09 febrero 2016

Un remedio indígena podría llegar donde los antibióticos ya fallan.

Una arcilla de marcadas características bactericidas usada durante siglos por indígenas norteamericanos podría combatir incluso bacterias resistentes a los fármacos.

ubc.ca
El equipo de microbiólogos canadienses dirigido por Julian Davies, de la Universidad de la Columbia Británica, ha comprobado que una rara arcilla usada durante siglos por los indígenas norteamericanos heiltsuks y todavía disponible en esta zona de la provincia canadiense de la Columbia Británica tiene tanta fuerza antibacteriana que mataría a varios patógenos resistentes a fármacos, según un estudio publicado en la revista 'American Society for Microbiology’s mBio'.
El estudio sugiere que esta arcilla mineral natural, que se encuentra en el lago Kisameet, es capaz de destruir las bacterias que se han hecho resistentes a los antibióticos y causan infecciones hospitalarias.
Estudios previos del Kisameet habían mostrado que la arcilla está compuesta de mineral biotita, que tiene propiedades antimicrobianas. Además, en la arcilla habita un número significativo de microorganismos de diferentes especies, algunas de las cuales, creen los científicos, pueden producir sustancias antimicrobianas.
Los indígenas heiltsuks llevan siglos utilizado la arcilla y diversos estudios avalan su eficacia para curar la colitis ulcerosa, la úlcera duodenal, la artritis, la neuritis, la flebitis, la irritación de la piel y las quemaduras. 
fuente/RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.