05 mayo 2015

Explican cómo se comportan las neuronas que permiten predecir acciones de otros.

  • Científicos de la Universidad de Harvard han descubierto un tipo de neuronas que se encarga de intentar predecir "el futuro" de las acciones de otros.

  • Los científicos utilizaron un juego que ofrecía a los monos, ubicados uno al lado del otro sin poder verse, la posibilidad de cooperar o no cooperar con el otro.

Un estudio realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts (EE.UU.), ha descubierto dos grupos de neuronas que juegan un papel clave en las interacciones sociales entre los primates, uno que se activa en el momento de decidir si desean cooperar con otro individuo y otro involucrado en la predicción de lo que el otro va a hacer.
"Durante mucho tiempo hemos estado interesados en entender cómo la complejidad de las interacciones sociales entre los individuos está mediada por las neuronas en el cerebro", afirma Keren Haroush, autora de un artículo que se publica en "Cell". Haroush explica que han encontrado una parte del lóbulo frontal llamada la corteza cingulada anterior "juega un papel esencial en la mediación de las interacciones sociales cooperativas en los monos Rhesus. Algunas neuronas codifican la decisión de que el animal coopere o no con otro mono y un grupo separado se activó en la predicciónde lo que el otro mono haría antes de haber hecho su selección. La actividad de esas neuronas predictivas de los otros se vio afectada de forma única por el contexto social de la interacción", añade.
Todos los días tomamos decisiones basadas en la predicción de lo que alguien más hará, como decidir si el conductor que se aproxima a una intersección se detendrá ante el semáforo en rojo para determinar si una estrategia en particular dará lugar a un resultado deseado. La corteza cingulada anterior está ampliamente conectada con otras regiones del cerebro que se sabe que están involucradas en la conducta interactiva y daños en la corteza provocan disminución del interés por otras personas en comparación con objetos inanimados.

Estudio en monos

De hecho, se ha visto que las personas con trastornos del espectro autista u otras condiciones que afectan a las interacciones sociales, como el trastorno antisocial de la personalidad, tienen anormalidades en esta corteza. Para entender mejor su papel en la toma de sus propias decisiones y predecir lo que otra persona va a hacer, Haroush y Ziv Williams, pusieron a prueba a parejas de monos en una versión del juego del dilema del prisionero.
En el juego, se da a cada mono una opción, en este caso, cuál de los dos símbolos que aparecen eligen, y la relación entre las elecciones de los dos animales determina la cantidad de la recompensa que cada uno recibirá. En las pruebas repetidas con los monos sentados uno junto al otro, los animales aprenden por experiencia que un símbolo representa la cooperación con el otro mono y el otro representa una falta de cooperación llamada deserción.
Si ambos animales eligen el símbolo de la cooperación, los dos obtienen igualmente un gran vaso de zumo, pero si uno opta por la deserción y el otro escoge la cooperación, el desertor obtiene la mayor cantidad de jugo y el cooperador obtiene la más pequeña. Sin embargo, si ambos animales eligen la deserción, ambos consiguen un vaso igual de pequeño de zumo; de forma que decidir cómo obtener más cantidad de jugo consiste en predecir lo que el otro animal elegirá.

Ensayos futuros

Cada ensayo alternó aleatoriamente a qué animal se le dio la oportunidad de elegir primero. Después de que ambos habían hecho sus elecciones, los monos podían ver lo que cada uno había elegido y detectar la cantidad de zumo que cada uno recibió. Mientras que los animales eran más propensos a seleccionar la deserción frente a la cooperación general, eran menos propensos a cooperar si el otro mono había desertado en la prueba anterior.
La cooperación mutua entre los dos monos aumentó la probabilidad de cooperación en los ensayos futuros. Dos versiones de la prueba que cambiaron el contexto social del experimento, una en la que los monos estaban en habitaciones separadas y la otra en la que un mono jugó contra un ordenador, reducen significativamente la posibilidad de cooperación y reciprocidad después de la cooperación mutua anterior.

Elección individual

La medición de la actividad de 353 neuronas individuales dentro de la coretza cingulada mientras los monos realizaron los ensayos, reveló que aproximadamente la mitad se activó durante la tarea. De estas neuronas que responden a los trabajos, un cuarto mostró diferencias en la activación basándose en la elección individual de los animales, y un grupo aún mayor, una tercera parte de las que participan en la tarea, mostró cambios en la activación en correspondencia con la elección aún desconocida de los otros monos. Las predicciones hechas por la actividad de estas neuronas eran tan precisas como las realizadas por un algoritmo que evalúa opciones anteriores de los animales.
"También encontramos que estas otras neuronas predictivas se vieron afectadas de forma única por el contexto social de la interacción y eran mucho menos activas cuando se separó a los animales, apoyando la función de estas neuronas en anticipar las intenciones de otro individuo. Además, interrumpiendo temporalmente la actividad de la corteza durante una serie de ensayos redujo la probabilidad global de cooperación y, en concreto, la cooperación recíproca, que está en consonancia con estudios previos que han encontrado la participación de la corteza en los trastornos que afectan a la interacción social", afirma Williams.
"Las interacciones sociales son complejas y aquí hemos tocado en sólo un pequeño aspecto de cómo las personas interactúan -añade-. Nuestra eventual esperanza es entender mejor cómo se codifican estas complejas interacciones multifacéticas dentro del cerebro humanoy utilizar este conocimiento para desarrollar nuevos tratamiento específicos para trastornos como el autismo y el comportamiento antisocial, que a menudo se caracterizan por dificultad con la interacción social". (fuente/ Teinteresa.es)

Documental sobre Neurogénesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.