16 febrero 2016

¿Qué sucede después de morir?


Pues bien a grandes rasgos se va a producir el proceso inverso de lo que sucede para encarnar.

Y este proceso inverso se puede dividir en cuatro etapas:

1. Estancia en el plano astral
2. Estancia en el kama-loka
3. Estancia en el mundo divino y
4. Proceso para una nueva reencarnación.

1. ESTANCIA EN EL PLANO ASTRAL

Y aquí está el tercer concepto erróneo que tiene la gente de creer que cuando las personas mueren, siguen despiertas y activas en el plano astral. Pero eso no es cierto y los Maestros son muy categóricos sobre ese punto: la mayoría de los humanos pierden la conciencia al momento de morir y se la pasan durmiendo durante su estancia en el astral.

Al respecto el Maestro Kuthumi dice:

« [Toda persona] recientemente desencarnada, ya sea que haya muerto de muerte natural o violenta, por suicidio o accidente, mentalmente cuerda o loca, joven o vieja, buena, mala o indiferente, etc. Toda persona al instante de la muerte pierde todo recuerdo, es mentalmente aniquilada [cae en inconsciencia], ella duerme su sueño Akasico [primero en el plano astral y luego] en el Kama-Loka.

Este estado dura desde unas pocas horas (rara vez menos), días, semanas, meses y a veces hasta varios años. Todo esto de acuerdo a la entidad, a su nivel mental al momento de morir, al carácter de su muerte, etc. Esa remembranza [recuerdo consciente de la vida que tuvo en la Tierra] regresará lenta y gradualmente hacia el final del estado de gestación … al momento de su entrada en el Devachan [o sea en el mundo divino]. »
(Carta Mahatma 24B, p186-187)

Ahora bien, los Maestros también precisan que toda regla tiene sus excepciones y los humanos que permanecen despiertos (o semi despiertos) en el plano astral después de morir se pueden reagrupar en dos categorías:

1) Los humanos que por haber adquirido un desarrollo más avanzado, son capaces de permanecer despiertos y conscientes después de haber fallecido. Y entre estos se encuentran los adeptos, los magos negros, los chamanes y sus discípulos avanzados respectivos.

2) Y los humanos todavía “comunes” pero que por diversos motivos no pueden caer en ese sueño akashico. Y algunas de las razones por las que no pueden dormirse son:

- Porque tienen una gran adicción hacia alguna droga (cigarro, alcohol, cocaína, etc.) lo que les impide poder descansar y continuamente están buscando gente viva a través de las cuales puedan satisfacer su adicción.

- También está la gente que está obsesionada con alguna actividad (lujuria, gula, etc.) y también su necesidad las lleva a buscar personas a través de las cuales puedan satisfacerse.

- Están también las personas que mueren de manera muy brutal (asesinato, accidente de tránsito o aéreo, etc.) y que el trauma por el que pasaron les impide poder descansar.

- También están los suicidas cuya profunda depresión en la que se encuentran les impide poder encontrar reposo en el sueño.

- Etc.

¿Cuánto tiempo permanecen las persona en el astral después de morir?

Permanecen el tiempo de lo que habría durado su vida normalmente en la Tierra. O sea que por ejemplo, si una persona tenía destinado vivir hasta los noventa años, pero por un accidente murió a los cincuenta. Entonces esa persona va a permanecer todavía cuarenta años en el astral.

¿Por qué?

Porque como vimos, Manas es muy ligero. Entonces para poder descender hasta la Tierra, tiene que amarrarse a su vehículo terrestre a través de Kama. Pero acuérdense que el vehículo terrestre está compuesto por tres elementos. Por consiguiente, cuando el cuerpo físico fallece, todavía su contraparte sutil (el cuerpo astral y el cuerpo energético) siguen existiendo. Y seguirán existiendo hasta que se le acabe la vida útil al cuerpo energético.

Para que me lo comprendan, les doy una analogía: un motor eléctrico cuando se prende hace circular la electricidad, lo que permite que funcione el aparato que lo contiene. Pero el propio motor tiene una duración de vida útil limitada y el día que esa vida útil se acabe, el aparato deja de funcionar. Y de la misma manera, el cuerpo energético hace funcionar al vehículo terrestre, pero el propio cuerpo energético tiene una vida útil limitada y esta corresponde a la duración de vida en la Tierra por la cual fue programado.

Ahora bien, resulta que el cuerpo astral y el cuerpo energético también están sometidos a la ley de gravedad. De ahí la razón que hasta que estos cuerpos sutiles no fallezcan también, la persona no puede ascender hacia el Kama-Loka.

2. ESTANCIA EN EL KAMA-LOKA

El Kama-Loka es como una especie de basurero donde se queda toda la parte baja de la persona que no puede ascender al mundo divino. Y esto se debe porque la vibración del mundo divino es tan elevada que ahí solo pueden vibrar las vibraciones más nobles y sublimes de la existencia.

En otras palabras, en el mundo divino solo hay lugar para todo lo que es bueno. Ahí no puede haber ni bajos pensamientos ni bajas emociones. Y es por eso que todas esas bajas vibraciones se quedan en el Kama-Loka.

