabeza y tener los cabellos prácticamente secos sin necesidad de usar el secador, simplemente por la termogénesis de conductibilidad. Esto sucede cuando la cabeza está “aplastada” por edemas biológicos: en ese momento, HAY QUE AYUDAR.

3- Todas las noches, hacer el balance diario

Hay que saber si no se ha “trabajado” demasiado durante el día. Si es así, reposo obligatorio el día siguiente (para las enfermedades importantes como el cáncer, fibromialgia, artritis, etc…). La persona debe curarse. Puede hacer muchas cosas, pero debe ocuparse de su enfermedad por encima de todas las cosas. No debe esperar QUE ALGUIEN O ALGO LO CURE, hay que motivarlo.

Hay un doble mensaje en esto. Debe ocuparse de sí-mismo, que haga un repaso de su jornada en su cabeza, interesarse en la vida, que tome notas, que haga ese balance. Si hizo demasiado, debe reposar al día siguiente porque de lo contrario entra demasiado en estrés, en actividad, con lo que el cerebro vuelve a la simpaticotonía deteniendo la vagotonía. Allí se detiene la curación.


4- Todas las mañanas tomar un lápiz y planificar su día
Hay que respetar el plan y prever al menos 6 horas de reposo además de la noche. Estas son las reglas para los grandes enfermos y tienen que luchar contra sus angustias. El que está en silla de ruedas querrá siempre asistir a muchas reuniones para demostrar y demostrarse que puede hacer lo que todo el mundo. ES UNA REACCION DE ESCAPE, es un juego perverso. HAY QUE CONCENTRARSE EN SU CURACION porque ésta es posible. Hay que evitar entrar en el estrés de la acción.

Con 6 horas de reposo, además de la noche, tenemos suficiente vagotonía. El cerebro tiene una fuerza extraordinaria para curarnos a pesar de todo lo que hacemos contra eso (entre los miedos, las peleas, los mensajes deprimentes o terribles que recibimos durante el día y a causa de las acciones).
5- Hacer siempre lo absolutamente necesario primero
Si eso sobrepasa 3 horas de esfuerzo físico o psicológico, hay que detener lo superfluo y descansar, con el corazón alegre porque estamos haciendo lo que corresponde para curarnos, y no lo contrario. La mayor parte de la gente se deprime, se desmoraliza, tienen miedo de descansar: tienen el ESTRÉS DE SU PROBLEMA, DE SU DECREPITUD Y ESE ES UN CONFLICTO SECUNDARIO MUY FUERTE. “YA NO PUEDO HACER NADA, NO SIRVO”.
Hacer lo absolutamente necesario primero va a permitir a la persona probarse que existe todavía, pero hay que cronometrar el tiempo. La persona enferma quiere demostrar que puede hacer, pero si pasa 3 horas físicas o psicológicas, debe detenerse. Lo mejor es leer lectura liviana, divertida, ver películas divertidas y pueden verla cuantas veces quieran si las alquilan. Es la terapia por la risa, puesto que si se detiene en los noticieros, con guerras, accidentes, o películas de muerte, de violencia, inconscientemente se sobre-estresa con imágenes liminales y subliminales.

DURANTE LA RECUPERACION , ME OCUPO DE MI, ME AMO, ME CUIDO, ME MIMO. ES VITAL. ES LA MANERA DE CURARSE. No alcanza con decodificar y aceptar (a veces sí) sino que hay que respetar la reparación también.

6- Rechazar todo enfrentamiento
Recriminar, discutir con su entorno es uno de los mayores dramas que garantizan la recaída o la imposibilidad de curarse. “Necesito de ustedes, de su ayuda y no de su oposición permanente”. Porque uno sustrae calorías y fuerzas de las que necesita el cerebro para reparar y al monopolizar la energía para combatir generalmente el enfermo está expuesto al juicio de quienes lo rodean, y estos no saben nada, solo hablan por hablar y el enfermo no zafa, no sale del estrés.

Aquí reproduzco una frase que Claude Sabbah atribuye a su abuelo: “Si la gente que no tiene nada que decir se callara, habría un gran silencio en la superficie de la Tierra. Son siempre los que no saben nada los que cacarean”.
Acá estamos hablando de una elevación en el nivel de la conciencia humana.

