22 febrero 2017

Las Piedras Guía.



El inicio de este año no da respiro, vivimos tiempos convulsos donde la incertidumbre y el temor extienden su influjo a nivel planetario, somos el contraste absoluto, mientras esta civilización llega a cotas insospechadas en diversas áreas de conocimiento hasta hace poco impensables, igualmente transitamos este tiempo sumidos en una profunda niebla que nos impide ver con claridad los eventos que nos toca presenciar, la capacidad de comprender este presente extraño se complica por la mermada capacidad de asociar y hacer contextos, el corto plazo se adueña de una mayoría sofocada e incapaz de asimilar lo que pasa cada día en un mundo que parece está cambiando su rumbo y al ser en apariencia inesperado, genera cualquier cosa menos tranquilidad.

El destino a querido que servidor tenga su cuartel general en el ombligo de la luna, (significado de México en Náuhatl) tierra mágica que está siendo atacada por muchos frentes, unos preocupan más que otros y la “nueva política” de nuestro vecino del norte tiene estupefactos a una mayoría ingenua y carente de memoria, ya que esto que pasa hoy está planeado desde tiempo atrás y quizá el misterio tan mal visto por muchos, tenga respuestas para los que creen saber qué pasa en nuestra complicada actualidad, para mostrar esto les contaré una historia real, enigmáticamente real y desconocida para la mayoría…

La historia comienza en las postrimerías de la década de los setentas, el lugar, los poderosos Estados Unidos en una pequeña y aparente común población llamada Elber County en el estado de Georgia donde de un día para otro apareció un extraño hombre a todas luces extranjero, como es normal en cualquier población pequeña donde todo mundo se conoce no pasó desapercibido. Nuestro hombre se dio a la tarea de observar, impecablemente vestido y en un auto europeo de alta gama se paseaba por la localidad, posteriormente rento una avioneta para observar desde las alturas dicha población para posteriormente contactar con Joe Fendley, presidente de la compañía Elbert Granite Finishing en el mes de junio de 1979, después de presentarse le dijo que quería edificar un monumento para la posteridad, en un principio Fendley argumentó que su compañía hacia proyectos grandes y no pensaba que su proyecto fuera algo para ellos, pero aquel hombre que se identificó como R. C. Cristian le mostró los planes de su proyecto y su primera impresión cambio por completo.





El proyecto de nuestro hombre era algo magno, un conjunto de planchas de granito azul, material utilizado para la creación de las pirámides de Egipto, que garantiza su duración para la posteridad, dichas planchas en conjunto superan las 100 toneladas y tenían que colocarse astronómicamente, para que su colocación coincida con los equinoccios y solsticios, la piedra central requería una perforación apuntando a la estrella polar, claramente un patrón hermético que nos recuerda coincidentemente muchos monumentos fundamentales de las más variadas culturas antiguas, un mensaje simbólico para ser leído por los que sepan leer, es decir los iniciados de un conocimiento ancestral.

Por si esto fuera poco, el asombrado Fendley terminó por convencerse con 6 cuentas de distintos lugares del planeta y la disponibilidad de una cantidad de siete cifras en un contrato notariado terminaron por ganar el interés de nuestro asombrado -o no tanto- empresario para llevar a cabo aquella “gran obra” que sería coronada con dos textos grabados, el primero escrito en 4 escrituras antiguas, Babilónica cuneiforme al norte, Griego clásico al este, Sánscrito al sur y jeroglíficos egipcios al oeste con el siguiente texto, “Dejad que estas piedras sean guías hacia una edad de la razón” el segundo texto, un decálogo en 8 idiomas, Inglés, Ruso, Chino, Shajili, Hindú, Hebréo y Español.