Lo que implica por consiguiente que durante su estancia en el Kama-Loka las personas se van a dividir en dos:
Todas las cualidades que desarrollaron, todo el conocimiento que adquirieron y todas las buenas vibraciones que generaron durante su estancia en la Tierra (o sea todo lo bueno que hay en ellas) va a ascender al mundo divino.
Mientras que todo lo malo que hay en ellas: todos sus defectos, vicios, etc. Todo eso va a quedar como un desecho en el Kama-Loka, el cual paulatinamente se va a ir desintegrando.

A ese desecho, los teósofos lo llaman “un elementario” y ya se imaginarán que mientras más mala haya sido una persona, más el elementario va a guardar la mayor parte de la persona y solo una pequeña parte de su ser ascenderá al mundo divino. E inversamente, mientras más la persona haya sido buena o elevada, y más todo su ser entrará integralmente en el mundo divino, dejando sólo una minúscula porción en el Kama-Loka.

Estos elementarios normalmente permanecen inconscientes, pero pueden ser revitalizados por medio del flujo energético que generan los círculos espiritistas al invocarlos. Y una vez despertados, van a hacer todo lo posible para tratar de no desaparecer y por consiguiente van a buscar vampirizar energéticamente a los humanos que se encuentran en el plano físico.

¿Cuánto dura este proceso de separación en el Kama-Loka?

Como lo mencionó el Maestro Kuthumi: desde unas horas hasta varios años. Todo depende de cada persona. Y en el Kama-Loka, solo los humanos que han alcanzado el nivel de adeptos (o de magos negros) pueden permanecer conscientes y despiertos (y temporalmente los elementarios que han sido revitalizados).

3. ESTANCIA EN EL MUNDO DIVINO

La parte buena de la persona vuelve a reintegrarse adentro del “bebé cósmico” y durante su estancia en el Devachan va a asimilar todas las experiencias que trajo con ella y que adquirió durante su estancia en la Tierra.

Y una vez hecho eso, también va a disfrutar de un periodo de inmensa dicha en donde la persona va a experimentar todo aquello que la haga más feliz.

El detalle es que lo va a experimentar en sueños ya que como vimos la inmensa mayoría de las personas todavía no tienen el desarrollo suficiente para estar despiertas en el mundo divino. Sin embargo ese sueño lo van a experimentar de una manera tan intensa y realista, que las personas lo sentirán más real que si lo vivieran en el mundo terrenal. Y sin nada negativo que las pueda perturbar.

Y cuando les explico esto a la gente, la pregunta que usualmente me hacen es:

¿Entonces no vamos a poder estar junto a nuestros seres queridos?

Y la respuesta es que sí van a estar, ya que las almas se agrupan en función de sus similitudes. El detalle es que van a estar durmiendo. Y cuando los sueños se asemejan, se sintonizan entre ellos. Por lo que sería más preciso decir que van a estar soñando juntos.

La estancia en el Devachan es un periodo de inmensa bienaventuranza que sirve también de reposo reparador. Y los Maestros dicen que actualmente la duración promedio de los humanos en el mundo divino es de 1’500 años. Aunque obviamente hay grandes diferencias: desde los que se quedan solo unos pocos meses, hasta los que residen durante muchos milenios. Todo depende del grado de desarrollo que la persona haya adquirido, el karma positivo que haya generado y las experiencias que haya obtenido durante su estancia en la Tierra.

4. PROCESO PARA UNA NUEVA REENCARNACIÓN

Cuando todas estas fuerzas mentales y psíquicas que mantuvieron al Ego en el mundo divino, han sido agotadas. Manas se prepara para enviar un nuevo rayo de su esencia hacia la Tierra para vivir una nueva reencarnación y por consiguiente un nuevo periodo de desarrollo.

Y así el ciclo se repite.

Y de esta manera el humano se va desarrollando más y más con cada nueva reencarnación que efectúa. Hasta que un día “el bebé cósmico” se vuelve un ser cósmico plenamente desarrollado.

Entonces ese humano muy evolucionado va a sublimar sus cuatro cuerpos inferiores y transformarlos en energía. Y no necesitando más reencarnar (ya que todo el desarrollo que podía aportarle la Tierra, ya lo ha obtenido). Ese humano va a comenzar su vida cósmica en el mundo divino.

fuente/esoterismo-guia.blogspot.com

1 comentario:

  1. hola,segun las revelaciones,que a mi,me han dado,los carteros de dios,despues de morir pasa lo siguiente,morimos en el espacio tienpo,y aparecemos en un planeta igual que este,en el no tienpo,alli no existe el tienpo,alli reconoceremos y nos reconoceran,alli encontraremos el yo interior,alli la unica moneda valida es el amor,alli enpieza la gran aventura personal,hacia el cielo,un camino muy largo,en el que muchos quedaran sin llegar,ya lo dijo jesus de nazaret,a los tibios los vomitare de mi boca.hasta luego.

    ResponderEliminar

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.