21 mayo 2016

¿Sabes que es un EGREGOR?


Egrégores, peligrosas entidades creadas a partir del pensamiento colectivo.

Aquellas personas que han tenido experiencias extracorporales o fuera del cuerpo han asegurado haber visto extrañas entidades mientras se encontraban en ese estado de conciencia. Mientras que algunas de estas entidades son claramente seres inteligentes, otras son misteriosas formas sin sentido, vagando por las habitaciones. No son seres angelicales ni demoníacas, ni tampoco seres extraterrestres procedentes de otras dimensiones. Estas extrañas formas son egrégores, entidades creadas por la conciencia humana colectiva y que puede existen en el reino espiritual que nos rodea.

¿Que son los egrégores?

Varios escritores esotéricos han tratado de describir los egrégores. Algunos los describen como formas de pensamiento creadas por la visualización, otros como una especie de ángeles dispuestos a seguir órdenes. Pero el profesor Gabriel Emerson, experto en las obras literarias de Dante, describió al egrégor como una entidad psíquica o una forma de pensamiento que se compone de fuertes influencias energéticas y emocionales producida por poderosos pensamientos colectivos vigentes.


En un contexto oculto o mágico, un egregor es el resumen de las energías físicas, emocionales, mentales y espirituales generadas por dos o más personas que vibran juntos hacia el mismo objetivo; un sub-producto de nuestro proceso creativo personal como co-creadores de nuestra realidad.

Los egrégores no son buenos ni malos, simplemente son producidos por sentimientos como la ira, los celos, la alegría, las mentiras, la amargura, la decepción, la pereza, el odio, el rencor, etc… por lo que su verdadero origen es la humanidad. Vive en el plano físico a través del ser humano y el plano astral de sus adherentes.

Cualquier adepto de movimientos (políticos, deportivos, religiosos…) se convierte en una célula de estas entidades. Para crear un egrégor es necesario que todos los miembros del grupo emitan la misma energía de vibración y que proporcionen regularidad a sus emociones. Para cumplir con ello, los líderes de estos círculos realizan mítines, reuniones, o cultos con el único fin de aumentar el poder del egrégor. Cuanto mayor sea la energía emitida por todos los miembros, mayor será la entidad y más fácilmente se lograrán los objetivos. La vida material del egrégor depende del número de miembros de un grupo, su disciplina, su unión, y su vibración energética.

Ten cuidado con los pensamientos negativos

Toda la realidad física se compone de vibraciones de energía. Los pensamientos también son vibraciones energéticas. Este no es ningún concepto ni ninguna teoría, sino más bien la nueva realidad sobre nuestra existencia. Los pensamientos tienen una poderosa influencia y nos afectan en todo lo que nos sucede. Si estamos pasando por un mal momento en nuestras vidas y todo los que nos rodea es aparentemente negativo, comenzamos a generar pensamientos negativos y nos invade sentimientos de tristeza, miedo, ira, etc… lo que es conocido como el envenenamiento del alma.

Egrégores

La mayoría de las conexiones con egrégores negativos provienen de “contratos” realizados con entidades físicas o astrales en el intercambio de bienes para conseguir poder, fama o dinero. Además, algunos de estos contratos o pactos pueden venir de persecuciones emocionales, que en algún momento nació de la intención de mantener a la víctima bajo su dominio. Algunas de estas conexiones también se pueden activar a través de vicios, adicciones y actividades sexuales. Cuando un alma se compromete a este tipo de energías oscuras, siempre existe la tendencia a perder energía vital que puede resultar en el compromiso de la esencia monádica.

Es a partir del momento que comenzamos a alimentar al egrégor negativo, sentiremos que todas las circunstancias van a peor. Comenzaremos a sentir que necesitamos alimentar nuestra amargura, por lo que entraremos en un círculo vicioso. El egregor negativo ya se encontrará entre nosotros a nuestro alrededor, convirtiéndose en un cáncer oculto. Algunos teóricos de la conspiración aseguran que en ciertas fechas se utilizan los sentimientos de las personas para generar pensamientos negativos y así materializar ciertos egrégores.

Materializando egrégores

Pero el egrégor también tiene una parte bastante oscura y peligrosa. Si el proceso del egrégor se mantiene en el tiempo, puede acabar cobrando vida propia, convirtiéndose en una entidad tan poderosa que continuaría existiendo incluso siglos después, adhiriéndose a otros grupos de personas preparadas para alimentar su “sed energética”. Un ejemplo de esto lo encontramos en el conocido ocultista Aleister Crowley, quien consiguió invocar a un egregor que había estado latente durante siglos. Crowley utilizó la primera sección del grimorio del siglo XVII “La Llave Menor de Salomón” que contenía las descripciones de setenta y dos demonios, y lo utilizó para adquirir influencia, poder y riqueza.

Egrégores peligrosas entidades pensamiento

Pero los expertos en el tema advierten que cualquiera que trate de utilizar negativamente un egrégor se puede ver envuelto en la manipulación de sus capcidades psíquicas y las restricciones de las libertades internas. Lo peor de todo, el egrégor puede aparecer para convertirse en el amo de todo un colectivo. Algunos van mucho más allá, asegurando que estas manifestaciones afectan a la Tierra, con fuertes terremotos, erupciones volcánicas y otros desastres naturales.