7- Privilegiar el reposo nocturno
El ser humano es un ser diurno. Todos sus ritmos biológicos básicos están programados sobre la base del ritmo solar. Por supuesto, puesto que la noche para el enfermo es normalmente el momento de mayor dolor, y en algunos casos con la angustia inconsciente de “¿Despertaré o moriré?”, es bastante difícil mantener esos ritmos. Hay que desdramatizar eso. Además, puesto que no han hecho demasiado durante el día, no están lo suficientemente cansados para dormir bien de noche.

Entonces, no hay que dudar en modificar el horario de sueño. Debe privilegiarse el reposo nocturno en la medida de lo posible pero, si eso no es fácil, no hay que dudar en quedarse despierto hasta las 2 ó 3 de la mañana, mirando documentales, tomando uno que otro café (el café también reduce el edema cerebral). De ese modo, el enfermo sabe que por un buen rato no pueden dormir entonces aguantan hasta donde pueden: cuando pasan el período habitual de gran vagotonía, y después de haberse dado el gusto de trasnochar leyendo, escribiendo, pensando sanamente, positivamente, sin estrés…allí se van a dormir y se levantan al mediodía. Después, a medida que mejoran, vuelven paulatinamente, una hora por día, a su horario normal.

8- Comer sanamente y liviano
Ensaladas, frutas, cosas crudas, o cocinadas a la parrilla, para que sea fácilmente asimilable. Si come mucho, digerir le consumirá muchas calorías y es mejor guardar lo más posible para la curación.
A EVITAR ABSOLUTAMENTE: EL ALCOHOL EN VAGOTONIA.
9- Sanarse normalmente si aparece el dolor.
Puede tomar remedios alopáticos y homeopáticos como es de costumbre, eso no pondrá la curación en peligro.
10- Esperar pacientemente la verdadera mejoría
Si uno no se deja asustar por los pequeños o grandes inconvenientes de la reparación y espera tomando el mejor reposo posible, la mejoría va a llegar. Si se pasó el punto culminante de la fase de reparación, la persona tendrá tantos edemas que puede haber manifestaciones molestas, como dolores, vértigos, fiebre si los edemas están en el tronco cerebral, malestares. Esto NO DEBE ASUSTAR A LA PERSONA : no se trata de cosas graves sino de esfuerzo de reparación. Hay que esperar pacientemente sin poner en marcha la idea de “estar sonado” sino no hay cura.

Es el principio de la persona que tiene edemas en sus fibras y que con ello se agrava durante un tiempo su dificultad motriz en una esclerosis múltiple, por ejemplo. Debido a nuestra cultura ancestral basada en la apariencia de las enfermedades, esto nos lleva a tener pánico, ir al hospital urgente, perfusión de corticoides en grandes cantidades, lo que cambia a la persona porque bombea todos los edemas y deja de doler…pero no está curada y el proceso va a comenzar quizás con más violencia.

11- Jamás permanecer mucho al sol o con la cabeza cerca de una fuente de calor
El calor multiplica por cuatro el tamaño del edema cerebral. En ese momento, se ejerce una enorme presión y se corre el riesgo de una crisis de epilepsia fuerte. En general, se recomienda al gran enfermo de evitar ponerse al sol durante un año, incluso en el mar. Puede estar bajo la sombrilla, bañarse pero hasta ahí nomás.

Si la cabeza está cerca de una fuente de calor, lo mismo. CONVIENE PONER HIELO SOBRE LA CABEZA.


El Dr. Hamer menciona un caso típico: el hombre de negocios que tiene serios inconvenientes porque su empresa está muy mal en diciembre. En enero, su esposa e hijos se van de vacaciones al mar por un mes. El 15 de enero, el hombre soluciona su problema y salva su empresa. Va a reunirse con su familia a la playa y se pone a tomar sol: lo que él no sabe todavía es que acaba de salir de un conflicto psicológico de pérdida de territorio. Por supuesto, como ninguno de nosotros de hecho, no hace la relación entre el dolor de cabeza, su conflicto y el sol que le está agigantando los edemas. Tiene su crisis en la playa misma y sale de allí en ambulancia.

