16 abril 2015

Este martes la compañía estadounidense SpaceX intentó una hazaña que habría cambiado el futuro de los vuelos espaciales...

SpaceX lanzó exitosamente el cohete Falcon 9, que transportaba la cápsula Dragon, que se acoplará a la Estación Espacial Internacional. Tras enviar la cápsula a la órbita, el cohete encendió los motores para guiar su descenso y aterrizó en la plataforma, "pero el aterrizaje fue demasiado brusco como para que soportase el impacto", dijo Elon Musk, presidente de la compañía citado por 'Business Insider'.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.