25 abril 2017

60 segundos de tu voz son suficientes para que esta tecnología pueda imitarla y decir lo que sea

Una startup en Canadá ha desarrollado un nuevo algoritmo de programación que es capaz de imitar la voz de cualquier persona con tan solo escuchar 60 segundos de su voz. Luego, es capaz de decir con esta voz lo que se le indique mediante texto.

Similar al algoritmo presentado por la gente de Adobe, pero técnicamente más avanzado, la gente detrás de Lyrebird, utiliza inteligencia artificial y machine learning para sintetizar el habla basado en muestras de audio. Sorprendentemente, es capaz de replicar hasta las emociones a través del habla, haciéndola mucho más natural.

Pero el trabajo detrás de Lyrebird no termina con imitar las voces de las personas. Su algoritmo puede ser utilizado para crear nuevas voces a partir de otras. Una vez identifica la clave de voz de cada persona en las muestras proporcionadas, esta es utilizada para generar palabras desde cero. Puede variarse la entonación de cada palabra, por lo que es posible hacer que una misma oración pueda sonar de diferentes formas.

Todo lo anterior parece de ciencia ficción cuando lo leemos, pero la gente detrás de Lyrebird ha preparado una presentación basándose en las voces de el presidente Barack Obama, el presidente Donald Trump, y la ex-candidata demócrata Hillary Clinton. En el corto de audio podemos escuchar a los tres explicando la tecnología de Lyrebird:






Según la empresa, el objetivo es de mejorar las voces que se utilizan en los asistentes virtuales. Con la tecnología de Lyrebird, las empresas podrían desarrollar sintetizadores de voz más naturales y adecuados para personas con discapacidades.

La empresa advierte además, que han liberado su API con el objeto de que seamos conscientes de que imitar la voz de una persona es posible. Claramente, este tipo de tecnología podría tener serias consecuencias si tomamos en cuenta que hay entidades bancarias que están utilizando la voz como alternativa a las contraseñas.

Esto a la vez pone de manifiesto que el uso de grabaciones como evidencia en juicios puede volverse inútil si tomamos en cuenta que la tecnología para imitar voces puede ser fácilmente aplicada. Al respecto Lyrebird no ofrece garantías que ayuden a solventar dicho problema hipotético.


Por Francisco Espinoza - Abr 25, 2017
fuente/www.tekcrispy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.