12- Si el problema es muy importante, helar las partes dolorosas y la cabeza
Si duele el hígado por ejemplo, hay que poner hielo sobre el hígado y también en el lugar del control neuronal del hígado en la cabeza, es decir sobre el tronco cerebral, debajo de la nuca, en la parte superior del cuello. Si el frío no calma el dolor en el órgano, entonces hay que poner calor sobre el órgano, PERO SOBRE LA CABEZA SIEMPRE FRIO, SIN EXCEPCION.

Se recomienda comprar esos “cold hot pack” y tener siempre 4 a mano: 2 en el congelador, 2 sobre la persona, que hay que cambiar a cada hora. Si es muy violento, poner hielo en ambos lugares y hacerse un baño de pies caliente, la diferencia de temperatura va a hacer que el líquido circule de manera mecánica y por lo tanto reducirá un poco el edema.


13- Nunca calmar demasiado los síntomas
Se pueden tomar analgésicos o anti-inflamatorios para hacer soportables los síntomas. Los síntomas se detendrán por sí solos cuando la central de comandos lo decida. Mientras haya síntoma, es que es necesario que esté. Es de capital importancia.

Por ejemplo si usted se clavó un vidrio en el pie, le dolerá mientras cicatrice y estará sensible, pero justamente es para que no agrave la herida (si no le doliera seguiría caminando sin cuidar la herida y no permitiría que se cure: esa es la función del dolor).


No hay que olvidar nunca que el cerebro no se equivoca JAMAS. Si hay dolor es porque el cerebro dice: “A reposar”. Hay que respetar esa inteligencia innata que nos ha permitido sobrevivir desde hace tantos millones de años.


28 febrero 2015

La conexión entre la mente y el sistema inmune (o la psicología profunda de la enfermedad)

SABEMOS ACTUALMENTE QUE NUESTROS ESTADOS DE ÁNIMO SE REFLEJAN DIRECTAMENTE EN NUESTRA SALUD. LA EUDAIMONIA, O LA FELICIDAD QUE VIENE DEL ALMA, PARECE SER CLAVE PARA REGULAR NUESTRO SISTEMA INMUNE. ENCONTRAR LA EUDAIMONIA, SIN EMBARGO, SIGNIFICA HACERLE CASO A NUESTRO DEMONIO PERSONAL.


En los últimos años se ha gestado discretamente un cambio de paradigma dentro de la ciencia, de la visión cartesiana reduccionista que cortaba de tajo y dejaba prácticamente incomunicados al cuerpo y a la mente, a una visión más inclusiva que considera a la mente-cuerpo como un solo sistema, dando lugar a disciplinas como la psicobiología y la psiconeuroinmunología. Hoy sabemos que nuestro estado de ánimo y los estímulos del medio ambiente tienen efectos a nivel celular y son tanto o más importantes para nuestra salud que nuestros genes. “La vieja forma de pensar era que nuestros cuerpos eran entidades biológicas estables, fundamentalmente separadas del mundo externo”, dice Steven Cole, profesor de medicina en UCLA. “La nueva forma de pensar es que hay mucha más permeabilidad y fluidez… nuestro cuerpo es literalmente producto del ambiente”.

Cole, moviéndose entre la ciencia dura y aspectos más suaves relacionados con el problema mente-cuerpo, intenta determinar la relación entre la “felicidad” y el sistema inmune: cómo reaccionan nuestras células a lo que subjetivamente llamamos felicidad –acaso así haciendo tangible lo que es la felicidad, encontrando una respuesta a esta pregunta milenaria, aunque desde la perspectiva parcial del cuerpo. Su trabajo lo ha llevado a concluir que “no hay duda de que la mente y el sistema inmune están ligados”.

Entrevistado por The Atlantic, Cole explica que experiencias negativas como un diagnóstico de cáncer, la depresión, el estrés, el trauma o el bajo estatus socioeconómico pueden afectar el perfil inmunológico de una persona. Mientras que “las experiencias de felicidad y la percepción de esas experiencias en nuestro cuerpo” también producen cambios en nuestros mecanismos biológicos, en sentido opuesto. Cole cree que estas experiencias positivas son capaces de “remodelar nuestra composición celular”. La antigua división entre el cuerpo y la mente que ha acompañado a la ciencia en sus fundamentos por tantos años no se sostiene: es prácticamente imposible que lo que experimentamos mentalmente (la imaginación, la fantasía, el pensamiento, la preocupación, la relajación, etc.) no se reproduzca también en nuestro cuerpo. Nuestra salud no sólo es el cúmulo de todas las cosas que hemos ingerido, el ejercicio que hemos hecho y nuestros genes, es también el agregado de todos nuestros pensamientos y emociones (nuestro cuerpo no puede dejar de registrar todos nuestros estados mentales y reprogramar su funcionamiento a partir de ellos).

