18 mayo 2015

Un agujero misterioso traga un lago de Oregón.

Como si de una bañera gigante se tratara, el agua de un lago en Oregón desaparece cada año por un misterioso agujero.

Este socavón de menos de 5m2 es un antiguo cráter de lava que durante la temporada estival se encarga de transformar el lago en prado hasta la llegada del invierno.

Según la portavoz del Parque Nacional de Willamette, Jude McHugh, el agua iría a parar a un acuífero que alimenta los manantiales de la zona.
Pese a no haber podido confirmar este supuesto, este fenómeno ha convertido al lago en un atractivo turístico para muchos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.