13 octubre 2015

China y la búsqueda de vida Extraterrestre.

El telescopio FAST está ubicado en una región montañosa y aislada de China.

Un telescopio de 112 millones de dólares, 460.000 espejos reflectantes y la capacidad de captar señales a 1.000 millones de años luz de la tierra es el que construye China para ayudar en la búsqueda de nuevos mundos.

Mientras la Nasa estadounidense anunciaba esta semana la detección de Kepler 425b, un planeta con condiciones adecuadas para acoger potencialmente la vida, los chinos construyen el FAST (Five-hundred-metre Aperture Spherical Telescope) o Telescopio de Apertura Esférica de 500 metros.

FAST es un telescopio cuyo disco reflexivo supera en 200 metros el de Arecibo (Puerto Rico), el más grande de Estados Unidos. Está siendo instalado cerca a la población de Karst, en la provincia de Guizhou.

“El universo está lleno de ruido radiactivo. Las señales distantes son como el canto de las cigarras en una tormenta de truenos, sin un ‘oído’ increíblemente sensible, ellas no pueden ser identificadas”, dijo el profesor Nan Rendong, científico jefe del proyecto de FAST a la Agencia de noticias Xinhua.

Su construcción se inició en 2011 y su entrada en operación está programada para el próximo año.

Apodado por los chinos como ‘Ojos en el cielo’ (Sky Eye), el telescopio está integrado por 460.000 espejos reflectantes con una superficie total de más de 250.000 metros cuadrados, una área superior a 30 campos de fútbol.

“FAST puede detectar lugares muy distantes ... incluso civilizaciones extraterrestres”, dijo Wu Xiangping, secretario general de la Sociedad de Astronomía de China, a la agencia Xinhua.

Por su parte, el astrónomo Shi Zhicheng con sede en Tinajin, estuvo de acuerdo en las capacidades de FAST y en que este telescopio impulsará en gran manera la carrera astronómica china en la búsqueda de vida interplanetaria.

“Si existen alienígenas inteligentes, si se transmiten los mensajes a través del espacio, FAST puede detectarlos y recibirlos”, dijo.

Sin embargo, el reto para los científicos chinos no es menor: los espejos del FAST deben ser ajustados individualmente y con un error menor al grosor de un cabello humano y además de ello la tecnología necesaria para operarlo, todavía no ha sido perfeccionada.

vía/elcolombiano


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.