Lo anterior nos obliga a tomar responsabilidad por lo que ocurre en nuestra mente en cada momento, sabiendo que, si bien un pensamiento aislado o una emoción fugaz seguramente no debilitarán significativamente nuestra inmunidad, la reiteración de nuestras formas de pensamiento y reacciones ante el mundo van apilándose y forman los hábitos y patrones que llegan a determinar nuestro estado de salud general. O, con mayor precisión: “La experiencia que tienes hoy afectará la composición de tu cuerpo por los siguientes 80 días, porque eso es el tiempo que tardan la mayoría de los procesos celulares”, dice Cole. ¿A cuántos ciclos de estrés de 80 días hemos sometido a nuestras células?

“Una de las funciones principales de la mente es mantener a bajo nivel la presión o, mejor dicho, no permitir que la presión surja desde un inicio”, dijo Manly P. Hall hablando sobre el “simbolismo psíquico” de algunas enfermedades. La mente, que es el regulador metabólico de todos los procesos orgánicos y que tiene la capacidad compensar desequilibrios con su acción intencional. Hay diferentes formas de ver esto, si tenemos una tendencia a estresarnos fácilmente puede generar el efecto contrario al deseado. Este pensamiento de preocupación o de frustración o de odio, puede ser la semilla de una enfermedad. Tal vez puedas percibirlo como una presión extra sobre tu facultad mental. Esto es una forma de verlo. Por otro lado también puede ser un respiro: tu actitud, la forma en la que empleas tu mente y la forma en la que te relacionas con el mundo puede sanarte, puede afectar directamente tus células y mantenerlas, como una brigada de soldados contentos y comprometidos con la estrategia nacional, atacando a tus enemigos verdaderos (y no volteándose en tu contra).

El sistema inmune tiene dos funciones principales: luchar contra agentes infecciosos y causar inflamación. La primera función es la que consideramos generalmente como señal de que nuestro sistema inmune funciona adecuadamente, en equilibrio, dirigiendo sus esfuerzos contra las verdaderas amenazas que enfrenta nuestro cuerpo. La segunda función, la inflamación, es en muchos casos el resultado de una sobreexcitación, ya sea porque introducimos agentes tóxicos a nuestro cuerpo (o que nuestro cuerpo percibe como tóxicos, como es el caso de algunas intolerancias a alimentos que la mayoría de las personas toleran perfectamente bien) o porque el estrés hace que nuestro sistema inmune esté combatiendo permanentemente enemigos invisibles –ya no virus o bacterias, sino quimeras. Además de causar dolor, la inflamación puede también dañar el tejido y con el tiempo producir una cuantiosa serie de enfermedades (la mayoría de las enfermedades neurodegenerativas, por ejemplo, parecen estar ligadas a la inflamación).

Cole realizó un estudio con sus alumnos cuyos resultados nos ayudan a entender mejor cómo nuestra psicología profunda se refleja en nuestro sistema inmune. En el estudio se midió el perfil de expresión genética de un grupo de voluntarios y se relacionó con una evaluación de sus niveles de felicidad. Un mejor perfil de expresión genética significa una mayor respuesta antiviral y una menor respuesta inflamatoria. La evaluación de la felicidad se dividió en la felicidad “hedonista” y la “felicidad eudaimónica”. “La felicidad hedonista es el estado de ánimo elevado que experimentamos después de un evento de vida externo, como comprar una casa”, la eudaimonia es “nuestro sentido de propósito y dirección en la vida, nuestro involucramiento con algo más grande que nosotros”, explica Cole. El estudio mostró una notable correlación entre la felicidad eudaimónica y un mejor funcionamiento del sistema inmune.

