09 abril 2015

Se descubren moléculas orgánicas en un sistema solar en formación: no somos especiales.

Alma 1


Astrónomos que trabajan en el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) han descubierto la presencia de moléculas orgánicas complejas en una estrella en formación, conocida como MWC 480, y que está a 455 años luz de distancia. Este hito parece dejar claro que esas moléculas, fundamentales para la vida, están presentes en todo el Universo.

Las observaciones de esta matriz de telescopios han permitido detectar grandes cantidades de acetonitrilo (CH3CN), una molécula compleja basada en el carbono. Tanto esta molécula como el ácido cianhídrico fueron detectados en una región que los astrónomos creen que es análoga al Cinturón de Kuiper que está situado en los confines del sistema solar.

Karin Oberg, una de las principales responsables de este estudio, ha explicado que "ahora tenemos incluso evidencias más sólidas de que la misma química existe en todos los rincones del Universo, en regiones que podrían formar sistemas solares parecidos al nuestro". Las moléculas detectadas en MWC 480 se han encontrado en concentraciones similares en los cometas del Sistema Solar.

Hasta ahora no estaba claro si las moléculas orgánicas podían sobrevivir al entorno de la creación de un nuevo sistema solar, en el que aspectos como la radiación pueden romber enlaces químicos. Estas observaciones no solo demuestran que sobreviven, sino que además crecen y evolucionan. "Una vez más, hemos comprobado que no somos especiales. Desde el punto de vista de la vida en el Universo, estas son grandes noticias", concluía Oberg.

Vía | ESO
fuente/Xataka

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios irrelevantes e irrespetuosos serán omitidos.