14 marzo 2015

SALUD. El 60 % de las personas no respira bien.




La respiración es una fuente de energía para las personas; así como comemos, dormimos y amamos también respiramos y sin esto no nos sería posible vivir, a pesar de ser algo tan crucial no prestamos la debida a tención a este proceso que puede cambiar radicalmente la calidad de vida.

El principal motivo por el cual “no se respira bien” se encuentra en el estrés y los ritmos acelerados de vida. Desde la medicina anuncian que en un minuto se deben realizar entre seis y diez respiraciones, pero se ha demostrado que las personas realizan cantidades mayores lo que provoca fatiga y problemas de sueño.

La respiración puede ser torácica, diafragmática o mixta; la primera hace referencia a cuando el aire es llevado al pecho y se utilizan los músculos de esta zona y los hombros, la segunda se produce cuando se lleva el aire a la zona baja de los pulmones relajando la zona abdominal y utilizando el músculo respiratorio por excelencia, el diafragma, en cuanto a la mixta es la que produce la respiración completa, un uso de ambos grupos musculares y zonas del pulmón.

Estudios llevados a cabo por el grupo científico español Nascia afirman que la mayoría de las personas utiliza la respiración torácica (debido a hábitos y malas posturas), lo cual impide una correcta respiración y oxigenación del organismo. Esto conlleva a impactos tanto físicos como mentales; las ya nombradas fatiga, problemas con el sueño, y se añaden el aumento de las pulsaciones, de la tensión arterial, de la tensión muscular y hasta el sistema digestivo. Por otro lado reduce la atención y el estado de alerta.

Estos problemas tienen un impacto mayor en deportistas, los que ven afectado su rendimiento de diferentes modos según cómo utilicen su respiración.

El reeducar al cuerpo en cuanto a la respiración y aprender técnicas para utilizarla de manera más efectiva tiene resultados muy positivos en la salud tanto mental como física, aumentando los niveles de energía, la sensación de tranquilidad, reduciendo las pulsaciones, permitiendo tener mayor atención, entre otros.

Autor del texto: rtoranzo
fuente/salud.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.