El estrés crónico que reduce la felicidad eudaimónica, sugiere Cole, puede acortar la longitud de los telómeros, mientras que actividades como la meditación mantienen la longitud de estos extremos de los cromosomas que protegen el ADN e intervienen en el proceso de envejecimiento. En otras palabras, la disciplina mental es capaz de afectar la expresión genética y regular la función de nuestro ADN. Para quienes dudaban de los poderes mentales del ser humano.

La eudaimonia o el buen daimon

Personalmente, lo que me interesa más del trabajo de Cole es el énfasis en la eudaimonia. Su investigación sugiere que la salud humana y la felicidad misma es el resultado de un buen daimon (que es lo que significa la palabra eudaimonia). El daimon es, según se creía en la antigua Grecia, el genio o acompañante del alma (a veces usado como sinónimo mismo del alma o psique). “Ethos anthropos daimon“, escribió Heráclito, una frase que se traduce como “Carácter es destino” (daimon siendo destino en este caso). Quizás nos ayude más leer la frase de Heráclito, llamado a veces el primer psicólogo, de esta forma: “El carácter del hombre es su daimon” y de aquí intentemos entender lo que es el daimon.

Marsilio Ficino, el gran traductor de Platón y otros clásicos, eje del renacimiento cultural de la Florencia de los Medici, dijo sobre el daimon: “Quien descubre su propio genio a través de estos medios encontrará su trabajo natural y al mismo tiempo encontrará su estrella y su daimon. Siguiendo este camino obtendrá felicidad y bienestar”. Ficino, quien fuera conocido como “doctor del alma”, amplía aquí el sentido de la frase inscrita en Delfos “Conócete a ti mismo”; conocerse a sí mismo es conocer también a nuestro daimon, nuestro destino, ese espíritu que nos guarda y asedia, como “una estrella flotando sobre la tierra, conectada al alma”, según Plutarco. Patrick Harpur, quien ha relacionado al daimon con las apariciones numinosas de diferentes épocas –desde los ángeles y las hadas a los OVNIs- dice que una forma de imaginarlo es como “una manifestación personal de un dios impersonal”.

Jung en sus memorias dice “estoy consciente de que ‘mana’, ‘daimon’ y ‘dios’ son sinónimos del inconsciente -eso es otra forma de decir que sabemos tan poco de los primeros como del último”, y agrega que el inconsciente era un término “científico” y “racional” mientras que el “uso del lenguaje mítico”[el daimon] da “ímpetu a la imaginación”. Jung siempre quiso mantener legitimidad científica en su trabajo, por eso la predilección por el “inconsciente”. Aquí podemos también aplicar su máxima de “hacer consciente el inconsciente”, la clave de su psicología, lo que significaría en otras palabras familiarizarnos con nuestro daimon –para no ser inconscientemente víctima de su tiranía.

Quizá la fuente más reputada de lo que es el daimon es Platón, quien nos introduce al daimon de Sócrates, el cual lo encaminó a aceptar el destino de la cicuta y quien, relatando el mito de Er, señala que cada alma tiene asignada un daimon personal que se encarga de vigilar el cumplimiento de la “porción” entregada por las Moiras al nacer. El daimon es el encargado de administrar y atender ese destino que hilan las Moiras; un destino que no es del todo fatal, ya que fue elegido por nuestra alma. En cierta forma las Moiras (que son la porción misma que se entrega) se transpolan al daimon, que a su vez es el representante de Ananké, la diosa de la necesidad, madre de las Moiras. Por lo que podemos entender que nuestro destino es aquello necesario –lo que no podemos ceder, por eso el celo voraz del daimon.

En su libro The Soul’s Code, James Hillman argumenta que la enfermedad es una de las formas con las que el daimon –que participa en el arquetipo del trickster– nos obliga a reflexionar y recapacitar para que no nos desviemos del camino de nuestra necesidad interna, del llamado profundo de nuestra vida, acaso procrastinando por campos hedonistas o en la ambición de la materia (lo del ego es el principio del placer, lo del alma es el compromiso teleológico). En otra parte Hillman escribe: “Hasta que el alma no obtiene lo que quiere, nos enferma” (si estas inflamado no vayas al doctor, pregúntale al daimon). Manly P. Hall, el erudito fundador de la Philosophical Research Society, observa que la mayoría de las personas enfermas con las que ha tratado “no tienen una salida creativa”, como si el hecho de no estar creando, de no estar cumpliendo con su propia obra magna, cualquiera que sea (y muchas veces es el servir a alguien más), les restara fuerza vital (fuerza vital que que se alimenta de dar al mundo fuerza vital). “Negar la propia alma es ser separado de la fuente misma de la vida”, escribe Patrick Harpur, en El fuego secreto de los filósofos.

