20 abril 2015

Encuentran posible evidencia de civilizaciones avanzadas en al menos 50 galaxias.

Científicos aseguran haber hallado 50 galaxias que demuestran claras señales de contener civilizaciones extraterrestres avanzadas. Emisiones de altos e inusuales niveles de radiación, sugieren que alguien estaría empleando el poder de las estrellas desprendiendo enormes cantidades de calor en el proceso.

Arp 220, una de las galaxias candidatas.
Arp 220, una de las galaxias candidatas.
El estudio que llegó a tan sorprendente conclusión, fue llevado a cabo por el Dr. Jason Wright del Centro para Exoplanetas y Mundos Habitables de la Universidad de Pensilvania, y publicado recientemente en The Astrophysical Journal. «La idea detrás de nuestra investigación es que, si una galaxia entera ha sido colonizada por una civilización avanzada, la energía producida por la tecnología para usufructuar esa meta sería detectable en el espectro infrarrojo», explica el Dr. Wright.


Una esfera de Dyson es una megaestructura hipotética propuesta en 1960 por el físico Freeman Dyson. Se trata de una cubierta esférica de talla astronómica alrededor de una estrella, la cual permitiría a una civilización avanzada aprovechar al máximo la energía lumínica y térmica del astro.
Una esfera de Dyson es una megaestructura hipotética propuesta en 1960 por el físico Freeman Dyson. Se trata de una cubierta esférica de talla astronómica alrededor de una estrella, la cual permitiría a una civilización avanzada aprovechar al máximo la energía lumínica y térmica del astro.

El astrofísico ruso Nikolái Kardashov clasificó el grado de evolución tecnológica de una civilización en función de cómo (o más bien de dónde) extraen la energía necesaria para sostenerse: Tipo I, II y III. La primera se refiere a las civilizaciones que extraen los recursos energéticos que necesitan sin moverse de su propio planeta. La del tipo II los extrae directamente de una estrella, mientras que la del tipo III extrae la energía de toda su galaxia. Nuestra primitiva civilización (Tipo Cero) se encontraría rezagada por un factor de miles de millones, en el sótano de la clasificación. La energía que se desprende de la tecnología termonuclear de una Civilización Tipo II, sería evidente para los ojos del Telescopio Wise de la NASA utilizado en el estudio citado.



De 100,000 galaxias de interés elegidas para el sondeo, solo 50 se destacaron por emitir «niveles inusualmente altos de radiación infrarroja». «El próximo paso de nuestra investigación es escudriñar el verdadero origen de estas radiaciones para saber si provienen de procesos astronómicos naturales o, por el contrario, efectivamente indican la presencia de civilizaciones avanzadas», concluye el Dr. Wrigth.

fuente/MysteryPlanet.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.