Puedes controlarlos

Y no podíamos acabar este articulo sin destacar que lo más importante es darse cuenta de que los egrégores son completamente controlables. Ellos están bajo el poder de los pensamientos y condicionados a nuestras vibraciones energéticas. Cualquier programación de autoestima positiva será utilizada por estas entidades. Según explica la reconocida vidente Elise Defer en su blog, una afirmación positiva no necesariamente tiene que ser una lista escrita a mano o con frases que indican lo que debes pensar a lo largo del día. Tus pensamientos, emociones y sentimientos tienen que ser espontáneos y también tus afirmaciones.

Por lo que los egrégores deben ser únicamente utilizados para nuestro beneficio y en ningún caso para causar daño a terceras personas. Tenemos que tener claro que podemos crearlos y debemos alimentarlos con energía positiva.





Nuevos Códigos sagrados de protección

Les comparto hoy estos códigos canalizados por Agesta el 09/10/15. Siento que recitar ambos códigos dos días seguidos me ayudaron a terminar de resolver lo que fuera que me estuviera afectando, y como he visto que otras personas están pasando momentos similares, pensé que tal vez les sirva mi experiencia. Bendiciones siempre, amados míos!

El mensaje de Agesta explica lo siguiente:

“323: Este número es poderoso. Por medio de él, podrán librarse de las acciones de enemigos kármicos desencarnados. En mi experiencia profesional he comprobado que en muchos casos, estas entidades después de abandonar el plano físico, continúan actuando negativamente sobre quienes eran sus blancos en la tierra. En simples palabras. continúan con su trabajo desde otros planos. A menudo estos opresores hacen pactos con seres del bajo astral o personas encarnadas para seguir maltratando a individuos la mayoría de las veces inocentes de lo que les está pasando.

Esta es la gran ventaja de despertar, porque como tantas veces les he dicho, “nada es lo que parece”. Los Seres de Luz en su infinita bondad, ilumínan a esas Almas vivas, para que tómen consciencia de los hechos y úsen los correctivos del caso. En este orden de ideas, para que rómpan esos lazos que los átan a entidades negativas. En una próxima entrega les pondré ejemplos de casos que he tratado, para que téngan claridad y obren en consecuencia.

1611: este número brinda protección contra egrégores.”

Para aclarar este punto, recuerdan los libros o películas de Harry Potter, en las que unos entes malévolos con forma de fantasmas grises atacaban a Harry? pues eso son.

Les dejo la explicación de Brinda Mair sobre estas creaciones:

“Los egrégores son Creaciones nuestras, creaciones de cada uno de nosotros, Todos Creamos Egrégores porque la energía de Dios que se distribuye por todo el cosmos es energía Vida, es energía SABIA, es energía que Tiene la capacidad de PENSAR, pero es energía Neutra. Esta energía es Capaz de Convertirse en cualquier cosa, ¿Cómo se convierte?, ¿Quién le da FORMA? ¿Quién la Polariza con Amor u Odio? ¿Quién le da el Impulso Inicial para que actúe?… NOSOTROS, cada uno de nosotros al Pensar y Sentir polarizamos constantemente Inconscientemente la energía de Dios Neutra que Recorre nuestro Ser.

Esta energía PENSANTE de creación Nuestra es un Egrégor, es como un HIJO creado por su Creador (nosotros).

Este Hijo existe en un plano etérico y como es Nuestro Hijo, nosotros lo debemos mantener ¿verdad?, este hijo si lo hemos polarizado con Odios, sufrimientos y rabias, esta será su esencia.

Este hijo al ser Energía Pensante tiene una vida “Limitada” de existencia, y lo pongo entre Comillas!

Si el problema que causó grados de Odio y Creó este egregor desaparece, ¿este Hijo ( Egregor) muere?… si el creador toma conciencia de esta Realidad y le denega con fuerza la energía que lo mantiene SI, pero lo mas normal es que este hijo ponga en marcha un mecanismo de SUPERVIVENCIA Inspirando y Empujando a su CREADOR a que nuevamente genera la Energía que lo mantiene Vivo de la que se alimenta, es decir la circunstancia de Odio…

Si el sufrimiento sigue y sigue, se repite y se repite, nuestro hijo (Egregor) que se alimenta de la energía que emanamos crece y crece hasta que va adquiriendo Forma física- etérica, más Inteligencia pero no tiene Evolución y por tanto no tiene discernimiento de lo que está Bien o Mal, este Hijo se convierte en un “Pequeño” Demonio.

Cuando se produce un 11S o un 11 M o en un “Simple” partido de Fútbol, ¿Os podéis imaginar lo GRANDE, Enorme, Inteligente que se convierte el Egregor generado por una colectividad?




Este Egregor es un auténtico “Demonio” sin escrúpulos porque genera Grandes desastres, sufrimientos y desgracias ante el enorme alimento que necesita, cuanto mayor sean sus necesidades, mayor será el desastre que se produzca.

Estos egrégores son la causa de muchas enfermedades y lo explicaré con un ejemplo:

“Me ha salido un Granito , Joder!!! (perdón)” … ya he creado un egregor Hijo, este egregor hijo hace que yo vuelva a pensar con el dichoso Granito una y otra vez, mientras se alimenta de mi y se hace mas grande y por otra parte 

Decreto para que esta energía Realimente en mi cuerpo la Manifestación de otro Granito… 

Este proceso si no se conoce puede durar Años y puede a llegar de que en vez de ser un granito Degenere a otro mal Mayor…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.