04 mayo 2016

¿Cómo los Maestros Guían a la Humanidad?



No es como la gente se lo imagina, no es un programa predeterminado que cada persona tendría que seguir como en las escuelas. En realidad, los Maestros que componen la Jerarquía que guía el desarrollo de la humanidad, para poder realizar su labor, formar un egregor.

(En el esoterismo, un egregor es una “forma de pensamiento” generada por la mente colectiva de un grupo, esta forma se convierte en una entidad psíquica autónoma capaz de influir y afectar a los demás)

¿Por qué un egregor?

Por dos razones:

La primera, porque los Maestros por muy grandes que sean, no pueden estar en todas partes a la vez, tratando de inspirar a tal individuo en un lugar y al mismo tiempo inspirar a otro en el otro lado del planeta, sanar a través del que está en África y dar una conferencia a través del que está en América, etc.
La segunda, porque los Maestros a pesar de todos sus poderes, no podrían hacer evolucionar a la humanidad, haciéndolo de forma independiente. Si un Maestro proyectara su pensamiento solo, sería destruido porque al hacerlo, se echaría a la arena sangrienta que representa la Tierra y a pesar de todo su poder, no podría luchar solo contra los millones de pensamientos oscuros que existen, que se abalanzarían sobre él y lo aniquilarían.

Así que los Maestros para poder efectuar el plan de desarrollo se juntan, porque la Unión es la más grande de las fuerzas. Estando unidos, los Maestros pueden resistir a los millones y millones de pequeños diablos que son los humanos, mientras que no están todavía lo suficientemente evolucionados.


¿Cómo se elabora el plan?

No es a un nivel mental. Los Maestros no están en Shambala caminando en círculo, reflexionando cómo le van hacer para evolucionar a la humanidad. Dado que ellos conocen el mundo, puesto que están conectados con él (ver los maestros sufren con la humanidad) tienen conocimiento de la escala vibratoria en la que viven los humanos y saben que es justo un grado más arriba lo que necesitan. Entonces, se reúnen y emiten un pensamiento puro (el egregor). Ahí está el secreto. Y a través de este pensamiento puro, todos los cambios son posibles en la Tierra, porque el pensamiento puro es una fuerza extraordinaria.

Ustedes mismos lo pueden experimentar. Vayan a un lugar en donde no los quieran, en donde haya hostilidad hacia ustedes y emitan un pensamiento puro, pero de una pureza constante y no solo una pureza prefabricada para ver si funciona. Y verán que aquellos que estaban en contra de ustedes, vendrán hacia ustedes, si están dispuestos o son sensibles a esa pureza de pensamiento, mientras que los otros se alejaran. Es esa pureza en la vibración del pensamiento que el hombre debe alcanzar.

¿Qué hacen los Maestros?

Ellos envían un pensamiento puro, lleno de amor, lleno de armonía, con la noción de perfección y cuando esa energía llega al nivel vibratorio de los hombres y choca con lo contrario de lo que es su naturaleza, la energía crea ella misma un plan de acción. Esta energía está viva, puesto que fue elaborada por seres vivientes y puesto que está viva, puede crear.

Del mismo modo y eso es bien conocido por los magos, cuando quieren crear algo o cuando quieren que un acontecimiento se produzca. Se reúnen y piensan en el objetivo, lo visualizan, lo crean a nivel vibratorio, en otras palabras forman un egregor y casualmente un día este se manifiesta en el plano físico. El plan es eso. El plan no es un programa que los Maestros elaboraron mentalmente. El plan es un egregor de perfección que plana sobre la Tierra como un gran fénix de luz azul.


Y cuando pasa por encima de los humanos capaces de sentirlo, estos humanos son inspirados a actuar y se convierten en los emisarios del egregor. Así que aunque se pueda decir que tal persona ayuda por la acción del Maestro Kuthumi, o que tal otra cura por la acción del Maestro Morya u otro Maestro. Es cierto, pero, al mismo tiempo es falso.

Es falso porque no es Kuthumi en persona quien viene a ayudar, no es Morya en persona quien viene a curar o hacer otra cosa, pero al mismo tiempo es cierto, porque es su energía. Todo es verdad y todo es mentira, en la medida que hay una imagen. No digan: es Kuthumi quien viene, es Jesús quien viene u otro ser elevado. No digan que es tal personaje. Piensen que es su energía, es más justo.

El Maestro puede inspirar a varios discípulos a la vez, es cierto, pero ¿cómo lo hace?

Lo puede, porque no da de su persona, sino que envía su energía y como su energía es su conciencia, entonces se encuentra tanto en su monasterio, como al lado de sus discípulos en la tierra. Es por eso que Jesucristo dijo: “Permanezco entre ustedes, les dejo mi espíritu.”

Y es a través de ese medio que cada Maestro llega a cierta omnipresencia. Su omnipresencia es real, pero es energética, no es física. Entonces, cuando los Maestros emiten un pensamiento puro, un amor puro, todo un plan se realiza.

Esta energía es la condensación, la concentración, el sustrato, la esencia del pensamiento de todos los Maestros de la Jerarquía. Este egregor existe como una forma divina nacida del pensamiento puro de la Jerarquía que busca expresar las verdades divinas en el plano físico. Y puesto que esa entidad es inteligente, ella concibe el plan para lograrlo. Estando más cerca de los hombres, está más apta para inspirarlos de la manera propicia, entonces, crea situaciones como una organización no gubernamental, un movimiento ecologista, etc.

Y es gracias a esta forma que la humanidad avanza. Ella va intentar encontrar una solución a todos los pequeños problemas, incluso los más materiales. Por ejemplo se dice: “¡Hey, hey! Los hombres están saqueando la Tierra, están destruyendo el medio ambiente que les da vida.” De hecho para ella tal comportamiento es un enigma.

¿Cómo pueden los hombres derrumbar todos los árboles, si son los árboles los que les permiten respirar?

Por la avidez de bienes materiales superfluos, los hombres están destruyendo ¡su mayor tesoro! Os digo que si no tuviéramos el sentido del humor, a veces lloraríamos. Pero no podemos culparlos completamente, ya que están evolucionando. Es por eso que les enseñamos suavemente, gentilmente, olvidando los reproches que nos hacen y tratando de hacerles comprender cuál es su responsabilidad.

¿Qué hace la forma cuando ve que los hombres están destruyendo la naturaleza que les da la vida?

Inspira personas receptivas para crear un movimiento ecologista y estas a su vez van a inspirar a otras personas para la conservación del medio ambiente. Y así, esta forma inspira a millones de personas en los temas más diversos.

Es por eso que les digo después de cada sesión, que cualquiera de ustedes puede hacer que desde mañana un nuevo mundo se manifieste. Es posible, no porque Kuthumi los habrá visto y los encontrará dignos de ser su discípulo. Sino porque si tienen la actitud interior, la voluntad y alcanzan cierto grado de pureza, esta energía descenderá hacia ustedes. Esto quiere decir que en cualquier momento, cualquiera, si quiere, puede ser un constructor del nuevo mundo.

fuente/esoterismo-guia.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.