22 octubre 2015

El trabajo de tu ángel guardián.

Un ángel guardián tiene una misión clara. Su trabajo es guiarte y cuidarte. Sin interferir con tu libre albedrío, tu ángel guardián te guía cada vez que buscas alcanzar la sabiduría en las distintas áreas de tu vida. Algunas maneras en que tu ángel guardián hace su trabajo son las siguientes.
Te guía por el camino correcto
Libros sagrados como la Biblia o la Torá, describen ángeles cuya presencia en la vida de humanos sirve de guía y ayuda a la hora de actuar según la voluntad de Dios.
En el Libro de Tobías, un ángel  (al que tradicionalmente se le identifica con el arcángel Rafael) lo acompaña en el viaje que su padre le ha pedido que haga, y lo guía a realizar varias acciones que le permiten tener éxito en su encomienda.  
Ora y aboga por ti
El libro de Job 33:23-26, menciona a los ángeles en este papel:
23 
 “Mas si un ángel, uno entre mil, aboga por el hombre y sale en su favor, y da constancia de su rectitud;
24 
si le tiene compasión y le ruega a Dios: ‘Sálvalo de caer en la tumba, que ya tengo su rescate’,
25 
entonces el hombre rejuvenece;
¡vuelve a ser como cuando era niño!
26 
Orará a Dios, y él recibirá su favor;
verá su rostro y gritará de alegría,
y Dios lo hará volver a su estado de inocencia.”
Según Denny Sargent, en su libro Your Guardian Angel and You, las palabras como “conciencia” o “intuición” son nombres modernos para el ángel guardián.  La voz que surge en tu mente cuando estás a punto de hacer algo incorrecto o la voz que te guía en una dirección en vez de otra son manifestaciones de tu ángel, aunque  al final eres tú quien decide si lo escuchas o no.
Santo Tomás Aquino, en su Summa Theologica, expresa que los seres humanos necesitan a los ángeles guardianes para ayudarlos a escoger lo que es correcto porque el pecado a veces los hace débiles.
Santo Tomás de Aquino escribió también que los ángeles guardianes iluminan a la gente de maneras diferentes.
  Él dijo que los ángeles tienen a su cargo guardar a las personas, que los pueden tomar de la mano y guiarlos a la vida eterna, animarlos a hacer buenas obras y protegerlos de los asaltos de los demonios.
Te ayudan a resolver problemas
Los ángeles también te ayudan a resolver problemas. Según Doreen Virtue, experta en ángeles, los ángeles son capaces de iluminarte en situaciones que para tu mente humana parecen imposibles. Por ser espíritus divinos y sin prejuicios o ego, te pueden asistir a la hora de tomar decisiones o de ver un problema desde otra perspectiva.
Según Santo Tomás de Aquino, “Un ángel puede iluminar el pensamiento y la mente de una persona haciendo más fuerte el poder de su visión. “Ver mejor” o entender mejor tus propias circunstancias es la manera de encontrar soluciones iluminadas.
Te ayudan con tu espiritualidad
Toda la guía y oraciones que ofrecen por ti los ángeles guardianes tienen el propósito de ayudarte a mantener tu espiritualidad viva. Tu ángel guardián es tu mensajero divino personal, y su principal mensaje es recordarte tu origen divino.
Los ángeles guardianes también te protegen
La oración del Ángel de la Guarda, una de las primeras que se le enseña a los niños al inicio de su formación espiritual, es una manera de pedir al ángel guardián su protección y amparo. Existen muchas historias de ángeles que cuentan cómo mucha gente ha recibido su ayuda en momentos cruciales: 

Un angel me ayudó a salvar la vida de una niña.



La experiencia

Un ángel me ayudó a salvar la vida de una nena.

Lo que ocurrió

Hoy, 23 de febrero acompañé a mi hijo de 7 años a una fiesta de cumpleaños. El lugar era grande, de 3 pisos. Él estaba en en el piso superior jugando. En el segundo piso había una piscina y en la parte de abajo estaba la música infantil y otros niños jugando. Estaba con mi bebé de 6 meses en brazos y subimos a despedirnos. Mi hijo estaba feliz y no tenía problema que lo dejara unas horas solo en el lugar.
l despedirme, alcancé a ver a una pequeña niña caminando cerca de la piscina. Me despedí de mi hijo cuando vi que la pequeña no estaba.
Observé bien y mi corazón se paralizó al darme cuenta que se había caído a la piscina.¿Qué hacer? En un minuto crucé la sala con mi hija en brazos, corrí por las escaleras, y recuerdo que gritaba "auxilio, se cayó la nena al agua".
Nadie me escuchó por la música.
Cuando llegué al filo de la piscina, la nena estaba boca abajo. Yo gritaba por ayuda. Fue cuando sentí un brillo al lado de donde estaba mi hija, quien normalmente se hubiese asustado al oírme gritar, pero estaba calmada. Sentí paz y vi una luz junto a ella. La luz que estaba a mi lado sin duda era el Ángel de la Guarda de mi hija.
No sé como lo hice, pero me agaché al filo de la piscina, y metí el brazo. Alcancé a tomar el pantalón de la nena. La jale con fuerza sin soltar a mi hija y la puse junto a la piscina. Acosté a la nena y con una mano y le aplasté la barriga. Saco el agua y me vio.
Con mucha calma levanté a la pequeña, y le dije: “Tienes que caminar para encontrar a tu mamá.” La niña lloraba desesperada y asustada.
Normalmente mi hija es solidaria con el llanto de otros bebés, pero seguía calmada, como si alguien la cuidara en medio de todo el caos. La niña caminó de mi mano hasta que alguien se fijó en nosotras y apareció la mamá, que no se había percatado de que la nena se había escapado de su lado.
Cuando la niña estuvo con su madre, sentí que la mano de un ángel toco mi hombro.
Yo estaba calmada y tranquila. Increíblemente, lo único mojado en mí fue una parte de la manga de mi chaqueta. Experimenté la paz que solo un ángel puede dar y estoy segura de que el ángel de mi hija me ayudó a mantener la calma, y me dio serenidad y fuerza.
Cuando nació mi hija, pude ver a su ángel y una vez más su ángel me tocó hoy. Solo espero seguir recibiendo más bendiciones. Salí del lugar tranquila. Al regresar pude ver la distancia real del lugar de juegos a la piscina y lo difícil de subir y bajar las gradas con mis botas y una bebé. Sin un ángel no lo hubiese podido hacer.
fuente del texto/angelesymilagros.about.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.