28 marzo 2017

Activando una técnica ancestral energética: El Tumo.

Ferran Prat de Sabiens activando el Tumo Energético.


MimmM-MimmM-MimmM-MimmM-MimmM-MimmM-MimmM-MimmM, que maravilla de Mantra y que buenas y saludables consecuencias positivas tiene.

Aunque creas que sabes mucho del Tibet con todo lo que ello conlleva en realidad el verdadero conocimiento transciende a la sociedad muy poco.

El Tibet es mucho más es una región en una meseta, en Asia , Es territorio de antiguas sabidurías tradicionales de los tibetanos , así como algunos de otros grupos étnicos tales como Monpa , Qiang , y los pueblos lhoba y ahora está también habitada por un número considerable de chinos Han y los Hui

El Tíbet es la región habitada más alta de la Tierra, con una altura media de casi 5.000 metros en la que entre sus noches silenciosas y sus días gélidos esconden fantásticos y grandes enigmas que habitan escondidos en el lugar más secreto del mundo que es la mente humana.

Se sabe que hay sacerdotes-maestros lamas  que han desarrollado tras centurias de años de vida austera, meditación espiritual y estudio de la contemplación externa e interna intensa llegaron desde tiempos muy antiguos a poder desarrollar técnicas increíbles y secretas.

Hoy os quiero hablar de uno de esos secretos: El Tumo.

A través del Tumo consiguieron los primeros lamas tibetanos poder vivir a las terribles temperaturas extremas del altiplano tibetano.

¿Per que es el Tumo?
He de deciros que a mi personalmente me costo varios meses llegar a entender la practica para después poder practicarla.

Como el "tumo", la capacidad mental de generar un calor corporal tan potente e tan intenso que es capaz de generar una cavitación energética alredordor nuestro que puede llegar a derretir la a nuestro alrededor.

Una doctrina secreta del yoga tibetano el Tumo demuestra que “el frío es psicológico”. De hecho y si nos acercamos a la ciencia más cartesiana un joven Einstein ya decía que según las leyes de la física, lo que consideramos frío, en realidad es ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía por tanto si el notamos frío hemos de generar calor. ¿Como?. Activando la técnica del Tumo.


Como os decía no es una práctica fácil, pero si es posible llegar a dominarla al 100% y por tanto puedes aumentar la resistencia al frío. Imagina el control que te ofrece la práctica del Tumo que puedes dormir en pleno mes de enero  a 2.000 metros de altitud, en un refugio de montaña , por ejemplo – por ejemplo- con la venta abierta y con solo un ligero pijama puesto y aguantar perfectamente el frío gélido. Es más incluso puedes llegar a sudar.

Los que practicamos el Tumo – y os lo recomienzo, por ser un autoconocimiento – resumidamente os diré que se trata  captar el calor psíquico del aire/cosmos e introducirlo en el cuerpo. Asimismo, esa energía se transforma en calor a través de la visualización en la mente de una esfera giratoria de luz de unos 25 cm de diámetro muy cálida, brillante y en sentido dextrógiro, la cual  la depositamos alojando en el interior del cuerpo para expandirse generando una cavitación hipertérmica

Pero no todas las personas son capaces de hacerlo, ya que es necesario el conocimiento de técnicas específicas de concentración, respiración, relajación, meditación y proyección.

Yo cariñosamente llamo al Tumo, mi osito hibernante. Pues en realidad es una combinación de cierto acción o poder mental para acceder al tejido adiposo pardo para producir calor. De hecho en los animales hibernantes y en los recién nacidos de forma innata activan de forma involuntaria el Tumo en que se consigue mantener una temperatura saludable cunado se esta expuesto al frío.

La Energía del Tumo también se puede proyectar e incluso programar en el tiempo y el espacio.



De hecho, el Tumo se desarrolló conscientemente con la finalidad de sobrevivir, a muy bajas temperaturas como las del  Tibet, a grandes alturas al aire libre y sin ropa demás de liberarse del estrés de forma sana y en conexión con uno mismo. Además, quiero destacar que con el Tumo se consigue activar el Anahata que es el cuarto chakra y que está en la glándula Timo o región torácica.

Ahora que cada vez más existe la pobreza energética – i es una realidad – os propongo aprender esta noble técnica ancestral. Nuca se sabe...

Por Ferran Prat de Sabiens

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.