Así, con todo lo necesario en 22 de marzo de 1980 se ignaguró este monumento conocido como “Las piedras guía” para la posteridad, un monumento a la vista de todo el mundo y que ni en su momento fue noticia importante, un hecho más como tantos ocurrido en este variopinto planeta, pero ahora miremos con otros ojos, unos detalles que dan muestra de lo que aquí dejó plasmado un poder que está por encima de todo, como en el pasado y presente, lo que los durmientes suponen es el poder institucional, tiene una agenda que se sigue sin que la ingenua y supuesta elección de la mayoría lo sepa…

El autor de esta obra, nuestro enigmático hombre quiso dejar un mensaje claro y contundente con su seudónimo, R.C. Cristian es sin duda el nombre de alguien igualmente extraño que dejó constancia de su paso e ideas para la posteridad en un lejano siglo XVII en Europa y es conocido como R.C Rosekreutz, fundador de la hermandad rosacruz, es decir una variación de la masonería y que después de soltar tres escritos extraños manifiestos, “Fama fraternitatis Rosae Crucis” “Confessio Fraternitatis” y “Bodas Alquímicas” que fueron semilla del siglo de las luces y todos los cambios que esto trajo al mundo, como la caída de las monarquías feudales, estas piedras parecen repetir intencionadamente un cometido, una transformación, ser una señal. La enigmática inscripción nombrada inicialmente “La era de la razón” viene sin duda de un interesante libro llamado de la misma forma escrito por Thomas Paine, miembro conocido de la fraternidad rosacruz de América y que en 1774 era parte del concilio de “Los Tres” cabeza visible de esta logia, los otros, Benjamín Franklin y George Clymer, ideólogos fundadores de lo que ahora conocemos como Estados Unidos. En otro ilustrativo libro de un masón fundamental, Manly P. Hall llamado “El destino secreto de América” nos ilustra de la visión que este grupo tiene del destino y futuro de su América, es de ellos y para ellos, por cierto, Joe Fendley fue nombrado maestro masón en 1958, quizá todo esto no le sorprendiera tanto… lo tienen perfectamente claro con un exacto y oscuro plan para que esto se cumpla…




Sólo para dejar claro la intención de este extraño monumento les pongo el primer mandamiento de este decálogo... "Mantener a la humanidad por debajo de los 500,000,000 en balance con la naturaleza..." no hay mucho qué agregar, la eugenesia está más que clara y quién está detrás de esta idea, reducir el 90% de la población actual de este planeta, ¡en 1980!




Cuando el presente se mira en contexto, se colocan las piezas aparentemente inconexas de este gran rompecabezas llamado historia y miramos lo que está ahí pero no se nombra y que jamás será visto en algún medio de comunicación convencional que para empezar son propiedad de estos grupos que están por encima de todo y tienen una línea que no se cuestiona y ordena silencio a hechos como este, la visión que llega a la mayoría es una obra teatral que no es comprensible porque quieren que sea así, el plan se sigue al pie de la letra a lo largo de generaciones, hecho incomprensible para unos durmientes adoctrinados en un ahora veloz e intrascendente que no entienden y no cuestionan nada.

Cuando estos poderes pueden estar detrás de todo sin ser siquiera considerados por los afectados de sus planes, doloroso ejemplo de lo ocurrido en este ombligo de la luna golpeado abrumado que no entiende qué pasa, trata de resolver una ecuación llamada presente y desconoce las variables de la fórmula, la violencia irracional vestida de narcotráfico es herramienta de este poder, las drogas han sido siempre su generador de recursos oscuro, las armas son negocio de ellos y el consumidor final es su población, la fórmula “problema, reacción, solución” es llevada a cabo milimétricamente, generar un problema induciendo, causas una reacción, lo que pasa ahora (¡y siempre!) en muchos lugares del mundo, aquí la desesperación teñida de sangre por la violencia nos hace reclamar soluciones que pronto, muy pronto llegarán, no serán las que se esperan pero a estas alturas, al borde del precipicio no estamos para cuestionar lo que venga como solución a algo que nos supera por mucho, este presente que tantas “sorpresas” nos trae, como un brexit inesperado, como el triunfo de un rompedor de líneas como el flamante presidente de nuestro vecino del norte, (¡Es parte de esta maquinaria, dicho queda!) son sorpresa sólo para el profano e ingenuo que no tiene toda la información a la mano y sólo le queda orar por un futuro donde las cosas mejoren, no saben que el futuro está escrito hace muchos, muchos años…

fuente/eltrashumante2016.blogspot.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.