20 enero 2015

El ‘Hum’ vuelve a escucharse en Cádiz tras el terremoto.

No se sabe si es casualidad o no, si es de origen paranormal o por el contrario tiene una explicación lógica -y racional- que aún no han encontrado los científicos, pero tras determinados incidentes naturales surge un inquietante sonido que es conocido como el Hum o el sonido de Taos.

Y lo ubico en la actualidad -del misterio- pues se ha vuelto a escuchar en las provincias de Cádiz y Sevilla, y lo hace justo en las fechas en las que se registra un terremoto de una intensidad de 4,2 grados en la escala de Richter en las costas españolas, frente a Huelva y el Golfo de Cádiz. Ocurrió el pasado 18 de enero de 2015, a las 21:36:53 h. según el Instituto Geográfico Nacional, justo desde esa franja horaria hasta bien entrada la madrugada del día 19 fueron varios vecinos de la provincia de Cádiz y Sevilla los que afirman haber escuchado el referido sonido del Hum.

Y es curiosa la relación que se puede establecer entre este sonido y el fenómeno sísmico registrado. Baste recordar que el sonido de Taos, o Hum, suele ser un ruido osco, grave, no es percibido sólo en un lugar pues también se ha oído en numerosos lugares del mundo, siendo un sonido que nos puede recordar al arrastrar de algo metálico por el asfalto, un sonido metálico, un chirriar extraño; otros lo han descrito como el sonido de un motor diésel escuchado desde la distancia.

Se ha tratado de explicar bajo diferentes premisas, la que nos interesa viene de la mano de geólogos y sismólogos, que piensan que pudiera tratarse de una vibración que surge de la fricción de las placas tectónicas que encuentran vías de escape por cualquier salida natural a la superficie. Ello tendría bastante lógica y guardaría relación con el terremoto sufrido el 18 de enero, al menos me inclino a pensar en ello.

Hay hipótesis para todos los gustos, se apunta como origen varios tipos de fuentes electromagnéticas, infrasonidos, y los más extremos piensan que es el quejido de nuestro propio planeta.

El misterioso sonido del Taos hemos de localizarlo allá donde llega la audición humana, entre 20 Hz. y 20.000 Hz. o ciclos por segundo. Los sonidos de baja frecuencia, entre 33 y 80 hertzios, sin determinar la causa sólo que es perceptible en el interior de los edificios, incluso las propias vibraciones se pueden apreciar. El Hum para unos es un sonido débil y una molestia suave, otras personas ni lo escuchan mientras su acompañante si -como si fuera selectivo, pero más bien depende de la capacidad auditiva- , en cambio para otras personas puede ser tan perjudicial que les impida dormir y sean “víctimas del ronquido de Taos” por ello.

Pero ha habido personas que han afirmado haber escuchado este sonido, así Rafael Alba expresaba, y comparaba, lo que escuchó de esta forma: “lo que yo escuché la otra noche fue mas bien como una avioneta volando muy baja, parecía que estaba dentro de casa”. Nuestro testigo es vecino de la localidad sevillana de Dos Hermanas.

Antonio López, vecino de Torreblanca (Sevilla), escuchó una “especie de ruido ambiental. Siempre pensé que venía de alguna parte, pero si es cierto que no deja de ser desconcertante ese zumbido sordo y suave difícil de ubicar”.

Manuel Rodríguez Marín, es natural de Cádiz, y relataba así su experiencia con el Hum: “yo soy de Cádiz pero vivo en una barriada de Puerto Real, vamos cruzando el puente Carranza y la semana pasada después de Reyes escuche esos ruidos, sobre las dos de la mañana, duran poco tiempo y no le presté mucha atención, pensé que podía tratarse de los astilleros”. Curiosamente se produjo días antes del terremoto.

Diego Ortiz, de Sanlúcar de Barrameda, decía que “estuve escuchando un ruido lejano, como un zumbido de maquinaria muy continuo, me puso nervioso. Había acabado el partido y serían sobre las diez de la noche o así, no era un ruido normal”.

Todo ello sin, por supuesto, afirmar que el sonido escuchado sea de origen paranormal o anormal -pues habría que realizar un estudio- o que sea el Hum sin antes descartar otro posible origen racional.

Todo ello viene a resultar aun más extraño sin tenemos en cuenta que el pasado 18 de enero de 2014, hace un año, se produjo en Cádiz otra de esas ‘apariciones’ del sonido del Hum, en la misma fecha, ¿casualidad? Aquel día un carpintero gaditano, Andrés González, pudo sentir el Hum en su domicilio en la calle Doctor Dacarrete y manifestó lo siguiente: “entre las 4.30 y las 6.30 horas del día 7 de enero empecé a sentir unos extraños sonidos que me despertaron. Y como seguían los fui grabando con mi móvil”, movido por la curiosidad de lo que pudo ser ese sonido el testigos dice que “al día siguiente me puse a indagar si había más persona que, como yo, habían oído lo mismo y así fue. He logrado contactar con alrededor de veinte personas que escucharon el zumbido esa misma noche. Las hay que viven en el Mentidero, en el Campo del Sur o en la calle San Pedro, por ejemplo, pero no así en la zona de Puerta Tierra. También en Puerto Real y Río San Pedro hubo quien lo oyó poco antes de que se escuchase en Cádiz, alrededor de las 3.30 horas de ese día”.

El Hum se asoma a nuestra tierra poco después del terremoto frente a nuestras costas, y vuelven a agolparse preguntas sin respuestas sobre un inquietante sonido que sigue guardando el secreto de su origen celosamente.

Sonido del Hum captado en Cádiz en febrero de 2014.




fuente/cadizdirecto.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.