Tiene sentido, las personas que manifiestan vivir una vida plena de significado –no de placer e indolencia– son también más sanas, no tienen un sistema inmune que lucha en su contra, activando tormentas inflamatorias con fuego cruzado. El sentido es la salud, el dao. Seguir el camino que marca el daimon, vivir en armonía con el pleito de nuestra alma, parece ser la clave de la salud. Todo lo demás son pequeñeces. Esto también hace eco de lo que descubrió Viktor Frankl en los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial: los hombres con sentido existencial no se desmoronaban ante las abyectas condiciones que enfrentaban. Howard Bloom, en su libro Global Brain, señala que los seres humanos somos “hipótesis que lanza la mente global” y aquellos hombres-hipótesis del devenir planetario que prueban ser valiosos para esta mente global, este superorganismo del cual somos como las células individuales, son recompensados, gratificando su sistema inmune con una cascada de dulces y relajantes drogas orgánicas: hormonas, neurotransmisores como dopamina, GABA, serotonina o el butirato (esa mantequilla de los dioses de la inmunidad); los otros, cuyas vidas no tienen significado para el colectivo, son inundados con cortisol y adrenalina y llevados a los ghettos y gulags de la inmunodeficiencia.

¿Acaso es que la vida, ese misterioso hálito, es una dádiva, una bendición y una manda que es depositada en nosotros y que podemos perder en cualquier momento; que perdemos cuando nos alejamos de ese misterioso destino que nuestra alma eligió entre las estrellas?

fuente/PIjamasurf.

27 febrero 2015

Entrevista al Visionario Aldous Huxley. Entrevista realizada en el año 1959 al autor de "Brave new world"

Aldous Huxley, un genio adelantado a su época...








Sci-tech space. Empresas innovadoras de tecnología espacial


El Inversor: Paradigmas (¿cómo se pasa de un orden a otro?)

¿QUÉ QUIERE DECIR PASAR DE UN ORDEN A OTRO ORDEN?

Hay un concepto sin el cual ninguno de los demás que me interesan se iluminan bien. Es el concepto de cambio; un “crack”. ¿Qué quiere decir pasar de un orden a otro orden?

Cellarius_Harmonia_Macrocosmica_-_Planisphaerium_Copernicanum


2 mil años atrás Ptolomeo configuró un orden planetario. La Tierra en el centro y los otros planetas y el Sol girando a su alrededor. (Vamos a olvidarnos de los debates concomitantes a este de si órbitas circulares o elípticas y demás). El orden ptolemaico ocupó durante siglos el lugar de la verdad y de la realidad. Poco importaba si los registros sensoriales lo confirmaban o tendían a refutarlo; su imposición tenía una entidad superior.

Pero la humanidad es inquieta y se mueve, y en los mil 500 años posteriores trabajó arduamente sobre el orden ptolemaico. Hizo de todo con él, menos sustituirlo por otro. Epiciclos sobre epiciclos hasta niveles complejísimos de desarrollo contorsionaron el modelo hasta hacerlo decir y justificar casi todo. Solemos llamar a ese proceso incesante, lineal y continuo, “progreso”. La humanidad progresó el orden ptolemaico, le dio evolución.

Hasta que por el 1600 llegaron aires oblicuos y Copérnico se impuso.

La vida es vida desde que la muerte es muerte. Verdad basal que luego tendemos a olvidar. La duración media de la vida humana va progresando sobre la Tierra. Digamos que a razón de unos pocos años por siglo, aunque presentimos que el progreso no es constante; vienen aceleraciones. Ganamos años a la vida a una velocidad que comienza a desvelarnos. ¿Nos acercamos a los 100 años de vida media? ¿A qué tiempo estaremos de los 200? ¿Y de los 300… y de los mil años?

Progresamos en nuestra longevidad encaramados en el progreso de la ciencia. Evolucionamos.

