18 septiembre 2015

Científica del SETI: «Extraterrestres superinteligentes podrían estar tratando de establecer contacto, pero los humanos somos demasiado estúpidos para ver las señales».

En este mismo momento, una civilización extraterrestre avanzada podría estar intentando contactar a la humanidad en la Tierra. Pero, a pesar de nuestros mejores esfuerzos por captarlos, los mensajes podrían estar frente a nuestras narices y no darnos cuenta. Eso es al menos lo que piensa la Dra. Nathalie Cabrol, una científica del Proyecto SETI.

Dra. Nathalie Cabrol. Investigadora Científica Senior y Directora del Centro Carl Sagan.
Dra. Nathalie Cabrol. Investigadora Científica Senior y Directora del Centro Carl Sagan.
Cabrol cree que, en las próximas décadas, hallaremos organismos alienígenas simples en lugares próximos a nuestro mundo, y una o varias réplicas de la Tierra en otra galaxia. Sin embargo, hallar vida inteligente no es una tarea sencilla, principalmente debido a que nuestra visión del universo se ve limitada por nuestra tecnología —en pañales comparada con la que tendrían las supercivilizaciones del cosmos—.

«Basta con ver el progreso que hemos logrado en los últimos 100 años, para darnos cuenta del que tendría una civilización allí afuera que nos lleve tan solo 1.000 años de ventaja», expresó la científica. «Solo estamos arañando la superficie, y tendemos a hacernos preguntas meramente desde nuestra propia perspectiva. Pero, ¿cómo piensa una civilización alienígena? No podemos saberlo».

Ganímedes es la mayor luna de Júpiter y también del Sistema Solar. Y según sugieren las observaciones realizadas con el telescopio espacial Hubble, alberga un gran océano subterráneo que contiene más agua líquida que la que hay en la Tierra.
Ganímedes es la mayor luna de Júpiter y también del Sistema Solar. Y según sugieren las observaciones realizadas con el telescopio espacial Hubble, alberga un gran océano subterráneo que contiene más agua líquida que la que hay en la Tierra.
Actualmente, la búsqueda de vida ET se basa en recoger señales opticas y de radio. Por ejemplo, hace algunos meses, los científicos detectaron una serie de misteriosas señales provenientes de fuera de nuestro sistema solar. Pero la Dra. Cabrol piensa que esa búsqueda puede ser en vano: «Esperamos que ellos hagan lo mismo que hacemos nosotros, pero pueden existir otras maneras de comunicarse. Algunos han hablado sobre tecnología extraterrestre, enviando naves o robots al espacio.

Tenemos que dejar volar nuestra imaginación para dilucidar qué podría estar haciendo una civilización más avanzada que la nuestra, y no tener miedo de transitar nuevos caminos de investigación».

¿El desequilibrio como señal de inteligencia?

«Ahora SETI es sinónimo de radioastronomía y óptica, pero también es acerca de lo que hace una civilización a su ambiente a medida que crece. Nuestra civilización es levemente avanzada, adolescente se podría decir. Jugamos con cosas tecnológicas de las cuales aún no entendemos por completo las reglas. No tenemos equilibrio con nuestro ambiente, de allí lo del cambio climático», explicó Cabrol. «Hay una ventana en nuestro tiempo cuando esperamos que una civilización emergente llegue al mismo punto de desequilibrio que padece la humanidad ahora. Durante ese período, podríamos ser capaces de detectar rastros que no deberían estar ahí en la atmósfera del planeta», añadió.





Esta declaración de la científica del Proyecto SETI concuerda con lo dicho por el ex astronauta John Grunsfeld, quien en junio de este año afirmó que si hay vida inteligente más allá de la Tierra, entonces ésta ya sabe cómo hallarnos. Asimismo, también sigue la línea de pensamiento esbozada hace una semana atrás en un estudio científico en el que se plantean varios escenarios apocalípticos en que las civilizaciones tecnológicas podrían aniquilarse a sí mismas y dejar tras de sí un rastro detectable de su autodestrucción. 

En referencia a lo último, muchos ufólogos han señalado que el lanzamiento de bombas atómicas y la brutal actividad bélica de nuestra especie hacia mitad del siglo pasado, atrajo la mirada de varias civilizaciones alienígenas, lo que explicaría el incremento de actividad ovni sucedido desde esos años en adelante. De hecho, el ex astronauta Edgar Mitchell declaró hace poco que «extraterrestres pacifistas evitaron una guerra nuclear entre EE.UU. y Rusia».

fuente/ MysteryPlanet.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.