16 marzo 2016

NEUROPOLÍTICA. Las emociones de la segunda sesión de investidura

El pasado 1 de marzo, desde Emotion Research Lab se analizaron las emociones de los candidatos en la  primera sesión de investidura en la que se mostró la INDIGNACIÓN de Pedro Sánchez en su discurso de investidura o la traición que Alberto Garzón sentía hacia el pacto PSOE-Ciudadanos que se cerró abruptamente la semana pasada. El portavoz de Ciudadanos se mostraba CONSTERNADO y el del PP, Rafael Hernando, INDIGNADO ante la situación. Pablo Iglesias fue el que se mostró más tajante en sus declaraciones de las que se desprendía ODIO a la salida del Congreso.


Un día después, los diputados volvieron a las bancadas para argumentar su votación a favor o en contra del candidato a Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
La segunda sesión de investidura duró más de diez horas y en ellas se vivieron momentos anecdóticos, como el beso de Pablo Iglesias y Xavier Domènech, de Podemos y momentos tensos como la descalificación de Iglesias a Felipe González y su relación con los GAL cuando le acusó de tener “el pasado manchado de cal viva”. También hubo momentos emotivos y apasionantes que desde Emotion Research Lab hemos querido analizar para observar las emociones de la segunda sesión de investidura.
Como ya se anticipaba, el líder socialista no fue investido presidente ya que solo obtuvo 130 votos (los de PSOE y Ciudadanos), lejos de los 176 que habrían sido necesarios.

Las emociones de la segunda sesión de investidura

La traición de Pedro Sánchez


Los cruces entre Pedro Sánchez y el resto de partidos estuvieron presentes durante toda la jornada pero fueron especialmente duros los que se profirió con Pablo Iglesias. En esta parte de su discurso, el líder socialista acusó a los diputados de Podemos de no apoyar su investidura y, por tanto, de no querer que se forme gobierno en España cuando ya han pasado 73 días desde las elecciones generales. El análisis facial de emociones muestra la TRAICIÓN de Pedro Sánchez cuando se dirigía a Podemos. Sus emociones resultan muy coherentes con su verbalización puesto que Sánchez ha estado durante semanas tratando de pactar con las “fuerzas del cambio” y únicamente ha conseguido el apoyo de Ciudadanos y el alejamiento cada vez más claro de Podemos. Esta emoción se mezcla también con la indignación, la consternación o el enfado que Sánchez manifiesta ante esta situación.

El orgullo de Mariano Rajoy


El actual presidente en funciones acudió a la sesión de investidura tras haber declinado el ofrecimiento de Felipe VI a ser investido Presidente del Gobierno. Rajoy hizo uso del turno de alusiones, por el que fue reprendido por Patxi López, dirigiéndose a Albert Rivera. En esta parte mostró el ORGULLO al hablar de las elecciones ganadas por el PP. Rajoy resulta coherente con su verbalización ya que él se siente satisfecho de haber ganado las elecciones a pesar de que al no tener mayoría absoluta, él no haya podido ser Presidente del Gobierno de España por segunda legislatura consecutiva. Además, el líder popular también expresó TRAICIÓN y TRISTEZA al referirse a la investidura de Pedro Sánchez por la que su partido votó en contra el miércoles y previsiblemente lo hará el viernes de la misma manera.

La consternación de Pablo Iglesias


Pablo Iglesias construyó un discurso lleno de fuerza y con acercamientos a la clase trabajadora donde parafraseó a símbolos de la izquierda como el propio fundador del PSOE, su homónimo Pablo Iglesias. En este fragmento de su discurso, Iglesias repetidamente negó que Podemos fuera a votar a favor de la investidura de Sánchez o a favor del pacto que el partido socialista ha firmado con Ciudadanos. Pablo Iglesias afirmó que este pacto estaba hecho “a la medida de las oligarquías”. La CONSTERNACIÓN fue la emoción  clave revelada por Pablo Iglesias en este momento de su discurso, combinación de sorpresa y miedo. Llama la atención laINDIGNACIÓN que muestra al dirigirse al PSOE y recordarle que ha elegido pactar con Ciudadanos, y no con ellos, a los que al principio de la campaña identificaba como “las nuevas generaciones del Partido Popular”.

La indignación de Albert Rivera


Albert Rivera realizó en esta sesión de investidura el discurso más emotivo de los que se concedieron en el Congreso. Su partido, junto con el PSOE, era el único que había firmado el pacto de gobierno junto a Pedro Sánchez y el único que iba a votar a favor de esta investidura. La tranquilidad que le proporcionaba esta postura dada por los acontecimientos, confirió a su discurso una coherencia absoluta. La INDIGNACIÓN y la CONSTERNACIÓN fueron el eje del discurso cuando hablaba del pasado y de las reformas y los cambios que piensan llevar al Congreso. El ODIO mostrado en “no hemos venido aquí para que todo siga igual” o en “nunca quisieron algunos de ustedes” muestra el rechazo del líder de Ciudadanos hacia la vieja política y el ORGULLO en “estoy orgulloso de ello” muestra su deleite hacia los cambios que actualmente se han llevado a cabo en la formación del Congreso con los cientos de nuevos diputados de los nuevos partidos como Ciudadanos o Podemos.

La traición de Alberto Garzón


Al igual que en la comparecencia de prensa del líder de IU tras la primera sesión de investidura, las emociones de la segunda sesión de investidura de Alberto Garzón vuelven a repetirse y este muestra otra vez TRAICIÓN hacia el PSOE y el “acuerdo económico de derechas” que ha firmado con Ciudadanos. Es tajante el joven diputado al hablar de “quitarle la economía a Albert Rivera” donde muestra una mezcla de ODIO, combinación de enfado y desagrado, y ORGULLO, combinación de enfado y felicidad, que indica la indignación que esta situación le produce al ver cada vez más lejos el gran pacto de izquierdas que semanas atrás tenía altas probabilidades de llevarse a cabo.
Este próximo viernes se llevará a cabo la tercera sesión de investidura, donde Pedro Sánchez tendrá una nueva oportunidad de ser investido si obtiene mayoría simple del Congreso. Seguiremos atentos a los próximos meses, puesto que todo indica a que tampoco en este caso Sánchez logrará suficientes apoyos.
fuente/barometropoliticoemocional.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.