Cuando Copérnico irrumpe, no lo hace alineado al progreso ptolemaico. Él entra oblicuo y redefine el orden básico. Copérnico quiebra. No sigue el camino de los ajustes infinitos del orden establecido. No pule el orden ptolemaico; lo contradice y lo redefine. Es otro tipo de intervención con otro tipo de consecuencias.

Copérnico sustituye aquel orden por otro orden nuevo. Es un ejercicio iniciático, básico, esencial, fundacional. Redefine el modelo sacando a la Tierra del centro del ecosistema y colocando en su lugar al Sol… Y todo eso, visto desde la Tierra.

Copérnico cambia de orden y con esa intervención redefine la realidad que él engendra. Sustituye el orden básico y ya nada es igual. Copérnico cambia.

De ese tipo de “crack” hablo. En la aparente continuidad de una progresión, de pronto y como por acaso se produce una disrupción y lo que era continuo se vuelve salto. La tranquila evolución de un orden se ve súbitamente alterada por una revolución, un quiebre que subvierte todo a partir de un nuevo orden.

Las cartas se reparten de nuevo. Son aquellos mismos planetas y su fuente solar, pero dispuestos de otro modo, en otro orden. Cambia el orden simbólico de las piezas básicas –a eso llamamos “cambio de orden”– y entonces cambian los múltiples efectos de sentido y de valor que de él emanan.

El cambio no es efecto de la progresión, sino de la inflexión. Cae la serie semántica de proceso, desarrollo y continuidad y entra una nueva con otros padrones.

Si hablamos de cambio, entonces ya no hablamos de mejoras, de ajustes, de afinaciones y recreaciones; al contrario, pasamos a hablar necesariamente de innovación, creación, transformación y disrupción. De la conservación a la revolución.

(Hablo de lo mismo que hablara Thomas Kuhn cuando se refería a los “cambios de paradigma” en su La estructura de las revoluciones científicas).

Es necesario para eso tener en mente un modelo gráfico de dos vectores paralelos. La continuidad del proceso sobre una recta es progreso, evolución –si va en sentido de origen a destino, y la disrupción pasa por el salto de un vector al otro, que a eso lo llamamos revolución. El punto de salto debilita al vector en evolución y el punto de caída origina el nuevo vector creado.

Salto de adrenalina –claro está, pero también –nobleza obliga– salto de vértigo y sobre todo, salto de riesgo. Salto porque lo que se supera es un abismo, un quiebre, una falta de articulación, una nada. Es la falta misma de conexión y continuidad.

El imaginario cientificista que gobierna el sentido común de nuestras sociedades no consigue despegar a la ciencia de la continuidad y el progreso; es la forma estereotipada con la que pensamos los procesos. Por eso es tan difícil descontinuar, quebrar y refundar; porque el sentido común no nos deja y tiene demasiados adeptos.

Hay dos nociones de gran prestigio y fuerza política que se ven sacudidas por este debate. Me refiero a la realidad y al sentido común. El “crack” del que hablamos relativiza la realidad; y vaya sinsabor para la realidad el de verse relativizada… Lo que llamamos realidad no es otra cosa que la matriz de sentido que emana del orden establecido. Y como el orden siempre parece eterno, ella aparece como inmutable. Es un efecto, pero se nos presenta como causa y se pone como determinante.

Cuando se produce una transformación, otro orden sustituye al vigente y otra matriz de sentido y valor emerge y se impone. Hay un momento incluso en que conviven dos realidades, discontinuas y contradictorias.

La realidad, acostumbrada a su hegemonía, se ve desbancada. Revolución. Crisis. Conmoción. Emoción. Temblores. La realidad se revela como construcción y su peso político cae en descrédito. Todos dudamos. Todos somos otros.

Como se ve, el gesto disruptivo tiene un calado vertical tan profundo que incomoda al nervio. Saca de quicio, quiero decir. Por eso es infrecuente.

Y el sentido común, que era subsidiario eficiente y cómodo de la realidad impuesta, se vuelve de buenas a primeras, nada. Antes nomás era la convergencia completa de las percepciones a favor de la ratificación constante del valor de las premisas del orden vigente. Parecía que lo que sentíamos siempre confirmaba el orden vigente; política y percepción se alineaban como por causa divina. Y como nos gusta y necesitamos convencernos de que no hay nada más libre e independiente que los sentidos, entonces su ratificación caía como una sanción celestial y obturaba cualquier debate. Pero no. El sentido común es la sensación más influenciable del mundo y la más dependiente de todas; el sentido común es alienación. Él sólo responde al poder. Sólo sabe confirmar, nunca impugnar. Por eso no nos sirve. Es intrínsecamente cobarde y subalterno.

