21 noviembre 2016

Conozca la profecía de Jesús ante sus discípulos.

Resultado de imagen de jesus discipulos


El Nuevo Testamento confirma la demora de la semana setenta de Daniel (Dn.9:24)

La historia relata que para el año 70 d.C., el ejército romano invade a Jerusalén, destruyendo el templo que ya había sido reconstruido por Zorababel gobernador de Judá. De este hecho ya Jesús había hablado a sus discípulos de la destrucción de la ciudad y de su templo cuarenta (40) años antes.

Cuarenta años antes Jesús predijo lo que había de venir y sus discípulos les hicieron dos preguntas: ¿cuándo será destruido el templo? ¿Y cuál será la señal de la venida de Cristo y el fin del mundo?

La respuesta a la primer pregunta está escrita en el libro de los evangelios de San Lucas (Lc.21:20-24) que dice: “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”.

Jerusalén fue rodeada por el ejército romano y destruida, el pueblo debería de entender que la destrucción de Jerusalén había llegado e incluso el mismo Jesús -el Mesías- les predice que deberían de hacer cuando esto ocurriera -dejar el campo, todo, y huir hacia los montes muchos creyeron y obedecieron y fueron salvos- la Biblia dice que era tiempo de retribución y se debía de cumplir lo que está escrito en ella.

La segunda pregunta está escrita y profetizada en varios libros del Antiguo y Nuevo Testamento que describen y revelan lo que ha de venir para la tierra en estos próximos años.

Por citar un ejemplo, todo lo que la humanidad está viendo y conociendo a través de los medios de comunicación (periódicos, revistas, televisión, redes sociales, etc…) son señales antes del fin pero Las Escrituras nos enseñan que aun no es el fin ya que lo que está aconteciendo ahora es solo “principios de dolores de parto”; guerras, pestes, terremotos, Tsunamis, crisis económica, crisis política, etc…

El libro de los evangelios de San Mateo (Mt.24:6-8) nos revela lo que actualmente está aconteciendo en el mundo y Jesús dijo: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”.

Finalmente, el libro de Daniel (9:24) y Apocalipsis nos revelan que faltaría por venir un tiempo de tribulación en la tierra por siete (7) años terribles, tan terribles que el mismo hombre no se lo imagina.
Los sellos (Ap.6:1-8:5)
Las siete trompetas (Ap.8:7-11:19)
Las siete copas (Ap.15:1-16:21)


fuente del texto/es.blastingnews.com

1 comentario:

  1. Curiosamente la profecía escrita en el 80 dc. en el evangelio de Lucas profetiza algo que ya ocurrió en el 70 dc.

    ResponderEliminar

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.