09 abril 2015

Cuidado con los "robots asesinos": Human Rights Watch pide prohibirlos antes de que sea tarde.

"Las armas autónomas al 100% todavía no existen. Pero la tecnología se está moviendo en esa dirección y ya hay precursores en uso o en desarrollo". Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado la ONG Human Rights Watch en un informe conjunto que han publicado junto a la Universidad de Harvard. En él piden a la ONU y a los propios países que prohíban las armas letales que funcionen de forma autónoma antes de que éstas comiencen a fabricarse.

Según dicho informe, las armas autónomas tendrían que tomar sus propias decisiones sobre el uso de fuerza letal sin contar con algunas características puramente humanas, como la compasión y el propio juicio de la persona. No sólo eso, sino que explican cómo sería difícil atribuir la responsabilidad de un acto a una de estas máquinas en el caso de que cometiera un crimen de guerra y también aseguran que volverían a generar una carrera armamentística entre países.

"Una vez desarrolladas, las armas completamente autónomas podrían llegar hasta países irresponsables o a otros grupos armados, dándoles máquinas que pueden ser programadas para matar indiscriminadamente a sus propios civiles o a las poblaciones enemigas", explican en el informe

¿Quién es el responsable?

En dicho informe se paran con detalle a analizar precisamente la responsabilidad criminal y la responsabilidad civil de este tipo de robots diseñados para matar. "Las armas no podrían ser consideradas responsables de sus actos porque ellas podrían no actuar con intenciones criminales, lo que quedaría fuera de la jurisdicción de los tribunales internacionales y no podría ser castigado".

La ausencia de castigos podría crear un "clima de impunidad y producir consecuencias negativas importantes en supervivientes y también en la sociedad como conjunto", denuncian en el documento. En declaraciones a The Guardian, uno de los responsables de HRW ponía varios ejemplos: "el no existir responsabilidad legal significa que no se podrán evitar crímenes futuros, no habrá retribuciones para las víctimas y no habrá condena social al responsable".

Por todo ello, desde HRW piden "prohibir el desarrollo, producción y uso de las armas completamente autónomas" a través de una institución internacional con implicaciones legales. Además, recomiendan que cada país desarrolle sus propias leyes para prohibir esto mismo. El documento llega al público unos días antes de que la ONU se reúna para debatir sobre las armas letales autónomas, en una conferencia con expertos que se celebrará del 13 al 17 de abril.

Informe completo | Human Rights Watch
fuente del texto/Xataka.com


¿Estamos lejos o cerca de lo que se presentó en la Gran Pantalla el año 1984 con el estreno de la película Terminator?. ¿ Qué opinas?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.