Claro que en la escuela debemos saber que hay al menos otro orden posible. Un modelo donde hay profesores, alumnos, conocimientos, aulas, materiales…. Pero no en el orden y bajo la estructura en que están hoy. No se trata de que no haya Sol, sino de qué posición ocupa el Sol en el nuevo ecosistema; lo mismo que los alumnos o la creatividad. Redefinir el orden, cambiar las posiciones relativas. Eso tenemos que hacer! Y cambiará todo.

Cómo deseo el momento en que nos gobierne la angustia de las dos realidades superpuestas e inconciliables. Eso es lo que debemos lograr. Ese movimiento nos liberará hacia la otra escuela. Un momento vertical, franco y seco que reconfigure de una vez. Un giro nuevo, hecho de un nuevo orden de piezas históricas.

No estamos en una historia de progreso. No vendrá lo nuevo por evolución de lo impuesto. No hay continuidad. Giramos en vacío y toca saltar (y todas sus connotaciones). Ni hay, tampoco, matrices de valor y sentido compatibles. Hay tensión, subversión y estampidas. Hay crisis de poder. Debe haber cambios de rumbo. Hay caos, sobre todo en los instantes de la duplicidad. En esos momentos en que dos ordenes conviven, todos vemos doble. Reina la confusión. Orilla la revolución.

Queda más, lo sé. Pero siento necesario un acuerdo robusto en este plano de la discusión para poder seguir adelante. Porque lo que sigue no es fácil; el miedo y los ridículos nos acosarán. Por eso debemos construir un sólido acuerdo de base, que nos fortalezca cuando las dudas lleguen, cuando las ratas abandonen los barcos, cuando por un momento nos sintamos solos y parezca que el calor y la falta de agua se están cargando nuestras facultades básicas.

Ellos podrían ser cualquiera –tú o yo o tú y yo. Son una pareja que atraviesa por problemas sexuales. Como tantos. Preguntan, se informan y reciben dos recomendaciones. Dos opciones, como solemos decir. Acudir a un sexólogo o visitar a un psicoanalista.

Por razones prácticas –digamos, acuden primero al sexólogo. El Doctor los escucha un poco, los alienta mucho y los guía después. Paso a paso en la evolución sexual del matrimonio. Epiciclos de epiciclos que les devolverán el goce perdido. Artes y artilugios para recuperar el placer. Reconexión. Progreso. Un paso adelante. La solución.

Salen felices; sienten que se han recuperado. Saben cómo y por dónde y tienen un pronóstico. Es sólo hacer y esperar. Aplicar. Reconocerse. Recuperarse. Y lo hacen… y suben… y vuelven a bajar. Lo que duran esas (auto)ayudas.

El problema se reinstala, de nuevo; repetimos, infelizmente. Toca probar la otra opción. Y van.

Los recibe el psicoanalista, que habla menos y escucha más. No calma. ¿Qué hará?

Deja que el silencio reorganice las piezas. El problema es de ellos y la solución, si viene, también deberá venir de ellos. No se pone en el lugar de la solución; se presenta como gestor de las relaciones relativas. Arma el orden de las cosas.

Y luego pregunta, sin connotaciones: ¿ustedes se aman?

Su intervención está en otro plano. Es de otro modelo. No va en busca de los nuevos epiciclos de aquel sexo desgastado. Se detiene y escala un nuevo orden; robusto y sano. El del amor. Y si no viene, pues entonces no hay nada que hacer.

Ya más computadoras iguales no vale la pena hacer; o se hacía la Mac o mejor no se hacía nada –volvió gritando Jobs. Eso hace el psicoanalista: pone a Job ante el dilema ético de si está dispuesto a abandonar su lugar de mártir y migrar a fiel. Si sí, entonces habrá futuro; si no, entonces sólo se sucederán repetición y espejismos.

Luego, como siempre, la vida tiene sus matices.


fuente/Pijamasurf