23 marzo 2015

Todo lo que somos lo somos por nuestros pensamientos

5-aplicaciones-y-aparatos-controlados-por-la-mente.jpg

Hemos llegado a un tiempo en que los estudios científicos sobre la mente humana han avanzado más que la información que sobre ellos se desprende, quizá es que los conocimientos adquiridos en los últimos años sean demasiado revolucionarios y complejos para ponerlos en evidencia ante el público común. Un público en general bastante atareado y estresado con avatares propios de un sistema superfluo, ideado en gran medida para cargar los subconscientes de información basura e inocua para la realización personal.

Una masa llena de potenciales mentes capaz de albergar una información equivalente a 20.000 millones de volúmenes de 500 páginas ¡Sí , eso es! ¡tu memoria activa puede contener miles de millones de veces la información que contiene el más grande de los ordenadores!(Morton Hunt, investigador cientifico).

En comparación con cualquier otra cosa del universo conocido, el cerebro es diferente e inconmensurablemente más complejo. Quizás tengamos que cambiar algunas de las ideas que más celosamente hemos sostenido, antes que podamos comprender la misteriosa estructura del cerebro (R.M. Restak, neurólogo)

Existe un intelecto y una acción superior (S.A) en el diseño y desarrollo de la relación entre el cerebro y mente, algo que está mucho más allá de lo que el hombre ha podido entender hasta ahora. Está comandado por lo que se ha llamado, "Energía Inteligente", que es la energía primaria que controla las partículas subatómicas. Ya en sí la acción visible a nivel neuronal es harto compleja y curiosa. 

Las neuronas, en realidad no se tocan unas a otras para comunicar mensajes sino que están separadas por sinapsis, que son pequeños espacios vacíos de 25 millonésimas de milímetro, ni una más ni menos. Estos espacios son cruzados por sustancias transmisoras de naturaleza electroquímica, mediante una fibra nerviosa que se llama axón. 

Cada impulso tiene exactamente la misma fuerza, pero la intensidad de la señal depende de la frecuencia de los impulsos, ¡que puede ser de hasta mil por segundo!.. todo este mecanismo sirve para descifrar los constantes mensajes que recibe nuestro cerebro, ya sea a nivel físico o mental ¡Así que ya lo sabéis! ¡más respeto por las neuronas!
Cuando se pasa del nivel visible al hipotético al hablar de cómo se producen los pensamientos y qué son exactamente, todavía no se tiene una respuesta demasiado clara, pero los últimos descubrimientos han sacado mucho a la luz en este tema.
Nosotros somos lo que pensamos. Todo lo que somos lo somos por nuestros pensamientos, dijo el Buddha.
Es decir nuestros pensamientos son la medida de lo que somos en "la realidad".

Existen 2 partes bien diferenciadas que actúan sobre la mente:
La mente consciente, y la mente inconsciente o mejor llamado subconsciente. Cada una de ellas tiene unas capacidades específicas a nivel inmaterial:
Mente consciente: Contiene el pensamiento cognitivo, razonamientos, inteligencia, datos de memoria y comunicación, en pocas palabras es la parte de la mente que controla y regula la activad mental voluntaria en cada momento, cuando estamos despiertos.

Subconsciente: Yace por debajo del pensamiento, consciente, la más difícil de estudiar, pero la más poderosa. Es la encargada de mantener las funciones involuntarias del cuerpo, contiene la intuición, las emociones, los sentimientos, y los sueños…y aquí viene lo mejor, según las últimas investigaciones, conexión con la IE( Inteligence Energy) infinita.

Conexión con la energía de inteligencia infinta ¿qué es esto? se preguntarán muchos. Pues no es una definición que yo me haya inventado sino que es uno de los últimos descubrimientos científicos de la era moderna.

Para explicar ésto, conviene decir que la mente humana es posiblemente una de las herramientas más poderosas que existen, capaz de cambiar su entorno y convertirlo de pensamiento a realidad completa. Es decir cualquier obra humana que el hombre haya realizado, ya sea una gran obra de ingeniería o una máquina espectacular que raya casi en la ciencia-ficción, estuvo antes en la mente de alguien, en la imaginación, en sus pensamientos, con los cuales idealizó un proyecto y la compleja forma de ponerlo en practica, hasta convertirlo en lo que se llama realidad. Todo lo que se crea fluye del interior de la mente, algo tan sumamente cotidiano como pensar, no se conoce su proceso, ¿de donde se sacan los pensamientos? ¿Por qué no se oyen? ¿qué son exactamente? ¿Cuál es el vínculo de ellos con el resto del universo que se manejan por las mismas reglas?

Pues a ciencia cierta, no se sabe. Se han realizado multitud de experimentos e este respecto, el más famoso y dado por casualidad es el síndrome del cuarto oscuro, realizado en ambientes de guerra, donde al cabo de 26 horas de oscuridad completa y silencio absoluto y bajo unas circunstancias todavía no muy claras los pensamientos se hacen sonoros y los podemos oír como si hablásemos.

Los aceleradores de partículas también han añadido nuevos puntos de vista al tema. El átomo no es más que un grupo de partículas subatómicas. Hasta ahora sólo la física cuántica había tomado en consideración su existencia, pura teoría, pero alguien pensó en ellas las colocó en un acelerador y pudo observarlas.

Es decir las cosas existen porque alguien piensa en ellas, si nadie pone algo en la corriente de la existencia, ese algo es como si no existiera, eso está claro, aunque el tema va más allá y los científicos apuntan a que el pensamiento es capaz de hacer crear ciertas partículas esenciales a partir de los pensamientos dirigidas a ellas, creen que al ser la energía y la materia intercambiable tal como descubrió Albert Einstein, y el pensamiento está compuesto de energía inteligente, puede crear y dominar la realidad a nivel material, mediante la irradiación de impulsos eléctricos, parecido a los neuronales, pero con transmisores mucho más amplios.

Esa IE, sería la misma que forma toda la materia conocida a nivel de subparticula, y ya a mayor escala el átomo, que en realidad están separados y se agrupan para formar un objeto o materia sólo por una fuerza que las obliga, es decir la única diferencia entre una cuchara y un guante es la forma de unión de los haces energéticos que unen los átomos, eso es lo que le da una forma u otra a un objeto. Se piensa que la mente humana utiliza ese mismo impulso con el subconsciente para crear realidad……

Esto es un punto todavía en estudio, pero que los investigadores toman cada día más en serio en vista del universo abismal que encierra la mente…En realidad, la última frontera, no es el espacio, ni las profundidades marinas, es la mente humana …

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.